Ice Screen: una smart TV androide que podrás pasear por donde quieras
¿Qué ocurre cuando un gigante de las comunicaciones como el proveedor chino Tencent une fuerzas con un fabricante como TCL Multimedia (responsable, entre otras cosas, de la famosa tele de Ikea)? Pues ni más ni menos que un proyecto de Smart TV móvil con un jugoso chute de vitaminas. El equipo en cuestión ha sido denominado Ice Screen y entre sus principales bazas cuenta con un panel de 26 pulgadas con 1.366 x 768 píxeles de resolución, su propio navegador web y acceso a los servicios de la plataforma QQ, que además de mensajería instantánea ofrece vídeos, música y juegos.

Para enfrentarse a semejante explosión de cojntenidos, la unidad cuenta con un procesador Cortex A9 de doble núcleo a 1 GHz, gráficos Mali 400, 4 GB de RAM y, en caso de que nada te convenza, una ranura para tarjetas de memoria de hasta 32 GB. Entrando ya en el peliagudo terreno de las conexiones, nos encontramos con que viene surtido con un poco de todo, destacando un par de USBs y un HDMI, así como WiFi y una toma para auriculares. Por si esto fuera poco, el equipo puede colocarse tanto de manera vertical como en apaisado dependiendo de lo que vayas necesitando en cada momento y sí, en caso de que te dejes el mando a distancia en casa, acepta todo tipo de dispositivos androides (siempre y cuanto estos funcionen con la versión 2.2 o superior, claro).

Sobre sus perspectivas de futuro en occidente más vale que no preguntes a no ser que quieras llevarte un disgusto, pero si ya te has encaprichado perdidamente y no ves el momento de pasear por el mundo con tu televisión inteligente bajo el brazo siempre te queda la opción de viajar a su china natal para adquirirla por un precio de entre 250 euros y 315 dólares.

Ice Screen: una smart TV androide que podrás pasear por donde quieras