Algunos consideran que se trata del portátil más impresionante que jamás hayan admirado (su pantalla buena culpa tiene de ello); otros, que no es más que un nuevo capricho de Apple destinado a conquistar las carteras de los más fanáticos, de nuevo con su panel de 15" como principal excusa de reclamo. Opiniones tan enfrentadas sólo podían responder a un producto manzanero como es el MacBook Pro con pantalla Retina, un nuevo modelo de los de Cupertino que llegó a nuestras vidas el pasado mes de junio presumiendo, nada más y nada menos, que de ser el portátil de 15 pulgadas con la mejor pantalla de su generación. Pero, ¿es tan increíble como la pintan? ¿su calidad es suficiente para justificar el salto a este particular laptop metalizado? Para descubrirlo no tienes más que echar un ojo tras el salto y comenzar a disfrutar del análisis que te hemos preparado. Acompáñanos.
Galería | 30 Fotos

MacBook Pro con pantalla Retina




Un repaso en vídeo



[Edición por Carlos Martínez] / [Vídeo en YouTube]

Diseño


Como no podía ser de otra forma, el MacBook Pro con pantalla Retina hereda las características líneas de la popular familia Pro. De elegante acabado metálico, su diseño es uniforme -sólo interrumpido por la inconfundible manzana blanca en su carcasa superior- y de tacto suave (muuuy suave), disfrutando de esquinas marcadamente redondeadas. La parte inferior cuenta como siempre con las cuatro bases de goma negra que evitan que arañemos su carcasa, los únicos tornillos visibles de todo el conjunto (diez discretos puntos en el área más externa del panel) y las diferentes inscripciones de regulación para su puesta en venta en el mercado. No hay que olvidar mencionar la presencia de las rendijas de refrigeración, situadas a cada lado de la citada parte inferior.


Al abrirlo, un teclado negro de tamaño estándar nos da la bienvenida junto a un trackpad con superficie de vidrio que respeta el mismo estilo minimalista ya presente en otros portátiles de la casa -descuida, hablaremos de estos dos aspectos detenidamente más adelante-. A ambos laterales del teclado se encuentran los altavoces, conformando un sutil entramado perfectamente camuflado en el aluminio del portátil y que casi podrían pasar desapercibidos al tacto y a la vista si contemplas este Pro desde lejos. Rodeando a la gran protagonista de sus especificaciones, la pantalla Retina, encontramos un marco negro de grosor medio cubierto por cristal, una nota discordante por ejemplo (junto a la colocación de los altavoces) respecto a los modelos Air de la compañía, que lo lucen en el mismo color gris que el resto del chasis.

Como nota curiosa en este primer repaso hay que señalar la decisión de Apple de prescindir del nombre de su producto en la parte inferior del citado marco, algo habitual en los portátiles de la firma (tanto el Air como los MacBook Pro lo tienen grabado bajo la pantalla) y que misteriosamente aquí brilla por su ausencia. Parece ser que los de Cupertino quieren por tanto dar un giro de tuerca más y buscan lograr una sencillez aún mayor en el diseño de sus equipos, despojándose de todos los elementos distractores del cuerpo.


No podemos estar hablando del diseño de este portátil sin comentar sus dimensiones y peso. Y es que este Pro con pantalla Retina sorprende a la hora de sostenerlo por su ligereza, suponiendo un punto intermedio entre el MacBook Pro de 15" y el MacBook Air de 13 pulgadas. En concreto hablamos de 2,02 kg, medio kilo menos que el mencionad Pro 'a secas' y de nuevo unos 500 gramos más pesado que el famélico equipo manzanero de 13". También su grosor se ha visto reducido, con unos más manejables y cómodos 1,8 cm de altura frente a los 2,41 cm del MacBook Pro (de 13 ó 15", indistintamente). Estos cambios se traducen por tanto en la sensación de un portátil más fácil de transportar y mover, lo que seguro será agradecido por aquellos necesiten trasladarse con frecuencia y no quieran separarse de su Retina.

Tienes a continuación una galería de imágenes donde ver al MacBook Pro con pantalla Retina y al MacBook Air enfrentados. Échale un ojo.
Galería | 14 Fotos

MacBook Pro con pantalla Retina frente a MacBook Air




Hardware


Toca hablar del aspecto puramente técnico de este portátil. Nuestra unidad de análisis cuenta en su interior con procesador Intel Core i7 (cuatro núcleos) de tercera generación (si bien recuerdas, Ivy Bridge tocó a todos los integrantes de la familia en la pasada WWDC 2012) con una velocidad de reloj de 2,6 GHz y acompañado de 8 GB de RAM (DDR3). A este atractivo combinado se une un disco SSD de 512 MB que ayuda aún más si cabe a tener la sensación de estar frente a un equipo competente y muy capaz de hacer prácticamente cualquier cosa que le pidas. A nivel de gráficos dobla sus posibilidades con la inclusión de una tarjeta integrada Intel HD Graphics 4000 y una GeForce GT 650M de NVIDIA con 1 GB de memoria dedicada (GDDR5), que se alternan de manera automática dependiendo de los requisitos que le impongamos al equipo.

Es hora de pasar con mayor detenimiento a los laterales de este laptop. En el lado derecho encontramos el lector de tarjetas (SDXC), el puerto HDMI y un conector USB 3.0. Al igual que ocurría con el recientemente analizado MacBook Air de 11,6" (2012), este se despoja del característico color azul que pone de manifiesto su garantía de supervelocidad, intentando (y logrando) que la pieza unibody en su conjunto no contenga ningún elemento discordante ni que desvíe la atención al admirarlo.
En el lado derecho volvemos a encontrar otro conector USB 3.0, la salida de auriculares (3,5 mm), dos puertos Thunderbolt (hasta 10 GB/s) y la famosa toma de corriente MagSafe 2. Ya en el mencionado análisis del Air nos quejábamos de la apuesta de los de Cupertino por este nuevo conector, una sensación que, a pesar de mantenerse, en esta ocasión debemos matizar. Y es que, a diferencia de nuestra experiencia con el delgado portátil manzanero, aquí el agarre magnético resulta ser mejor, no quitándose con tanta facilidad cuando le damos sin querer -aunque seguimos echando de menos el anterior modelo, que conste-.


No queremos olvidar hacer una breve mención a su nuevo sistema de refrigeración asimétrica, increíblemente silencioso pero que no evita que el MacBook puede llegar a sentirse bastante caliente por su parte inferior en según qué ocasiones -recuerda que sus rejillas se encuentran en esa zona-, de manera que si sueles tener el portátil en las piernas, es un aspecto que seguro notarás tras darle uso.

Para que hagas un repaso visual de todas las prestaciones de este MacBook -ojo, se trata de nuestra unidad de análisis, el resto de opciones de configuración las tienes un poco más abajo-, te dejamos a continuación con nuestra tradicional tabla de especificaciones técnicas.

MacBook Pro con pantalla Retina (2012)
Sistema Operativo Mac OS
Tamaño 15,4 pulgadas
Pantalla Panorámica brillante retroiluminada por LED con tecnología IPS
Resolución panel 2.880 x 1800 (220 ppp)
Procesador Intel Core i7 a 2,6 GHz (cuatro núcleos)
RAM
8 GB
(1600 MHz DDR3)
Almacenamiento 512 GB (SSD)
Gráficos Intel HD Graphics 4000 + NVIDIA GeForce GT 650M (1 GB)
Teclado Tamaño estándar con 79 teclas
(12 de función y 4 de flecha incluidas)
Cámara FaceTime HD 720p
Puertos USB 3.0 x 2
Thunderbolt x 2
HDMI
Auriculares (3,5 mm)
Conectividad Wi-Fi 802.11n, Bluetooth 4.0
Sensores Luz ambiental
Lector de tarjetas Sí (SDXC)
Batería Integrada (polímeros de litio)
95 vatios/hora
Cuerpo 35,89 x 24,71 cm
Grosor 1,8 cm
Peso 2,02 kg


· Teclado y trackpad


La experiencia de escritura en el MacBook Pro con pantalla Retina no dista de la ofrecida por el resto de modelos de la casa, encontrándonos con un área con 79 teclas negras de tipo chiclet bastante cómoda para los dedos. Disfruta además de sensor de luz ambiental y retroiluminación, de manera que los entornos más oscuros no serán ningún problema para trabajar de manera eficiente con este portátil.


En cuanto a su trackpad, también goza de la amplitud que ya hemos visto en sus hermanos, ofreciendo un área de trabajo de gran precisión y sensibilidad. Este trackpad, que se dibuja de manera tan precisa y elegante en la base del portátil, ofrece soporte para todo el repertorio de útiles gestos multitáctiles de Mac OS (pellizcar, deslizar varios dedos, girar, etc.), emplazando en su zona inferior un imperceptible botón de pulsación firme y contundente.

· Opciones de configuración


El MacBook Pro con pantalla Retina puede actualmente adquirirse con procesador Core i7 a 2,3 GHz con 256 GB de almacenamiento flash o con corazón también Core i7 a 2,6 GHz y 512 GB de almacenamiento, combinándose en ambos casos con gráficos Intel HD 4000 y NVIDIA GeForce GT 650M (1 GB).

En el caso de la primera opción, la velocidad de reloj puede subirse hasta 2,6 ó 2,7 GHz y ampliar su capacidad hasta los 768 GB mientras que la segunda alternativa de elección puede subir a 2,7 GHz y también ampliar sus capacidades hasta los 768 GB. En ambos casos puede optarse por 8 ó 16 GB de RAM.


Pantalla


Y llegamos al momento álgido de este análisis. Si por algo es famoso este MacBook y se diferencia de los demás es por su imponente panel con una resolución de 2.880 x 1.800 píxeles (220 ppp), la más alta del mercado para un portátil de 15,4 pulgadas. En esas dimensiones se concentran 5 millones de píxeles, logrando una intensidad tan alta que ni tan siquiera el ojo humano es capaz de percibir los puntos. Esto ayuda a ofrecer una precisión y definición de imagen superior a la jamás experimentada en un laptop, con una calidad que probablemente no logres apreciar en su totalidad hasta que lo miras y compraras posteriormente con otras pantallas actuales.

Y es que trabajar con el MacBook con pantalla Retina es dar sin duda un salto cualitativo respecto a cualquier otro panel y olvidarte de que los píxeles existen hasta que vuelves a mirar hay otro lado. Es sin duda el aspecto más sobresaliente de este equipo y los Apple no nos engañaban cuando aseguraban cada una de sus grandes cualidades.


A la izquierda MacBook Pro con pantalla Retina, a la derecha pantalla del MacBook Air

A nivel de disfrute multimedia es claramente uno de los momentos donde mejor se luce, con un disfrute sin igual en el visionado por ejemplo de contenidos a 1080p. Como bien sabes, existen además diferentes aplicaciones que han ido lanzándose con soporte para la pantalla Retina y no es algo casual o fruto del intento por aprovechar la novelería del momento: al igual que ocurre en el iPad, este MacBook deja en evidencia aquellas aplicaciones que no están preparadas para esta sobredosis de píxeles, de manera que es de entender que los desarrolladores se hayan puesto las pilas para ponerse al nivel de este súper panel.

Para que te hagas una mejor idea de la definición que puede llegar a alcanzar nuestro protagonista, te dejamos a continuación una pequeña galería de capturas donde pueden verse los iconos del sistema operativo expandidos al máximo, y de paso comprobarás así cómo se nota qué apps no están preparadas para el Retina.
Galería | 5 Fotos

Iconos en MacBook Pro con pantalla Retina



¿Alguna pega que ponerle? Posiblemente su acabado brillante, del que no somos especialmente admiradores. La pantalla de este Retina podría haber encontrado el punto de excelencia con un acabado mate, que facilitara además un visionado en ambientes especialmente luminosos donde a veces los reflejos pueden jugarle alguna mala pasada.

Respecto a su configuración, como ves sobre estas líneas se ofrece un panel con cinco opciones de visionado -que van de menos a más 'espacio'-, siendo la más recomendada, evidentemente, la resolución retina. Atrás quedan por tanto las numerosas opciones anteriores para elegir la resolución que prefieras, siendo sólo estas cinco las disponibles para la selecta pantalla de este portátil.


Software


Mountain Lion es sin duda otra de las grandes piezas clave de este engranaje. Y es que siempre lo decimos: el que software y hardware sean creados en una misma familia contribuye a que la sincronización e integración entre ambos sea perfecta. Mountain Lion cuenta con interesantes novedades respecto a la versión anterior que ayudan a sacar mejor partido al equipo si cabe. Entre ellas es de destacar el nuevo centro de notificaciones, lugar de encuentro de todos los avisos que recibamos en el portátil (como citas del calendario o menciones en Twitter, por ejemplo). Se esconde en el lateral derecho y es posible desplegarlo usando alguna de las combinaciones de gestos multitáctiles que Apple ofrece en su touchpad.


La integración con iCloud por supuesto no podía faltar en esta nueva hornada, permitiendo la sincronización de todos los iEquipos que tengas para acceder a sus contenidos y el control por supuesto desde el portátil. De igual forma existe ahora un mayor protagonismo de las redes sociales del momento, Twitter y Facebook, pudiendo jugar con ellas desde cualquier rincón del sistema, y no podemos dejar de mencionar los Recordatorios y Notas, que también pueden sincronizarse para facilitar que tu información esté accesible en todo momento y desde cualquier lugar.

Ahora también encontramos la posibilidad de usar iMessage desde el escritorio, lo que permite que te comuniques con tus contactos a través de esta plataforma de mensajería sin tener que hacer uso del iPhone o el iPad, así como acceso al conocido GameCenter.

No podemos olvidar en este sucinto repaso al ecosistema manzanero mencionar las mejoras de rendimiento introducidas en Safari, el soporte para dictados de voz y el empleo de Gatekeeper. En cuanto a este último, la barrera de seguridad se encarga de vetar de manera bastante eficaz toda instalación que no sea de confianza para el sistema aunque podrá configurarse y ampliar su tolerancia con sólo acceder a las preferencias del equipo.
Galería | 14 Fotos

Capturas de pantalla Mountain Lion




Rendimiento y batería


Este portátil no es sólo pantalla, por mucho que quieran darle el protagonismo a ella, de forma que es inevitable fijarnos en qué tal se desenvuelve a nivel de rendimiento. El MacBook Pro con pantalla Retina se muestra realmente resolutivo y responde con rapidez a todo tipo de actividades, resultando ágil y potente. Vista su configuración técnica, era de esperar que nos encontráramos con una máquina potente y capaz, pero una vez usado se corroboran nuestras sospechas. El portátil es un buen compañero de trabajo, que no se traba ni se piensa las cosas dos veces. Ayuda evidentemente un buen SO, que aprovecha al máximo sus posibilidades para ofrecer al usuario la mejor experiencia.

Para acompañar a la sensación descrita, hemos querido someter a nuestra unidad a algunas pruebas de rendimiento bastante conocidas con las que poder comprobar si su buen hacer también se corresponde con una alta clasificación en los benchmarks. En concreto hemos hecho uso de Geekbench, encargado de comprobar cómo se desenvuelven el procesador y la memoria del equipo, y de Xbench, cuyo objetivo es evaluar de manera general los principales componentes del portátil (memoria, disco, gráficos, etc.).

Además, aprovechamos los datos guardados de otros modelos maqueros en el historial engadgetero para enfrentarlos al Retina en una tabla comparativa, de manera que puedas ver mejor en qué forma física se encuentra nuestro protagonista dentro la familia.

Modelo (año) - CPU/GPU Geekbench Xbench
MacBook Pro con pantalla Retina (2012) - Core i7 a 2,6 GHz, Intel HD 4000 + GeForce GT 650M de NVIDIA 11890 480,74
MacBook Pro 15" (2011) - Core i7 a 2,2 GHz, Intel HD Graphics 3000 + Radeon HD 6750M 9647 340
MacBook Pro 15" (2010) - Core i7 a 2,66 GHz, GeForce GT 330M 5395 228
MacBook Air 13,3 (2012) - Core i5 a 1,8 GHz, Intel HD 4000 6195 321
MacBook Air 11,6 (2012) - Core i5 a 1,7 GHz, Intel HD 4000 5731 263,70


Tampoco queríamos perder la oportunidad de comprobar qué tal rinde su disco SSD, de manera que también realizamos un test de velocidad de disco para obtener resultados cuantitativos sobre su desempeño. Como puedes ver en la captura que tienes a continuación, el disco integrado en nuestra unidad de análisis llegó a alcanzar la buena marca de 412,1 MB/s en escritura y 446,8 MB por segundo en escritura.


A nivel de autonomía el nuevo MacBook Pro con pantalla Retina tampoco decepciona. Hemos estado utilizando el equipo durante varias semanas, en las que, tras una carga completa nos hemos puesto a realizar nuestras actividades cotidianas: dos navegadores abiertos (Chrome y Firefox) con varias pestañas desplegadas en cada uno, descarga de archivos, conexión mediante WiFi, Bluetooth apagado durante la mitad del tiempo de uso, reproducción de vídeos, escaneo de algunos documentos con un periférico externo y manejo de imágenes para su edición en Vista Previa. Tras ello nos hemos encontrado con que el portátil es capaz de aguantar durante unas 5 horas y 45 minutos -frente a las hipotéticas 7 horas de Apple-, en las que el brillo ha estado a su nivel medio.

Conclusión


Las cualidades técnicas de este atractivo MacBook Pro son innegables. Un potente procesador, un buen soporte gráfico, conectores de uso demandado y una impresionante pantalla que prácticamente quita el hipo son algunas de las características más sobresalientes de este modelo, siendo difícil encontrar en este aspecto algún tipo de pega para aquel usuario que busque un equipo con el que trabajar y disfrutar a partes iguales.

Su mayor inconveniente viene con su precio, un aspecto bastante comentado desde su salida debido a lo elevado que resulta para muchos bolsillos. Los 2.279 euros de partida suponen para muchos un coste casi "prohibitivo", provocando que este MacBook Pro con pantalla Retina haya terminado considerándose un portátil dirigido al sector más profesional (como diseñadores gráficos o similares), a los que sí puede compensarles realizar dicha inversión a cambio de un equipo competente y con una pantalla de 15 pulgadas difícil de igualar en estos momentos en el mercado portátil. ¿Es esa tu situación? Entonces es más que probable que termines altamente satisfecho con su compra. ¿Tus motivaciones son más bien caseras? En ese caso es probable que quieras a esperarte a ver si los rumores se cumplen y la casa de la manzana se decide a lanzar versiones de menor tamaño y por tanto posiblemente más ajustadas a nuestros bolsillos.

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

12 Comentarios

Filtrar por:
Pedro

Yo pense que no era suficiente la GPU, pero no hay que olvidar que cuenta con una memoria flash que es incluso superior a las SSD, la cual ayuda tremendamente a la fluidez de los juegos, ademas si quieres un PC con características similares a la MacBook Pro con Retina, te sale costando como un 50% más que la Mac, y eso que ninguna PC no llega a satisfacer este nivel de pantalla y diseño por lo que comparando con los de su mismo o parecido nivel en hardware sale más barato y satisfactorio comprar una Mac. Saludos, excelente artículo!

25/09/2012 12:06 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
Pedro

Yo pense que no era suficiente la GPU, pero no hay que olvidar que cuenta con una memoria flash que es incluso superior a las SSD, la cual ayuda tremendamente a la fluidez de los juegos, ademas si quieres un PC con características similares a la MacBook Pro con Retina, te sale costando como un 50% más que la Mac, y eso que ninguna PC no llega a satisfacer este nivel de pantalla y diseño por lo que comparando con los de su mismo o parecido nivel en hardware sale más barato y satisfactorio comprar una Mac. Saludos, excelente artículo!

25/09/2012 12:06 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
Rubén Gómez Radioboy

Para ser perfecto debería venir con Windows 8 preinstalado y las hot keys correspondientes en el teclado.

29/08/2012 9:04 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
1 Respuesta al comentario de Rubén Gómez Radioboy
hardway

"I see what you did there"

31/08/2012 12:26 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
Rubén Gómez Radioboy

Para ser perfecto debería venir con Windows 8 preinstalado y las hot keys correspondientes en el teclado.

29/08/2012 9:04 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
1 Respuesta al comentario de Rubén Gómez Radioboy
hardway

"I see what you did there"

31/08/2012 12:26 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
Casusin

De lo que he cacharreado con él:

La resolución de la pantalla es una pasada pero para no jugar, sino trabajar a esas resoluciones una gráfica con una velocidad de shader superior se hubiese agradecido sin embargo editar fotos en una delicia en este nuevo panel, lo que es experiencia de uso es bastante similar con otros equipos similares (digo para lo que solemos hacer con los ordenadores profesionales de la creatividad, que ese plus de resolución marque diferencias es algo muy personal) y habiéndolo comparado con un Mac Book Pro de los últimos en cuanto colores contrastes etc comparando fotos de mi galería de Flickr no noto diferencia. En la resolución si por supuesto, los detalles de las fotografías se aprecian antes

En cuanto a peso y diseño, me ha recordado enormemente a los Sony Vaio de la Serie S (salvando las diferencias: sin SSD, pantalla FHD, mate de alta calidad, sin llegar a estos niveles, el W7 Pro es una ventaja), pero claro, a un precio que es casi el doble. Ponderando prestaciones precio me ha decepcionado un poco, pero mantiene la línea de la casa de que la calidad tiene un precio.

No me ha parecido "La nueva visión del portátil" más bien, "si quieres todo está aquí", lo recomiendo para consumidores entusiastas y encarecidamente para fotógrafos que trabajen en movimiento, pero para el resto de los mortales, creo que hay mejores alternativas.

Un saludo.

28/08/2012 7:31 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
Casusin

De lo que he cacharreado con él:

La resolución de la pantalla es una pasada pero para no jugar, sino trabajar a esas resoluciones una gráfica con una velocidad de shader superior se hubiese agradecido sin embargo editar fotos en una delicia en este nuevo panel, lo que es experiencia de uso es bastante similar con otros equipos similares (digo para lo que solemos hacer con los ordenadores profesionales de la creatividad, que ese plus de resolución marque diferencias es algo muy personal) y habiéndolo comparado con un Mac Book Pro de los últimos en cuanto colores contrastes etc comparando fotos de mi galería de Flickr no noto diferencia. En la resolución si por supuesto, los detalles de las fotografías se aprecian antes

En cuanto a peso y diseño, me ha recordado enormemente a los Sony Vaio de la Serie S (salvando las diferencias: sin SSD, pantalla FHD, mate de alta calidad, sin llegar a estos niveles, el W7 Pro es una ventaja), pero claro, a un precio que es casi el doble. Ponderando prestaciones precio me ha decepcionado un poco, pero mantiene la línea de la casa de que la calidad tiene un precio.

No me ha parecido "La nueva visión del portátil" más bien, "si quieres todo está aquí", lo recomiendo para consumidores entusiastas y encarecidamente para fotógrafos que trabajen en movimiento, pero para el resto de los mortales, creo que hay mejores alternativas.

Un saludo.

28/08/2012 7:31 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
sergiojamr1989

Creo que ese no está de más

28/08/2012 3:10 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
sergiojamr1989

Creo que ese no está de más

28/08/2012 3:10 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
hube

Ademas le hace falta tarjeta gráfica por que si quieres jugar en la resolución nativa la mayoría de los juegos sufren.

Por el precio debería traer GeForce GTX 680M SLI

28/08/2012 1:58 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
1 Respuesta al comentario de hube
Erick

Tiene tarjeta gráfica es una NVIDIA GFORCE 650 y tiene CUDA

20/12/2012 12:18 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
hube

Ademas le hace falta tarjeta gráfica por que si quieres jugar en la resolución nativa la mayoría de los juegos sufren.

Por el precio debería traer GeForce GTX 680M SLI

28/08/2012 1:58 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
1 Respuesta al comentario de hube
Erick

Tiene tarjeta gráfica es una NVIDIA GFORCE 650 y tiene CUDA

20/12/2012 12:18 AM Reportar abuso rate up rate down Responder