El límite de las posibilidades con un Raspberry Pi está establecido solamente por nuestra imaginación. Decimos esto después de ver el asombroso proyecto del fotógrafo David Hunt, que incluyó el pequeño ordenador educativo en la empuñadura de una DSLR con la finalidad de transmitir fotografías de manera inalámbrica a un ordenador o tablet cercano. En realidad, ese es sólo el uso inicial, porque habla de opciones futuras como el respaldo automático de fotos a una memoria USB, el uso como control remoto de la cámara desde cualquier lugar el mundo, la conexión a una pantalla LCD gigante y tantas otras posibilidades adicionales. El hecho es que los Raspberry Pi son tan económicos (35 libras), que es fácil justificar su uso en proyectos "hazlo tú mismo" de todo tipo.

No te pierdas el video demostrativo que grabó Hunt, justo tras el salto.

3 COMENTARIOS

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)