IBM recurre a la nanotecnología para luchar contra las falsificaciones
Al mismo tiempo que los fabricantes de productos falsificados mejoran la calidad de sus copias, hasta el punto de que algunas llegan a confundir a vendedores legítimos, las compañías detrás de las creaciones originales invierten más dinero en la creación de sistemas anticopia. Esta es una industria cada vez más sofisticada, e IBM piensa llevar su particular guerra contra la piratería a la frontera nanométrica.

Concretamente, Big Blue ha desarrollado dos tecnologías de marca de agua imposibles de copiar con la tecnología al alcance de los falsificadores. La primera de ellas, según explica el Dr. Heiko Wolf, consiste en diseminar y orientar diminutas barras de metal para crear logotipos o figuras concretas. Estas partículas son tan pequeñas que no pueden diseminarse de forma ordenada sólo con la gravedad, así que para ello se esparcen usando la tensión superficial del agua.

La segunda tecnología crea una huella única para cada producto, usando nanoesferas fluorescentes de poliestireno de color rojo, verde o azul. Su disposición sobre la superficie donde se depositan es totalmente aleatoria e imposible de replicar, de forma que estas microscópicas manchas podrían ser utilizadas para identificar obras de arte y piedras preciosas de forma invisible. Por supuesto, te habrás dado cuenta de que no estamos hablando en presente, sino en futuro; esto es así porque IBM estima que estas tecnologías no estarán lo suficientemente refinada como para ser utilizadas comercialmente hasta dentro de cinco años, así que por ahora tendrás que seguir guardando tus Mondrian a buen recaudo.


1 COMENTARIO

IBM recurre a la nanotecnología para luchar contra las falsificaciones
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)