Algunos de los principales fabricantes de TV tendrán que pagar una importante multa por manipular los precios de los tubos catódicos durante más de 20 años. Así lo ha declarado el vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, quien ha informado que el grupo de afectados "estaba haciendo uso de la peores formas de comportamiento anticompetitivo que están completamente prohibidas en Europa".

La peor parada ha sido la holandesa Philips, que con 313,4 millones de euros supera a LG con sus 295,6 millones de euros y a Panasonic, Samsung SDI, Toshiba y Technicolor con 157, 150, 28 y 38 millones de euros respectivamente. Así se concluye una investigación que comenzó en 2007, momento en el que las míticas televisiones habían desaparecido ya casi por completo.

Philips, LG, Samsung y otros fabricantes multados por la UE tras pactar los precios de tubos catódicos

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres