A simple vista la chaqueta de camuflaje que tienes sobre estas líneas puede parecer otra cualquiera, pero su tela esconde la próxima gran revolución en uniformes militares para el soldado 3.0. El reputado MIT está investigando junto al Ejército de los Estados Unidos la posibilidad de entremezclar fibras ópticas y materiales basados en microfluidos en el tejido de los uniformes para reducir el peso del equipo que ahora mismo han de transportar los soldados y añadir funciones totalmente inéditas a unas prendas de vestir que en un principio simplemente deberían proteger y camuflar.

Gracias al uso de microfluidos y sensores específicos, el MIT espera crear uniformes capaces de detectar heridas a través de la firma de calor del portador y enviar señales de aviso en caso de ser apuntados por el láser de un compañero para evitar bajas por fuego amigo. Todas estas funciones son sin embargo meras ideas que podrían o no plasmarse a medio plazo en la indumentaria militar del ejército estadounidense. En estos momentos las fibras en cuestión todavía miden un milímetro de diámetro, haciendo difícil una integración efectiva, así que el MIT se ha marcado un plazo de 10 años para optimizar su funcionamiento mientras trabaja en reducir su tamaño a las 100 micras.

[Vía Wired]

El MIT y el ejército de EEUU trabajan en uniformes inteligentes con sensores de fibra óptica de 'cuerpo completo'

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres