Skip to Content

AOL Tech

La nueva Wii Mini se desnuda ante nuestros ojos

La nueva Wii Mini se desnuda ante nuestros ojos
Todos dábamos por hecho que la Wii podría bajar todavía más de precio ahora que la Wii U es una realidad, pero de ninguna forma contábamos con que Nintendo tuviera en mente sacar una versión encogida en tamaño y prestaciones como alternativa económica tanto a la Wii tradicional como a su sucesora. Y sin embargo esto es lo que ha sucedido en Canadá, donde la nueva Wii Mini ha pasado a convertirse en la tercera videoconsola de sobremesa de Nintendo, muy para sorpresa de todos. Ya te hemos contado todos sus detalles, pero ahora va siendo hora de que la conozcas un poco más de cerca.

La Wii Mini tiene el extraño honor de ser la primera consola de sobremesa rediseñada por Nintendo desde los tiempos de la Super NES. Su vistosa carcasa de color rojo mate hará imposible que pueda pasar desapercibida al lado del televisor, y hasta podríamos encontrarle un cierto aire de juguete. Por contra, la parte superior del Nunchuk es de plástico pulido, creando un extraño contraste.


Lo primero que has de tener en mente sobre la Wii Mini es que se trata de una consola offline. Esto es, sin conexión a internet. No hay puerto Ethernet ni antena WiFi, como tampoco hay acceso a la tienda de contenidos online de Nintendo ni la posibilidad de jugar con tus amigos a través de la red de redes. También se ha eliminado la compatibilidad con juegos de GameCube.


La Wii Mini ha sido concebida prácticamente como una consola para niños pequeños, económica y con las funciones más esenciales. Tanto es así que sólo hay dos canales en el menú de la consola: el de disco, el creador de Miis y un manual. Por prescindir, Nintendo hasta eliminado el lector de discos con ranura, utilizando ahora una unidad de carga superior que posiblemente no sea la opción más adecuada para quienes deseen guardar su consola en un hueco de reducidas dimensiones (cosa que tampoco recomendaríamos por una sencilla cuestión de ventilación).

¿Puede la Wii Mini convertirse en una opción atractiva para los consumidores que busquen una máquina de juego económica y sencilla? Por ahora esta es una pregunta que sólo pueden hacerse los consumidores canadienses, pero a un precio de 99 dólares (77 euros al cambio) resulta sensiblemente más económica que una Xbox 360 con Kinect, que cuesta 199 dólares canadienses, aunque no mucho más que una Wii hecha, derecha y con Super Mario Bros. Wii, con un precio de 150 dólares. Las cosas están ajustadas. Ya veremos qué sucede en el resto del mundo si finalmente se saca el visado de turista.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL