Skip to Content

AOL Tech

HP Envy 14 Spectre, análisis

HP Envy 14 Spectre, análisis
Desde que comenzó a dar sus primeros pasos, el segmento ultrabook se ha caracterizado por unas tarifas no del todo asequibles en comparación con los tablets a los que intenta hacer frente, auténtica pesadilla de los fabricantes tradicionales en esta nueva era que algunos ya se atreven a bautizar como post-PC. El atractivo HP Envy 14 Spectre es en este aspecto algo contradictorio, puesto que aúna un precio de portátil tradicional de gama media-alta con un diseño que solo entra con calzador en la tipología ultrabook más tradicional.

Descendiente del anterior Envy 14, un laptop tirando a regordete, con gráficos dedicados y una unidad óptica de toda la vida, el nuevo Spectre se presenta como un ultraportátil de lujo, con una refinada estética, una brillante pantalla 1.600x900 y algunos detalles interesantes que lo distancian del pelotón. ¿Lo suficiente para justificar los 1.500 euros que pide HP? Sigue leyendo si quieres saberlo.


Un vistazo en vídeo



[Vídeo en YouTube]


Diseño


Presentado en uno de los numerosos eventos paralelos que se celebran todos los años al calor del CES, el Envy 14 Spectre nos sedujo por el atrevido uso de cristal Gorilla Glass no solo como elemento protector, sino también estético y estructural, encontrando uso en su pantalla, la tapa y el reposamanos. HP puede sacar pecho para colgarse la medalla, porque hasta ahora no hemos visto ningún otro portátil, ultrabook o de cualquier otro tipo, que haya utilizado el resistente cristal de Corning de manera tan extensa y creativa. Según HP, este material tiene dos importantes beneficios: es más resistente a los arañazos de los anillos y relojes que el tradicional plástico o el aluminio cepillado, y además hace posible integrar un módulo de comunicaciones NFC sin problema alguno.

Curiosamente, el cristal Gorilla Glass posee un tercer e inesperado beneficio: hace que el portátil se sienta increíblemente sólido, más incluso que cualquier equipo convencional de aluminio. La lámina de vidrio que cubre la tapa del portátil (con el logo de HP iluminado) evita el más mínimo atisbo de flexibilidad y convierte al HP Envy 14 Spectre en el ultrabook más rígido que he visto hasta la fecha. Uno casi tiene la impresión de que podría utilizarlo como arma contundente; si entra un ladrón en casa, no tengas miedo: tíraselo a la cara. Su acristalada superficie también lo convierte en uno de los ultrabooks más sucios, mostrando una habilidad prodigiosa para retener tus oleosas huellas dactilares (otro consejo gratuito de Engadget: si te compras un Spectre, intenta cambiar los Cheetos por zanahorias).


El resto del diseño y la calidad constructiva del Envy 14 Spectre son igualmente encomiables. Si bien no tiene un chasis unibody como otros ultrabooks, su evidente solidez se ve compensada con el excelente tacto de todos y cada uno de sus componentes externos, desde su delicioso teclado a los controles secundarios (incluyendo la suave rueda dentada utilizada para controlar el volumen). Menos brillante es el número de puertos, y es que HP solo ha incluido un lector de tarjetas, dos USB (2.0 y 3.0), un puerto Ethernet, un conector de audio, un HDMI y un mini DisplayPort que encantados de la vida hubiéramos sustituido por un tercer puerto USB. Todos estos puertos se sitúan en el lado izquierdo del portátil; a la derecha encontramos el conector de alimentación, el control de volumen, el botón de mute y el lanzador de opciones del sistema Beats.

No tiene unidad óptica ni la quiere, cosa que por otro lado es absolutamente común en su segmento. Sobre este aspecto hemos de decir que aunque las necesidades de cada persona varían notablemente, en Engadget nos es mucho más práctico un conector Ethernet convencional que un lector de DVD o Blu-ray; la recepción WiFi en numerosos eventos es lamentable y perder un adaptador como los ofrecidos para otros ultrabooks te puede dejar vendido. Este es un detalle que realmente se agradece.

Todo esto, en total, nos deja con un portátil de 32,7 x 22,1 x 2 cm y 1,8 kg de peso que casi tiene tanto de book como de ultra.


Pantalla y sonido


Vas a tener serias dificultades para encontrar un ultrabook con una pantalla más agradable o un sonido mejor. Así de sencillo.

Mientras que la inmensa mayoría de los ultrabooks disponibles se conforman con paneles de mediocre calidad y resolución (1.366 x 768 siendo la desgraciada norma), HP ha decidido refrendar las características premium del Envy 14 Spectre con un magnífico monitor de 1.600 x 900 píxeles que dejan atrás a prácticamente cualquier rival posible. También significa que el chipset gráfico integrado va a sudar de lo lindo para renderizar cualquier cosa que no sean vídeos o aplicaciones ofimáticas convencionales, pero de eso ya hablaremos más en la sección de rendimiento.

Siguiendo con la calidad de la pantalla, sus colores son excelentes, con un contraste acertado y elevados niveles de brillo, proporcionando una imagen clara y homogénea. Lo más interesante es que según HP el portátil no utiliza un panel IPS, pese a lo cual puede presumir de unos ángulos de visión admirables.


También es destacable el apartado acústico. Aunque las estrecheces de un ultrabook (incluso de uno "gordito" como el este) no parecen apropiadas para albergar unos buenos altavoces, HP se ha propuesto convertir al Envy 14 Spectre en la estrella del rock del segmento. Sus altavoces son rotundos y emiten un sonido de gran nitidez, si bien tampoco podemos pedirles milagros. A un volumen bajo y medio las notas se escuchan con claridad; súbelo desde su agradable dial metálico hacia la mitad superior de la escala (particularmente con música llena de instrumentos entremezclados y/o tonos distintos) y verás que el sonido empieza a tornarse algo ruidoso. ¿Pero para eso están los auriculares no?

Es entonces, al conectar la clavija de los cascos, cuando la colaboración de HP con Beats es más perceptible; los audiófilos, en cualquier caso, ya saben que Beats tiende más al espectáculo sonoro que a la más alta y refinada fidelidad acústica. Tendríamos que irnos al Zenbook UX31 de ASUS, firmado por Bang & Olufsen, para encontrar un ultrabook con un sonido más disfrutable.


Teclado y trackpad


Ultrabook suele ser sinónimo de bajo consumo y dimensiones contenidas, pero también de teclados pobres y poco satisfactorios. El reducido perfil de estos portátiles suele tener por consecuencia casi invariable la presencia de unas teclas que prácticamente parecen pintadas sobre el chasis, pero nos satisface poder contarte que ese no es el caso del Envy 14 Spectre.

No sabemos si por su grosor ligeramente superior a la media o porque HP ha invertido más dinero y esfuerzo que sus rivales, su portátil más lujoso hace gala de un teclado con botones de generoso recorrido, que se hunden todo lo necesario para permitirnos escribir con total seguridad. Las teclas también poseen unas dimensiones acertadas y un espaciado que no es ni excesivamente generoso ni peligrosamente reducido. Desafortunadamente la unidad de análisis tenía un teclado británico, pero su accionamiento es intachable. Igualmente bien recibido es el sistema de iluminación, que integra un LED bajo cada una de las teclas para conseguir un brillo homogéneo y potente. Para ahorrar batería, se puede desactivar desde la tecla F5 o de forma automática usando el sensor de proximidad.


El trackpad también ha sido objeto de atención especial por HP. Está realizado en cristal (juraríamos por el tacto que no es Gorilla Glass) y soporta gestos multitáctiles. La valoración del trackpad es algo peliaguda; algunas personas creen que no resbala lo suficiente y que los botones ofrecen demasiada resistencia, pero a mí me ha parecido casi tan adecuado como el propio teclado, posiblemente porque soy de los que no acarician el touchpad con la punta de los dedos, sino que usan toda la yema. También me ha parecido muy convincente la fuerza con la que los botones se oponen a tus dedos, cuando otros touchpads parece que se vayan a quebrar si ejerces demasiada presión.

No es bajo ninguna circunstancia un trackpad con una baja capacidad de respuesta; simplemente se siente tan resistente como el resto del portátil. Su superficie de cristal también ayuda a transmitir esa sensación de solidez y elevada calidad que no tienen esos odiosos touchpads de juguete tan habituales en ultrabooks más asequibles. Si no te gusta o prefieres un ratón, siempre puedes desactivarlo con unos toquecitos en la esquina superior izquierda (en cuyo caso se enciende un pequeño testigo).


Prestaciones y autonomía


Ya has visto que el Envy 14 Spectre es capaz de enarbolar la bandera del lujo por diseño y calidad percibida, pero esos 1.500 euros tienen que justificarse con algo más que una cara bonita para seducir al consumidor. ¿Lo conseguirá? No son pocos los productos supuestamente de alta gama que intentan suplir un hardware mediocre con un aspecto fuera de lo normal, así que esta es una pregunta más que justificada. Podemos comenzar diciéndote que ni es otro ejemplo de enclenque con una cara bonita, ni consigue establecer nuevas marcas en el segmento ultrabook.

Su ficha técnica debería decirte todo lo que necesitas saber sobre él; bajo su carcasa de vidrio y metal se oculta un procesador Intel Core i5 2467M a 1,6 GHz (la página de HP España muestra un corazón Ivy Bridge a 1,7 GHz, pero la compañía nos confirmó que el ordenador comercializado posee la configuración que pudimos probar), un chipset gráfico integrado Intel HD 3000, 4 GB de RAM y una SSD de 128 GB. Para realizar las pruebas de rendimiento decidimos actualizar el sistema con todos los parches publicados y manteniendo el software instalado de fábrica.


Su puntuación en PCMark Vantage fue de 8.957 puntos, mientras que en 3DMark06 la nota con las opciones por defecto fue de 3.451 puntos; esto significa que su rendimiento es algo inferior al del ASUX UX31 2557M (unos 1.500 y 760 puntos respectivamente), pero quien pida rendimiento 3D a un ultrabook no está haciendo bien los deberes. De todas formas no hay mejor prueba que la empírica, así que instalamos Dead Space (que no es precisamente nuevo) para comprobar su funcionamiento como máquina de juegos: con todo al mínimo absoluto y una resolución de 800 x 600 píxeles (dejando dos barras negras a los lados de su pantalla) logramos un máximo absoluto de 30 FPS en el primer nivel. Empieza a subir la resolución o los detalles gráficos y directamente se convierte en injugable. Si quieres, resérvalo para Los Sims y Counter-Strike, pero no le pidas mucho más.

Curiosamente, el ordenador se calienta bastante. No llega a convertirse en algo incómodo, pero no por ello podemos dejar de mencionarlo. Si eres un tanto acalorado, HP incluye un software que permite regular el funcionamiento del equipo para reducir su temperatura ajustando el rendimiento general.

El rendimiento de la SSD es bueno. El benchmark de ATTO arrojó una velocidad de 231 MB/s en modo lectura y 188 MB/s en escritura. En línea con lo que hemos podido ver en otros equipos del segmento, aunque lejos de los 550 / 500 MB/s del desbocado Zenbook. En términos más sencillos de comprender, el HP Envy 14 Spectre requiere 25 segundos para arrancar contando desde el inicio de BIOS y hasta que termina de cargar todo (ya sabes; borra todo lo que no necesitas y ganarás varios segundos).

La autonomía ya es un poquito más difícil de medir. No hay un método realmente preciso para conocer la duración de su batería dado que cada consumidor le da un uso diferente a su ordenador, pero el método Engadget (consistente en dejarlo reproduciendo un pequeño vídeo a 320 x 240 de forma continua para simular una carga de trabajo constante, con el WiFi encendido y el brillo a poco más de la mitad) arroja aproximadamente cinco horas y media de duración. En la media (y tal vez un poquito por encima) de lo que hemos aprendido a esperar del típico ultrabook.


Extras


Para ser un portátil orientado al segmento más lujoso, la verdad es que el Envy 14 Spectre no viene con una barbaridad de accesorios con los que aumentar la sensación de valor añadido. Sin embargo, ofrece algunas características interesantes, particularmente en el ámbito de la conectividad.

Como buen Envy, el 14 Spectre posee un sistema de transmisión de audio sin cables compatible con altavoces KleerNet, así como una función NFC experimental. Tanto, que ni siquiera aparece en la ficha técnica del portátil. Esta característica conocida por el nombre Touch to Share forma parte de la herencia webOS, y por ahora sólo permite transmitir direcciones web desde un terminal Android con NFC. Para ello, basta con dejar el móvil en el reposamanos y asociar el dispositivo usando la aplicación Touch to Share. Desafortunadamente no teníamos ninguno a mano en el momento de realizar las pruebas, pero hemos visto su funcionamiento anteriormente y hemos de decir que falla bastante (como decíamos, es una función experimental y HP ni siquiera reconoce su existencia en la ficha técnica; considéralo un extra sorpresa).


En el lado del software, HP ha incluido Norton Internet Security con una suscripción de dos años, así como MS Office Starter 2010 y Adobe Photoshop Elements 10 y Premiere Elements 10. A estas alturas consideramos los paquetes de seguridad ajenos a Windows bloatware puro y duro a menos que uno realmente necesite esa dosis de seguridad adicional por encima de la ofrecida por Microsoft a través de su propio software, pero el software de Adobe es mucho más que bienvenido.

Podemos terminar mencionando que HP ha incluido en la caja una práctica bolsita de neopreno para el portátil, así como que el adaptador de corriente incluido posee un puerto USB (cosa que agradecerán los usuarios más viajeros) y un diseño que permite desconectar ambos cables para así guardarlo más cómodamente en tu bolsa o mochila. Por supuesto, nos hubiera encantado encontrarnos con unos auriculares Beats para hacer juego, pero imaginamos que Dr Dre prefiere que se los compres a él...


Conclusiones


En un segmento como el de los ultrabooks, donde gran parte de los participantes no dejan de ser modelos casi de referencia, con un hardware muy similar y diseños no especialmente cuidados, el HP Envy 14 Spectre es un soplo de aire fresco, si bien no resulta un modelo muy competitivo. Un ASUS Zenbook UX31A o un actualizado Samsung Serie 9 arrollan en portabilidad al ultrabook de HP y encima poseen procesadores Ivy Bridge. Por otro lado, no tienen un diseño tan espectacular y carecen del conector RJ45 integrado, que para algunos profesionales puede ser un salvavidas. La protección Gorilla Glass también puede resultar interesante y la calidad de su pantalla es tan inusual en el segmento como su excelente teclado.


Tras pasar varios días con él, nuestras impresiones del CES solo se han revalidado: es un ordenador portátil con un diseño interesante y varias características sobresalientes que lo diferencian de cualquier otro ultrabook, pero su precio se va un poco de las manos si consideramos todo lo que ofrece. Es básicamente un capricho, una de esas compran que no se realizan con la calculadora ni pensando en las alternativas, sino porque simplemente te gusta. Como tal, HP no debería esperar unas ventas arrolladoras, y a juzgar por los comentarios que se hicieron durante el CES, eso es algo que tiene plenamente interiorizado.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL