Skip to Content

AOL Tech

Nokia 808 PureView: Análisis

En pleno Mobile World Congress, Nokia sorprendió a todos los allí presentes con el lanzamiento de un nuevo terminal con Symbian en sus extrañas. Y no, la sorpresa no se debía a la apuesta por el moribundo sistema operativo -bueno, también-, sino a la presencia en su ficha técnica de una cifra difícil de asimilar: 41 megapíxeles. Esa es la resolución del sensor que monta este 808 PureView, un captor que levantó las sospechas de los más incrédulos y que rápidamente convenció a los que se pasaban por el stand. Ahora, con las aguas más calmadas, hemos recibido una unidad de prueba con la que poder exprimir al máximo sus posibilidades y conocer hasta dónde es capaz de llegar lo que de primeras parece un teléfono con fecha de caducidad.

¿Será capaz de sorprendernos este Symbian con cámara del futuro? Pasemos a averiguarlo.

Hardware y diseño

Una sólida construcción es desde siempre uno de los sellos de identidad más destacados de los finlandeses, y no podía faltar en este 808 PureView. El diseño y calidad de los componentes han sido mimados hasta el último tornillo, y prueba de ello es la excelente ergonomía y sensación de acabado que ofrece una vez que lo tenemos en la mano. Es cierto que el terminal sufre un ligero sobrepeso debido a sus dimensiones y grosor, aunque se mantiene dentro del margen soportable (169 gramos). Esto se debe básicamente a la incorporación del sensor y la óptica, un conjunto que elevan las medidas hasta los 13,9 milímetros de su máximo grosor y que forman una joroba mucho más pronunciada que la que encontrábamos en el N8. Y ya que hablamos del N8, sorprende ver como Nokia ha pasado del metal al plástico, por no hablar del policarbonato de los Lumia, aunque debemos decir a su favor que la carcasa es extremadamente resistente y ofrece un tacto excepcional con su acabado mate y rugoso.



Música: Summers Coming

La tapa trasera se retira fácilmente a través de un pequeño pliegue ubicado en la zona inferior, y esta se siente sólida y resistente gracias al sensor NFC que esconde en su interior, ya que la placa de baquelita actúa a modo de armazón interno. A un lado nos encontramos con los botones de volumen, bloqueo y disparador, mientras que la banda izquierda se encuentra completamente despejada. Arriba, sitio para la salida micro HDMI, micro USB y de auriculares, además del micrófono encargado de la cancelación de ruido. La parte frontal destaca por su simpleza, y en ella sólo podemos encontrar la pantalla de 4 pulgadas perfectamente camuflada, una barra flexible que esconde los tres botones clásicos de Symbian y la cámara frontal en la zona superior. Debajo de la tapa se encuentra una pequeña batería de 1.400 mAH, y tras ella las ranuras micro-SIM y microSD con las que poder ampliar los 16 GB internos hasta unos sorprendentes 48 GB.

A nivel de hardware interno, el 808 PureView monta un procesador ARM 11 de 1.300 MHz de un sólo núcleo y 512 MB de RAM, una pareja acompañada de otro tipo de especificaciones como el Bluetooth 3.0, WiFi 802.11 b/g/n, Certificación DLNA, HSUPA Cat6 a 5,76 Mbps y acelerómetro.

Nokia 808 PureView
Sistema Operativo Symbian Belle
Pantalla AMOLED de 4 pulgadas con tecnología ClearBlack
Resolución panel 360 x 640 píxeles (184 ppp)
Procesador ARM 11 @ 1.3 GHz (un sólo núcleo)
GPU Broadcom BCM2763
Memoria RAM
512 MB / 1 GB ROM
Almacenamiento
16 GB (ampliables con tarjetas microSD de hasta 32 GB)
Red GSM 850 / 900 / 1800 / 1900 -
HSDPA 850, 900, 1700, 1900, 2100
Conectividad microUSB, HDMI 2.0, Bluetooth 3,0, Wi-Fi 802.11 b/g/n, DLNA, USB on the go
GPS aGPS
Cámara frontal VGA a 30 fps
Cámara trasera 41 MP (hasta 38 efectivos con resolución de 7.152 x 5.368 píxeles) con flash xenón y filtro de densidad neutra
Grabación de vídeo 1.080/30fps
Acelerómetro
Giroscopio No
Brújula digital
Gorilla Glass
NFC
Batería 1.400 mAh
Medidas 123,9 x 60,2 x 13,9 mm
Peso 169 gramos
Accesorios especiales Cargador externo, funda protectora, adaptador para trípode y cable HDMI


Software



Y llegamos posiblemente al mayor hándicap de este teléfono -oye, no sólo lo decimos nosotros, es un clamor popular-. La presentación del potente 808 PureView durante la MWC iba viendo en popa hasta que, de repente, anunció que su sistema operativo no era otro que Symbian -inserte aquí su jarro de agua fría-. A pesar de llevar la última revisión de la plataforma, han sido muchos los que no se han visto del todo satisfechos por esta apuesta de Nokia y hubieran preferido que los finlandeses se decantasen por Windows Phone.

Alegando razones de organización del roadmap, los de Nokia han apostado por incluir la versión belle de Symbian^3, volviéndonos a encontrar así con las cualidades ya conocidas de este SO. Cuatro pantallas de escritorio son las encargadas de dar forma al entorno, pudiendo instalarse sobre ellas widgets y accesos directos que faciliten nuestras peticiones al terminal. Tampoco en el menú de aplicaciones encontramos cambios, estando de nuevo ante un panel de deslizamiento vertical en el que se ordenan por orden de instalación todos aquellos programas que vayamos descargando de su tienda. Todos los que vengan de terminales similares no tendrán por tanto ninguna pérdida a la hora de meterle mano a este Nokia, dado que el fabricante no ha incluido ninguna modificación -excepto en la sección de cámara que veremos más adelante, obvio- que lo diferencie del resto de Symbian del mercado.



El comportamiento del teléfono a la hora de movernos por sus paneles es satisfactorio, con movimientos fluidos y transiciones que no ralentizan demasiado el sistema. A lo sumo encontramos un pequeño lag de refresco al saltar entre los escritorios, siendo un poco más lenta de lo deseado la aparición del fondo de pantalla.

En cuanto a su teclado, tampoco hay novedades respecto a otros teléfonos que porten Belle, ofreciendo una solución cómoda a la hora de manejar el smartphone en apaisado a la vez que algo "justa" cuando utilizamos el terminal en vertical. Como siempre solemos decir, esta apreciación va muy "a gusto del consumidor", aunque en esta ocasión encontramos tal vez que las teclas son especialmente pequeñas y pueden molestar un poco en la escritura a aquellos de dedos más gruesos.

En cuanto a aplicaciones concretas a señalar, podríamos hablar de su navegador, no muy lento en la carga de páginas aunque algo torpe a la hora de hacer zoom por ejemplo. Facebook y Twitter también están presentes en el menú de este Symbian, ofreciendo ambos además widgets (algo básicos) para instalar en el escritorio y acceder así mejor a las actualizaciones de tus contactos. En cuanto a Mapas, nada que no se sepa hasta ahora: la aplicación es una de las propuestas más sanas del ecosistema, con buena precisión y opciones para no perdernos nunca.

En resumidas cuentas digamos que la sensación es que se entremezclan características nuevas y rompedoras como pueden ser su cámara con otras que saben un poco a pasado por culpa de Symbian^3. Mientras que nos imaginamos que hubiera sido de este 808 PureView con WP, no te pierdas el próximo apartado en el que nos adentramos de lleno en su función estrella.

Cámara



Y por fin llegamos al apartado más esperado de este análisis: la cámara. Con un sensor de 41 megapíxeles y un juego de ópticas de 5 elementos Carl Zeiss, el 808 PureView se transforma en "la cámara con teléfono". Y es que su escaso potencial a nivel de software ha dejado que la cámara pese muchísimo en la lista de prestaciones del terminal, y teniendo en cuenta su excelente rendimiento, podríamos decir incluso que las funciones de teléfono pasan rápidamente a un segundo plano. Como no podía ser de otra forma, el teléfono cuenta con un disparador independiente que ayuda a capturar las tomas con mayor facilidad y precisión, ya que ofrece una primera semipulsación para realizar el enfoque y otra segunda más profunda para terminar con el disparo.


