Skip to Content

AOL Tech

Freemium: Huawei Mate, el móvil que quiso ser tablet... y casi lo consigue

En Freemium, José Mendiola opina sobre la situación actual del mundo de la tecnología
Freemium: Huawei Mate y sus 6 pulgadas... En serio ¿dónde está el límite?
La tarde era lluviosa y la cita era en un conocido bar. Hacía tiempo que no veía a mi amigo, y ambos teníamos ganas de ponernos al corriente de nuestras respectivas vidas. Un par de cervezas, un ambiente distendido y música suave. La conversación transcurría entre "¿te acuerdas...?" y "¿cómo se llamaba...?" mientras evocábamos viejos tiempos. Momentos deliciosos que, por desgracia, compartimos pocas veces al año debido a la distancia. Todo iba 'acorde el guión' cuando de repente sonó la melodía de un móvil. Instintivamente eché la mano al bolsillo para comprobar si se trataba del mío, y pude intuir que en la mesa del al lado al menos dos personas hicieron lo propio.

Pero no. Era el smartphone de mi amigo, que pesadamente sacó su flamante Galaxy Note II del bolsillo y contestó animadamente. Recuerdo aquella estampa de forma meridiana. Uno, que está curtido en el negocio y conocía hasta el último tornillo del dispositivo y el detalle de sus prestaciones, nunca se había enfrentado al uso cotidiano del equipo. Y ahí estaba mi amigo, con esa tableta pegada a su cara ocultando el grueso de su rostro. Siempre he sido un fiel defensor (y admirador) de las arriesgadas apuestas de Samsung, máxime cuando son transgresoras y abren nuevos mercados, como en el caso del Note. Pero no pude evitar la mirada fascinada ante la desmesura de formas del colosal smartphone adherido a un rostro humano. Aquello tenía que ser el límite, pero no. Todavía hay más. Esta semana Huawei ha venido a demostrar al mundo que para valientes ellos y ha presentado un equipo de (redoble de tambores)... 6,1 pulgadas.
A estas alturas de la película queda claro que la maniobra de Samsung fue ganadora: había un mercado a medio camino entre los smartphones y los tablets para aquellos usuarios que cada vez hablan menos y hace uso con mayor frecuencia de sus planes de datos. El lector recordará que dimos un giro al asunto del tamaño y sobre todo, al cambio de hábitos de uso de los móviles inteligentes a comienzos de año. Claro que por aquel entonces seguíamos maravillados por los excesos de las 5,3 pulgadas del Galaxy Note original, dimensiones que ya nos parecían desorbitadas. Pero el éxito fue rotundo: sin tratarse de un producto de masas, los coreanos hicieron caja y, algo más destacable todavía, abrieron un nuevo un nuevo nicho de mercado. No podíamos sospechar que el listón podía situarse todavía más alto, pero el Note recibió pronto, demasiado pronto para algunos, una versión vitaminada y mejorada con el Note II, un soberbio smartphone que elevaba la cota a las 5,5 pulgadas.


¿Fin de la historia? Ni mucho menos. Como te apuntábamos, Huawei se ha apuntado a la fiesta y ha querido que su entrada en el segmento no pase desapercibida ¿Cómo hacerlo? Había que destacar en algo y los de Shenzen optaron por la opción más arriesgada, pero también la más inteligente: aumentar todavía más las dimensiones de la pantalla. Titulares garantizados. Y puestos a llamar la atención, que se note. Así, la víspera de Nochebuena el fabricante esbozó al mundo, de una forma un tanto peculiar, su gran baza: el Mate, un gigantón de ni más ni menos 6,1 pulgadas de pantalla. Y destacamos lo atípico de las formas puesto que no se trató del clásico 'robado' con la foto borrosa que tanto nos gusta y que se filtra accidentalmente a la red, sino que fue un directivo de la compañía quien arremolinó a un grupo de clientes de una de las tiendas de la compañía mostrando aquella mala bestia. Richard Yu no se cortó a la hora de lucir la generosidad de formas del equipo, que además, estaba reproduciendo la película "Titanic" (bromas en este espacio).

¿Un exceso? ¿Puede eso considerarse realmente un móvil? Lo cierto es que las prestaciones, sobre el papel, lo corroboran. Estamos ante un equipo con procesador quad core a 1,8 GHz, batería (atentos al dato) de 4.000 mAh, cifra de la que deducimos que el equipo perseguirá la filosofía planteada por el Note II de huir de los enchufes y una generosa densidad de 361 ppi. Pero lo mejor del asunto es que el fabricante planea salir al mercado (chino, por el momento, se entiende) por un precio de 3.000 yuanes (unos 450 euros) que nos suena a ganga dado lo presentado. A buen seguro que al propietario de este equipo no le interrogarán sobre el grosor de sus dedos, a la hora de usar el equipo. La pregunta está en el aire ¿6 pulgadas es un tamaño razonable? ¿Dónde está realmente el límite? En 2013 saldremos de dudas.

Muy feliz año a todos.

En Freemium se comparte la opinión personal del autor. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL