HTC Droid DNA: 5 pulgadas a 1080p y una ficha de infarto... pero por ahora sólo para EEUU
La pugna por convertirse en el súper teléfono del momento sigue complicándose a más no poder con el anuncio hace unas horas del HTC Droid DNA para la operadora estadounidense Verizon. Con dicho terminal, el fabricante taiwanés pretende tentar a los amantes de las grandes pantallas, al haberlo dotado de un generoso panel Super LCD3 de 5 pulgadas con resolución a 1080p y una tentadora densidad de 440 ppp. El resto de su ficha técnica no se queda precisamente atrás, contando con un procesador Snapdragon S4 Pro de cuatro núcleos a 1,5 GHz, 2 GB de RAM, y, como todo buen androide que se precie, Jelly Bean, acompañado, además, por la versión 4+ de Sense.

Su siguiente gran apuesta es ni más ni menos que la cámara, al llevar instalado un sensor retroiluminado de 8 megapíxeles y f/2.0 con la tecnología ImageChip y grabación Full HD en su parte trasera y una nada despreciable cámara frontal de 2,1 megapíxeles capaz de realizar videoconferencias también a 1080p y con un ángulo de 88 grados. Dada su crecidita pantalla y su evidente vocación multimedia, el fabricante no podía desaprovechar la ocasión de aportarle el toque de Beats, ofreciendo un sistema de doble amplificación que, según sus creadores, consigue una distorsión mínima del sonido cuando subimos al máximo su volumen (temblad, vagones de metro, temblad).

El lote se completa con 16 GB de almacenamiento interno -ojo, sin posibilidad de ampliarse mediante microSD-, conexión a redes LTE, GSM cuatribanda y UMTS, Bluetooth 4.0, NFC, MHL, WiFi a/b/g/n y doble micrófono para librarnos de ruidos innecesarios. Ante semejante despliegue de prestaciones, nuestro protagonista confía en una batería de 2.020 mAh, que para terminar de rizar el rizo también es compatible con la tecnología de recarga inalámbrica Qi.

La única pega es que de momento habrá que conformarse con suspirar por él desde la distancia, ya que como apuntábamos unas líneas más arriba se trata de un modelo exclusivo para el territorio estadounidense, donde por cierto se comercializará con un precio de 200 dólares (156 euros al cambio) más un contrato de permanencia de 2 años de duración. De todos modos, teniendo en cuenta que se trata de una de las apuestas más ambiciosas de la temporada y que ya hemos conocido a su primo asiático, el J Butterfly, no sería demasiado descabellado soñar con su llegada al resto de mercados en un futuro. Lo dicho: por pedir que no quede...

15 COMENTARIOS

HTC Droid DNA: 5 pulgadas a 1080p y una ficha de infarto... pero por ahora sólo para EEUU
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)