Para empezar, deberíamos de hablar de los 41 megapíxeles, una cifra que suena a ciencia ficción pero que verdaderamente es esa. Con un tamaño de 10,82 x 7,52 milímetros, el sensor agrupa 41 millones de píxeles en una superficie 5 veces mayor que la del iPhone 4S. Esto consigue un área total de 7.728 x 5.368 píxeles, pero tal y como te contamos en su día, la superficie útil recorta el sensor, quedándose en los 7.728 x 4.354 píxeles o los 7.152 x 5.368 píxeles según el formato de imagen que elijamos, 4:3 ó 16:9. De esta forma, los modos nativos de disparo que ofrece el terminal son de 38 y 34 megapíxeles, obteniendo imágenes con una calidad de imagen sorprendente que quedan guardadas para la posteridad en un archivo que puede llegar a alcanzar los 14 megas. Este modo de disparo permite configurar todas las opciones de personalización, sin embargo, no ofrece ningún tipo de zoom, por lo que estaremos limitados a una focal fija.

Pincha en cada una de las imágenes para verlas a tamaño completo
Y si todavía no ves con claridad las capacidades del teléfono, sólo hay que hacer una cosa para salir de dudas: disparar. El 808 PureView habla por sí solo cuando empieza a echar fotos. Rápido, sencillo de manejar y con resultados espectaculares, y es que al revisar las tomas a tamaño original podemos ver como obtenemos imágenes con un detalle realmente bueno que confirman la existencia de cada uno de los 41 megapíxeles del sensor, así que ve olvidándote de esas conspiraciones que aseguran que se trata de un proceso de interpolación. El secreto se encuentra en la combinación de varios factores, como son el tamaño de píxeles (1,4 micrones), el tamaño total del sensor (más grande que el de una Canon S95) y la distancia focal de la óptica con el sensor ya que con sus 8,02 milímetros (4 mm en la mayoría de teléfonos del mercado) permite tomar imágenes con excelentes efectos "bokeh".

Pero aún hay más con lo que sorprenderte. Tras el modo de resolución máxima, no podemos dejar de pasar el llamado sistema "PureView" que no se trata de otra cosa que de un sobremuestreo de los píxeles aprovechando la gran densidad de puntos que ofrece el sensor. Para ello, una serie de algoritmos se encargan de fusionar varios píxeles para dar vida a uno definitivo con mucha más información y reduciendo en gran cantidad (llegando a niveles espectaculares) los niveles de ruido. Esta agrupación de píxeles permite la toma de imágenes en resoluciones finales de 8, 5 y 2 megapíxeles, y dependiendo del tamaño seleccionado podremos hacer uso de un "zoom virtual" cuyo funcionamiento se basa en simples recortes de los 34 megapíxeles originales. Para ello sólo tendremos que pulsar sobre la tecla de zoom o pellizcar la pantalla para ajustar rápidamente el cuadrante a capturar (como si se tratara de un zoom óptico); el software se encargará de recortar la imagen en el tamaño seleccionado y aplicarle los ajustes correspondientes -en el vídeo que tienes a continuación podrás ver esto que te contamos-.

Música: Candem Park



Si pasamos a los vídeos el Nokia 808 PureView nos vuelve a sorprender con su claridad y rendimiento. Las imágenes obtenidas en vídeo resultan igual de espectaculares que las capturas estáticas, y el proceso de sobremuestreo vuelve a hacer un trabajo excelente pasando las imágenes a 1080p y 720p con una tasa de refresco de 30 imágenes por segundo. Con un ratio de 20 Mbps, el vídeo capturado podrá disfrutar de zoom, estabilización de imagen y una calidad de audio realmente buena, por lo que al igual que en el apartado fotografía, el 808 PureView se presenta como una seria propuesta para tus grabaciones personales.


No olvides activar el modo 1080p

Para conocer un poco más acerca de la tecnología PureView y del sensor de 41 megapíxeles, siempre puedes echar un ojo al artículo que escribimos el día de su lanzamiento.


Batería y rendimiento



Con 1.400 mAh en su interior, la batería del 808 PureView cumple más de lo esperado. Teniendo en cuenta las imágenes que genera el sensor de 41 megapíxeles, la faceta de reportero fotográfico se reflejará en la vida de la batería debido a la carga que supone el procesado de archivos de casi 14 MB, sin embargo, salva con soltura la jornada completa, pudiendo hacer uso en todo momento de aplicaciones sociales como Twitter o Facebook, navegar por la web, consultar los mapas en algún que otro momento y, por supuesto, contestar las llamadas que nos salgan durante el día.

Teniendo en cuenta que el procesador del PureView es de un sólo núcleo, podríamos pensar que el rendimiento del terminal no cumple con las expectativas, pero todo lo contrario. Su procesador de 1,3 GHz es más que suficiente para manejar las tareas que se plantean en su uso, y pensando de cara al futuro lo más probable es que el catálogo de aplicaciones de Symbian tampoco vaya a ponerle en apuros con juegos de elevadas exigencias técnicas. Nos hemos topado con algún momento de hipo en el sistema, pero en todo momento se ha tratado de un error del software que ha obligado a que una aplicación se cerrase, nada que el procesador no pudiera afrontar.

Conclusión



Estamos sin lugar a dudas ante la innovación técnica más destacada de los últimos años por parte de Nokia. Un giro de tuerca inesperado que ha sabido dar sentido a esos interminables megapíxeles que tanto aburrían en el mercado, y que sobre todo, nunca pensaríamos que llegaran tan pronto a un dispositivo de estas dimensiones. Los 41 megapíxeles del 808 PureView son el claro ejemplo de que en Espoo todavía hay cerebros que pueden sacar adelante la compañía; sin embargo, la decisión de integrarlo en un teléfono Symbian nos ha dejado un agrio sabor de boca. Está claro en cualquier caso que se trata de un ensayo con el que estudiar la respuesta del público, un primer paso con el que coger carrerilla para más adelante dar el salto definitivo hacia la plataforma de Redmond que poco a poco sigue sumando puntos entre los usuarios.

¿Sustituta de la cámara de bolsillo? Absolutamente. Si a día de hoy muchos eran los que apenas sacaban la cámara compacta, con el PureView desaparecerán todo tipo de dudas a la hora de salir a la calle. Su rendimiento y grandes resultados aseguran fotografías de gran calidad para todo tipo de usuarios, sin embargo, echamos en falta más configuraciones con las que los usuarios más avanzados se sientan cómodos a la hora de disparar.

Dicho esto, estamos ante un teléfono capaz que podría ser fácilmente el modelo más apropiado para todos aquellos a los que no les importe tener Symbian como sistema operativo, sin embargo, tal y como hemos comentado anteriormente, el lanzamiento de un dispositivo Windows Phone con esta tecnología dará mucho de qué hablar, pero eso ya lo veremos más adelante.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)

Incluye tu comentario:

Usuarios nuevos

Usuarios existentes

Por favor, asegúrate de que tus comentarios sean relevantes al tema de este artículo. Las direcciones de correo nunca serán publicadas, pero son necesarias para confirmar tus comentarios.

Cuando envies tu nombre y dirección de correo, recibirás un enlace por correo electrónico para que confirmes tu comentario, y una contraseña. Para ingresar otro comentario usa la contraseña proporcionada.

Para incluir un enlace, tan sólo escribe la dirección de la página (URL, incluyendo http://) o la dirección de correo, y nosotros lo convertiremos en un enlace. Puedes incluir hasta 3 enlaces en tus comentarios. Los finales de línea y los párrafos serán convertidos automáticamente - no necesitas usar las etiquetas <p> o <br />.

Recuerda que los enlaces que no estén relacionados con el tema serán considerados como spam, y podrían causar que tu comentario sea eliminado. Y sí, los comentarios son moderados.



Galerías destacadas



Noticias AOL