El ZTE Grand S embutirá el último grito en telefonía en una carcasa de sólo 6,9 mm de grosor
Vamos a tener que prestar mucha atención al Grand S cuando ZTE lo presente en el CES. Básicamente, porque es posible que se nos escape como pestañeemos demasiado deprisa. Aunque el debut del último superteléfono chino de 5 pulgadas no tendrá lugar hasta dentro de unos días en Las Vegas, ZTE ha llevado a cabo un breve evento introductorio en el que ha desvelado que su finísimo terminal contará con una carcasa de sólo 6,9 mm, que lo convertirá teóricamente en el móvil 1080p "más fino del mundo".

El resto de la ficha técnica del Grand S permanece en prácticamente en secreto, aunque se sabe que integrará una cámara de 13 megapíxeles en la ligera protuberancia de la parte trasera, elaborada en material cerámico de acabado mate y disponible en múltiples colores. Según el sitio chino MyDrivers.com, que ya hasta se atreve a fijarle un precio de 2.799 yuanes (340 euros/450 dólares al cambio), el Grand S integrará un procesador Snapdragon S4 Pro, 2 GB de RAM y una batería de como mínimo 2.500 mAh, lo que sería toda una proeza para un teléfono de su famélica delgadez. ¿Demasiado bueno para ser verdad? El día 8 de enero lo sabremos con certeza.




[Vía Engadget en Chino]

Leer - ZTE (Sina Weibo)
Leer - MyDrivers

El ZTE Grand S embutirá el último grito en telefonía en una carcasa de sólo 6,9 mm de grosor