YotaPhone en nuestras manos
¿Echabas en falta en este CES 2013 un teléfono completamente diferente a lo que estamos acostumbrados a ver? En ese caso no puedes dejar de curiosear con nosotros el YotaPhone, un androide de doble pantalla -una de naturaleza LCD y la segunda, para nosotros la más interesante, de tipo E Ink. La unidad no ha abandonado todavía la fase de prototipo, pero nos ha sorprendido muy gratamente tanto por lo bien que funciona como por su fantástica construcción.

Pero no adelantemos acontecimientos, lo primero es lo primero: a nivel de especificaciones estamos ante uno de esos típicos androides que se sitúan entre las gamas media y alta, ya que cuenta con una ficha técnica bastante decente, llegando incluso a matrícula de honor en algunos apartados. Para empezar se nutre de un procesador Snapdragon S4 a 1,5 GHz, 2 GB de RAM y una pantalla de 4,3 pulgadas con una resolución de 1.280 x 720; pero además dispone de un desahogado almacenamiento de 32 ó 64 GB, cámaras de 12 y 1,3 megapíxeles y Jelly Bean como sistema operativo (cruzaremos los dedos para que de aquí a finales de año, que es cuando está previsto su lanzamiento, no se quede demasiado "obsoleto"). Todo ello se concentra en apenas 140 gramos de peso y un perfil con una ligera curvatura para adaptarse mejor a la mano.

YotaPhone en nuestras manos

Ver todas las fotos

30 FOTOS




La auténtica joya de la corona se encuentra en su reverso y es ni más ni menos que una pantalla E Ink de 200 ppp que puede mostrar información de lo más diversa: eventos de calendario, imágenes, la línea de tiempo de Twitter, e-books, aplicaciones... y lo mejor de todo es que con lo poco que consume esta tecnología, apenas afectará a la autonomía total del equipo. De este modo podremos por ejemplo dejar precargada una zona de un mapa cuando estemos de viaje y sepamos que luego no tendremos conexión, una lista que debamos tener a mano, una fotografía como si de una improvisada funda decorada se tratara... o hasta una receta para no tener que pringar la pantalla del equipo si ésta se apagara mientras estamos cocinando.

Para que el truco de magia surta efecto es tan fácil como deslizar dos dedos a la vez a lo largo de su pantalla o clicar en un icono situado en la zona superior izquierda en las apps de la compañía. La única pega que le vemos es que este panel de tinta electrónica es que no es de tipo táctil (y a estas alturas de la película prácticamente se nos escapan los dedos solitos por culpa de Kindle, Nook y compañía). Para interactuar con esta segunda pantalla tendremos que dirigirnos a la zona inferior, que sí es de naturaleza capacitiva, y ya podremos movernos entre las distintas capturas que tengamos disponibles.

Para terminar de ponernos los dientes largos, nuestro protagonista está lleno de detalles que contribuyen a hacer el proyecto aún más especial si cabe. Una de las más curiosas es que no dispone de la conocida botonera androide, sino de una zona táctil bajo su pantalla sobre la que podremos deslizar horizontalmente nuestros dedos para volver atrás o mantener pulsada para acceder a la multitarea. Además, su alargado botón de encendido y apagado sirve también como ranura para su tarjeta SIM y cuando arrancamos la aplicación de cámara, su pantalla E Ink muestra un mensaje que nos insta a sonreír.

Como ves, pese a que nuestro protagonista aún se encuentra en las fases iniciales de su desarrollo, parece que Yota Device va por muy buen camino. Cruzaremos los dedos para la llama no se apague de aquí a su lanzamiento.


12 COMENTARIOS

YotaPhone saca pecho de su pantalla E Ink ante nuestra cámara (¡con vídeo!)
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)