Sony vende su sede en Nueva York, pero seguirá ocupándola como arrendatario
Se viven tiempos difíciles y los grandes no son ajenos a ellos. Así, pese a las severas medidas de ajuste aplicadas por Kazuo Hirai y a la considerable reducción de pérdidas que está cosechando Sony, el gigante japonés ha decidido dar otro paso de calado para poner los números en negro. ¿Recuerdas la drástica medida de Nokia de vender su sede para ocuparla posteriormente como arrendatario? Pues bien, Sony se está aplicando exactamente la misma medicina. El gigante japonés ha vendido su sede en la ciudad de Nueva York a un consorcio liderado por The Chetrit Group por un importe de 1.100 millones de dólares, y tras saldar las deudas pendientes con el edificio, obtendrá unos ingresos netos de 685 millones de dólares.

Pero al igual que sucedió en el caso de Nokia, los japoneses seguirán ocupando la sede como arrendatarios en un movimiento que ayudará a sanear sus cuentes. Sony piensa aplicar una medida similar en Tokio, donde la firma espera ingresar 1.140 millones de dólares para equilibrar sus balances.

Sony vende su sede en Nueva York, pero seguirá ocupándola como arrendatario

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres