Motorola ha perdido su particular batalla en Estados Unidos para bloquear las ventas de la Xbox 360, Windows 7 y otros productos de Microsoft por infringir sus patentes sobre tecnologías de streaming H.264 y WiFi. James L. Robart, el juez federal a cargo del caso, ha decretado que Motorola Mobility no puede seguir buscando el veto de dichos productos, por lo que Microsoft podrá seguir comercializándolos con normalidad.

Este turbio asunto, que también lleva coleando desde hace tiempo en Alemania, no es sino uno más de los continuos rifirrafes entre Google y Microsoft, cuyas desavenencias trascendieron hace tiempo el panorama móvil. Según Motorola, Microsoft estaría usando de forma indebida sus patentes y causándole con ello un perjuicio económico, mientras que Microsoft afirma que Motorola está abusando de sus patentes FRAND (que por formar parte de estándares esenciales han de licenciarse bajo condiciones Justas, Razonables y No Discriminatorias) para poner contra las cuerdas a sus rivales.

Según el dictamen, Motorola "no ha mostrado que haya sufrido un daño irreparable o que las soluciones disponibles vía legal sean inadecuadas para compensar sus daños", así que Microsoft simplemente deberá pagar royalties "bajo cualquier acuerdo de licencia" en base al tiempo durante el cual estuvo utilizando dichas tecnologías (pero teniendo en cuenta que la infracción de patentes también prescribe pasado cierto tiempo). Dicho de otra forma, Motorola cobrará por la infracción de patentes de Microsoft, aunque no podrá prohibir la venta de la Xbox 360.

Una de las peculiaridades de este caso es que por primera vez en la historia de los Estados Unidos un juez federal decidirá qué se considera una cuota "razonable" por el uso de esas patentes, aunque su postura no se conocerá hasta comienzos del año que viene.

Leer - Foss Patents
Leer - Seattle Times

Motorola no podrá bloquear las ventas de la Xbox 360 en EEUU; todo deberá solucionarse con un acuerdo "razonable"

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres