Aunque posiblemente iRobot te sonará por sus populares Roombas y la inmensa cantidad de mods caseros disponibles para la célebre escoba robótica, este fabricante estadounidense se gana realmente las algarrobas creando robots militares de todo tipo, así que a nadie debería sorprenderle que su relación con DARPA sea tan larga como estrecha. Uno de los últimos robots creados por la firma para la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de EEUU es especialmente peculiar porque no tiene orugas ni está fabricado con grimosos tejidos sintéticos de plasticarne; tan solo son tres sencillos deditos para un nuevo tipo de mano robótica tan precisa como increíblemente resistente. Esta mano ha sido desarrollada dentro del programa Autonomous Robotic Manipulation o ARM, con el que DARPA busca aumentar la destreza de los brazos robóticos hasta extremos humanos.

En lugar de utilizar frágiles articulaciones metálicas o plásticos rígidos, iRobot ha construido tres pulpejos de polímero flexible, con sensores táctiles integrados para calibrar mejor la fuerza a ejercer y movidos por económicos hilos de pescar. Esta combinación no sólo los convierte en increíblemente resistentes a los golpes, sino que además hacen que su sustitución en caso de avería sea realmente económica. Por si todo esto fuera poco, la mano de iRobot y DARPA puede recoger objetos pequeños como llaves o tarjetas de crédito, pero también sostener cerca de 23 kg de peso, que ya es más de lo que aguantaría algún alfeñique de carne y hueso.

En estos momentos iRobot todavía está trabajando con prototipos de desarrollo y no sabemos si hay planes de implementarlo de forma comercial en futuros autómatas, pero tras el salto encontrarás un vídeo que transmite su resistencia de forma bastante contundente.

iRobot crea una mano robótica de dedos irrompibles para DARPA

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres