Tobii en el CES 2013
Llevamos hablando de Tobii y su famoso sistema de seguimiento ocular prácticamente desde que el mundo es mundo, pero por fin la compañía sueca ha finalizado su desarrollo y ultima el lanzamiento del primer producto comercial. El dispositivo, esencialmente una pequeña barra sensora USB diseñada para conectarse a cualquier laptop, permite "leer" tus miradas y realizar acciones en la interfaz de un ordenador sin necesidad de utilizar el ratón para nada, o si lo prefieres, usar tanto la vista como el ratón para incrementar tu productividad.

Tobii, que tiene el 10% de sus acciones en manos de Intel (lo cual ya debería decirte algo sobre el potencial de su tecnología), venderá este dispositivo bautizado con el nombre de REX a un precio de 995 dólares. Inicialmente sólo podrán adquirirlo los desarrolladores, pero hacia finales de año más de 5.000 unidades deberían haber llegado a manos de consumidores de a pie, desde personas con problemas de movilidad a gente que simplemente desea algo distinto.

Tobii en el CES 2013

Ver todas las fotos

5 FOTOS



El uso de REX comienza exactamente igual que cuando lo conocimos el año pasado: configurando el software para que identifique tus ojos correctamente y pueda seguirlos. Esto es necesario porque no hay dos pares de ojos iguales, y aunque pueda resultar un tanto incómodo, al menos es compatible con gafas (como las usadas por el aquí presente) e incluso funciona con usuarios ligeramente estrábicos. Durante la demo de Windows 8 pudimos navegar en un mapa y encontrar ciudades haciendo únicamente zoom con la rueda de desplazamiento (ir de Las Vegas a Zaragoza en Bing Maps requirió básicamente de dos vueltas a la rueda del ratón), dejando que nuestros ojos marcaran la dirección, navegar por Windows 8, abrir correos de forma selectiva sin más acción física que pulsar una tecla para abrirlos (nada de usar las teclas de desplazamiento) y hacer zoom en fotos de gran formato fijando la mirada en el punto que deseábamos aumentar.

No son funciones totalmente nuevas, porque ya habíamos jugado con demos similares anteriormente, pero ahora son infinítamente más suaves e intuitivas. ¿Tanto como para pagar casi 1.000 dólares? Dejemos que esa pregunta la respondan las personas que lo necesiten más que nosotros...


Un vistazo en vídeo al sistema de seguimiento ocular USB de Tobii; disponible al fin por 995 dólares

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres