Está claro que los hackers nunca dan tregua. El famoso servicio de almacenamiento en la nube, Dropbox, ha sufrido un importante ataque que ha puesto al descubierto las cuentas y contraseñas de numerosas personas. Tras los avisos de varios usuarios que ponían en alerta a la compañía sobre la recepción masiva de spam sospechosos, el equipo comenzó una investigación gracias a la cual han descubierto que efectivamente fueron hackeados y ya se han puesto en contacto con los afectados para ayudarles a proteger nuevamente sus cuentas -la mayoría se encuentran ubicados en Reino Unido, Alemania y Holanda-. Gran parte del origen del ataque parece estar en el robo de cuenta de un empleado de la propia compañía, lo que habría dado acceso a una gran cantidad de emails de usuarios -se desconoce el número concreto- a través de los cuales comenzó el envío indiscriminado de spam.

Para que esto no vuelva a ocurrir, Dropbox ha anunciado, tras disculparse públicamente, que incluirá nuevas medidas de seguridad como son la doble identificación (con dos pruebas opcionales de identidad para ingresar en la cuenta que estarán disponibles en un par de semanas), nuevos mecanismos automáticos (para detectar actividades sospechosos), una página en la que poder consultar las conexiones activas en la cuenta, y la solicitud de cambio de contraseña por parte de la plataforma (cuando se considere que la usada es demasiado común o lleva tiempo sin actualizarse).

Si es que hasta en las mejores familias ocurren cosas así...

[Vía TechCrunch]

Dropbox admite el hackeo de sus cuentas y anuncia nuevas medidas de seguridad