Skip to Content

AOL Tech

Synaptics Sensa, un vistazo al prototipo de tablet sensible al agarre (¡en vídeo!)

Synaptics Sensa
A medida que las pantallas de nuestros gadgets crecen y se encogen sus marcos, cada vez se hace más difícil encontrar hueco para apoyar nuestros deditos sin pulsar sobre texto, una aplicación o simplemente sobre lo que no debemos. Es por ello que Synaptics anda desarrollando una tecnología a la que ha bautizado como Sensa ya que es capaz de reconocer cuándo estamos usando nuestros dátiles para sujetar el equipo y cuándo estamos pulsando intencionadamente su superficie para llevar a cabo una determinada acción. El truco reside en la parte trasera del equipo, que cuenta con unos sensores especiales que le permiten identificar los cuatro dedos que deberían quedar en la parte posterior mientras el pulgar se coloca por encima; una vez identificada esta postura, el sistema es capaz de reconocer que el pulgar que está apoyado sobre el panel es simplemente para sostener el equipo, ignorando completamente su presencia.

Para que nos sea mucho más fácil identificar este mecanismo, la compañía ha creado una demo en la que podemos ver en azul representados los dedos de la zona inferior con una serie de puntos y una banda roja con la zona que no se está teniendo en cuenta en ese momento (tranquilo, lo podrás ver con más detalle en el vídeo que te hemos preparado). Otro ejemplo en el que esta tecnología podría ser de mucha ayuda es a la hora de trabajar con texto, ya sea por medio de una app de lectura o desde el navegador. Gracias a Sensa el dedo no logra tapar las letras, sino que éstas se reorganizan a su alrededor... y lo que es más, incluso se mueven con él.


En líneas generales la iniciativa nos ha parecido muy prometedora, aunque por desgracia sí que es cierto que el software mostraba algunos fallos y de vez en cuando forzaba el cierre de la aplicación. Esto se debe a que dada la necesidad de integrar sensores en la espalda del equipo, Synaptics ha tenido que construir el dispositivo de pruebas casi desde cero (en lugar de insertar su tecnología en un aparato comercial ya finalizado, como te contábamos por ejemplo el otro día con su teclado casi mágico y aquel vetusto portátil Lenovo), habiendo finiquitado la demo con el CES ya encima.

Por si esto fuera poco, la compañía indica que los marcos y biseles de los equipos del futuro están abocados a seguir encogiéndose hasta desaparecer irremediablemente y va un paso más allá indicando que cuando esto ocurra, su intención es la de juntar tablets y teléfonos para trabajar de manera colaborativa como si de un puzle se tratara (y nos cita el mes que viene en el MWC de Barcelona para ver una prueba más elaborada con todas sus posibilidades.


Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL