Skip to Content

AOL Tech

Sony RX1 en nuestras humildes manos - Photokina 2012

Por fin hemos podido echarle el guante a la sorprendente RX1 de Sony, y sí, podemos decir que se trata de una de esas cámaras que tienen personalidad propia. Dejando a un lado su precio de 3.100 euros, hay que decir que el trabajo que ha realizado Sony en esta compacta ha sido espectacular. Primero, evidentemente, por colocar el mismo sensor de 24 megapíxeles de la A99, con la salvedad del sistema de enfoque, ya que en el caso de la RX1 funciona por contraste, ahorrando espacio y disminuyendo el consumo de la batería. Y por último, su diseño respira calidad y elegancia por los cuatro costados, y aunque puede que no guste a todo el mundo, lo cierto es que presenta un aire retro-clásico que enamora a cualquiera. Si a esto le sumamos infinidad de accesorios como el parasol, el visor óptico Carl Zeiss, y la funda de cuero, probablemente estemos ante un modelo que acompañe diversas portadas de moda bajo la palabra elegancia.

Estéticamente mezcla detalles de NEX y la nueva RX100, algunos como la zona de agarre trasera en el caso de las NEX, y los biseles y el diseño en líneas generales en lo que a la RX100 respecta. Si la comparamos con esta última, queda claro que la RX1 tiene un tamaño superior considerable que hace peligrar de inmediato el adjetivo de compacta, pero si recordamos el sensor Full Frame que guarda en su interior, probablemente perdonemos semejante abuso de la palabra. Y volviendo a las prestaciones, su objetivo de focal fija de 35 milímetros no oculta su calidad con acabados dignos de Carl Zeiss y detalles como la selección manual de la apertura, un anillo que funciona realmente suave. Así que visto lo visto, la nueva RX1 llega como la cámara con más clase de la marca, con grandísimas prestaciones y un precio que te hace recordar rápidamente a qué tipo de público está orientado.


Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL