Una investigación del Congreso de los EEUU concluye que Huawei y ZTE no son de fiar
Los tiempos en los que cada país podía construir su propia infraestructura de telecomunicaciones de forma interna han pasado a la historia. Hoy por hoy es perfectamente normal utilizar desde chips y sencillos elementos técnicos a teléfonos procedentes de cualquier rincón del mundo, y en Estados Unidos están especialmente preocupados por la posibilidad de ser espiados a través de hardware Made in China con puertas traseras ocultas en sus chips. Huawei y ZTE son dos de las compañías en el ojo del huracán, y una investigación llevada a cabo por un comité del Congreso de los Estados Unidos determina que ambas empresas son demasiado sospechosas como para confiar ningún secreto a sus dispositivos.

Según el borrador obtenido por la agencia Reuters, tanto Huawei como ZTE se han negado a cooperar con la investigación y no han explicado de forma adecuada sus lazos con el gobierno chino. En el caso de Huawei, además, hay "alegatos creíbles" de "sobornos, corrupción, comportamiento discriminatorio e infracción de derechos de copia". Por si esto no fuera suficiente, Mike Rogers, presidente del Comité de Inteligencia, ha llegado a señalar en el programa de televisión 60 Minutes que los ciudadanos estadounidenses deberían "buscar otro fabricante"; algo que sin duda no ha podido hacer gracia a las compañías señaladas.

Lógicamente ninguna de las dos empresas ha querido quedarse callada. ZTE ya se ha quejado de que "no debería haber sido el centro de esta investigación" mientras son excluidos "los más grandes fabricantes occidentales", mostrándose en "profundo desacuerdo" con los hallazgos de la comisión. Por su parte, un portavoz de Huawei ha descrito el informe como un ataque "sin fundamento" que "amenaza imprudentemente trabajos americanos y la innovación". Con la última palabra o sin ella, está claro que la investigación va a dejar marcada la reputación de ZTE y Huawei durante un largo tiempo.

10 COMENTARIOS

Una investigación del Congreso de los EEUU concluye que Huawei y ZTE podrían ser una amenaza para la seguridad nacional
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)