NVIDIA nos descubre los humildes orígenes de Project Shield
Fue una de las grandes revelaciones del pasado CES y está llamada a levantar expectación durante el próximo E3, pero Project Shield no se fraguó en una noche. La consola portátil de NVIDIA (por más que se resistan a llamarla así en la compañía) tuvo una gestación relativamente humilde, que comenzó cuando a comienzos de 2012 los ingenieros de la firma ensamblaron un primer prototipo "que era poco más que un mando de juego sujeto con madera a un smartphone". Hay Kickstarters más elaborados por ahí. Este prototipo en fase totalmente embrionaria fue evolucionando a lo largo de 2012 mientras NVIDIA iba perfeccionando su técnica, hasta que finalmente terminó siendo el dispositivo con corazón Tegra 4 que todos conocemos.

Una de las cosas que más nos llamó la atención de Project Shield es que NVIDIA consiguió mantenerlo en secreto; toda una proeza en estos tiempos en los que la más ínfima partícula informativa se disemina y amplifica al instante gracias a los blogs y a las redes sociales. Esto fue posible en parte gracias a los esfuerzos de NVIDIA por contener físicamente su desarrollo, hasta el punto de que el dispositivo permaneció encerrado en sus oficinas de desarrollo de Silicon Valley hasta que sólo faltaban 10 días para su presentación. Durante el mes de diciembre, los ingenieros trabajaron a marchas forzadas integrando los componentes que les estaban siendo enviados en secreto desde Austria, Taiwán y China, dando forma al hardware completo pero todavía muy por pulir de Project Shield.

Para convertir esos ásperos prototipos en algo más serio, NVIDIA formó un equipo de ensamblaje encomendado con la misión de montar las consolas que más tarde pudimos probar en el CES. "Durante las vacaciones de Navidad, los ingenieros de NVIDIA tomaron parte de las instalaciones de un contratista de Silicon Valley para ensamblar las unidades que serían mostradas en el CES", indica la compañía.

Lo cierto es que a pesar del estupendo aspecto exterior de estas unidades, las sensaciones que nos transmitieron durante la feria todavía eran de "beta", pero es que como se encargó de recordarnos la compañía, Project Shield es como indica su nombre "un proyecto y no un producto". Afortunadamente para los sufridos ingenieros de NVIDIA, ellos no serán los encargados de montar las consolas definitivas, sino un equipo de "especialistas en manufacturación rápida" que usando las notas tomadas por los ingenieros originales se encargarán ahora de fabricarlas en masa. Imaginamos que ya estarán crujiéndose los nudillos, porque aunque NVIDIA todavía no ha dicho nada de precios, ya ha hecho público que Project Shield saldrá a la venta con un nombre totalmente nuevo en el segundo trimestre de este año.

NVIDIA nos descubre los humildes orígenes de Project Shield

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

1 Comentario

Filtrar por:
Christian

Una pregunta para lo experto, que casi nunca falais. Project Shield está arrancando pero... cuanto estimáis que será el desembolso necesario para poder disfrutar de este invento sobre mi sofá? Y me refieron a tener todo listo para el disfrute, con todo lo necesario. [Nota importante: mi PC no tiene tarjeta Nvidia ni nada relacionado]

31/01/2013 11:23 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
Christian

Una pregunta para lo experto, que casi nunca falais. Project Shield está arrancando pero... cuanto estimáis que será el desembolso necesario para poder disfrutar de este invento sobre mi sofá? Y me refieron a tener todo listo para el disfrute, con todo lo necesario. [Nota importante: mi PC no tiene tarjeta Nvidia ni nada relacionado]

31/01/2013 11:23 AM Reportar abuso rate up rate down Responder