El Boeing 787 "Dreamliner" es uno de los aviones más eficientes y con tecnología más avanzada construidos hasta el momento, pero también uno de los que más dolores de cabeza ha proporcionado al fabricante y las aerolíneas que lo utilizan. A mediados de enero la Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos prohibió que los 787 vuelen debido a problemas con unas baterías que no habían sido aisladas correctamente y que en al menos una ocasión provocaron un incendio que alcanzó más de 260 grados centígrados. Por suerte, Boeing ha estado trabajando con denuedo durante semanas para encontrar la solución a esos problemas, y ahora ha recibido la autorización para iniciar vuelos de prueba bajo rigurosas condiciones.

Hasta que se analicen los resultados de los cambios hechos en el aislamiento de las baterías los modernos aviones no podrán llevar pasajeros, pero se espera que en poco tiempo reinicien los vuelos comerciales. Por nuestra parte no hay apuro alguno, porque tenemos suficientemente miedo a las baterías explosivas y a las alturas por separado, mucho peor unidas.

Leer - Reuters (Twitter)
Leer - Puget Sound Business Journal

Las autoridades de EEUU permiten que el Boeing 787 regrese a las alturas (pero en fase de pruebas)

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres