Skip to Content

AOL Tech

Un vistazo a la nueva Samsung Galaxy Camera - IFA 2012

Entre la larga lista de nuevos productos presentados por Samsung, hay uno que brilla especialmente por sus peculiares funciones. Hablamos como no de la nueva Galaxy Camera, una cámara de fotos con Android en tus entrañas que pretende revolucionar el mercado fotográfico de bolsillo con funciones conectadas a internet y un sin fin de acciones más propias de un teléfono móvil. Y no te extrañes demasiado con esa última comparativa, ya que la Galaxy Camera cuenta con el mismo cerebro de 1,4 GHz y la misma cantidad de memoria RAM que el nuevo Galaxy S III, así que podríamos decir tranquilamente que estamos ante un clon del buque insignia de Samsung al que le han pegado un objetivo de 21 aumentos.

Algo así podría ser el resumen del dispositivo, ya que de primeras se siente tosco y aparatoso, no pesada, pero sí complicada de llevar. Esto dificulta la denominación "compacta", y puede que a muchos le resulte demasiado incómoda en el bolsillo del pantalón o la chaqueta. Aún así, sus 4,8 pulgadas con resolución de 1.280 x 720 píxeles (308 ppp) se agradecen, y hacen que la experiencia del point and shoot sea llevadera y divertida. Más aún con los menús interactivos que ofrece y las muchísimas opciones que dispone, en especial el modo experto, el cual simulará los aros de un objetivo con los que ajustar distintos valores como la apertura, la velocidad de obturación, ISO y exposición.
Pero volvamos a lo realmente interesante del equipo, y eso es Android. Nada más y nada menos que Jelly Bean 4.1 en sus entrañas, con tres escritorios disponibles con opción de widgets y accesos directos a todas las aplicaciones que tengamos instaladas. Facebook, Instagram, Dropbox, Twitter... podremos instalar cualquier tipo de app accediendo directamente a la Play Store y almacenándolas en la memoria de 8 GB que incluye. Siempre desde la conexión WifI de doble banda integrada o a través de conectividad 3G ó 4G (según modelo) gracias a la ranura SIM que ofrece.

Si pasamos a las funciones fotográficas nos encontramos con un sensor CMOS BSI de 16,3 megapíxeles con un tamaño de 1/2,3 pulgadas, acompañado de un objetivo zoom de 21 aumentos estabilizados, angular de 23 milímetros y apertura máxima f2.8. Permite la toma de fotografías desde los 16 hasta 1 megapíxel y la grabación de vídeo a 1080p a 60 imágenes por segundo, además de un atractivo modo de alta velocidad a 480p y 120 imágenes por segundo. Como ya hemos mencionado anteriormente, el cuerpo de la Galaxy Camera se siente grande, e incluso podríamos decir que incómodo, ya que la empuñadura que ofrece está más bien haciendo acto de presencia que desempeñando funciones útiles en el agarre del equipo. Otros aspectos como el A-GPS/GLONASS integrado ayudarán a geolocalizar las fotos y etiquetar correctamente tus situaciones en las distintas redes sociales.


Probablemente la incógnita que se nos plantea sea la autonomía de su batería de 1.650 mAh, una capacidad que tendrá la obligación de dar vida a la inmensa pantalla, satisfacer la demanda del procesador y dar ritmo al zoom óptico, por lo que es un detalle que nos gustaría aclarar con un análisis. Por otro lado, los más fieles seguidores de servicios similares a Instagram puede que estén temiendo una avalancha de fotografías de gran calidad que hagan perder la esencia de las imágenes que aparecían en la red, pero teniendo en cuenta los grandes sensores que llegan en los últimos terminales, ¿de verdad importa dar el salto directo a la máxima resolución? Si buscábamos el móvil con cámara, ¿no es más fácil llegar a la cámara con móvil? Parece que Samsung lo tiene claro.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL