Skip to Content

AOL Tech

HTC UltraPixel: Así es la nueva cámara del One

Teniendo en cuenta que el potencial fotográfico empieza a ser uno de los puntos claves a la hora de seducir a los compradores de un smartphone de nueva generación, a HTC no le ha quedado otra que sacarse un as de la manga para aumentar el atractivo de su nuevo buque insignia: el One. Hablamos, claro está, de su nueva cámara UltraPixel, un avanzado sistema que aúna una serie de características capaces de dar vida a una peculiar cámara nunca antes vista en un teléfono móvil. Pero, ¿qué tiene exactamente de especial? Eso es justo lo que queremos contarte, así que acompáñanos tras el salto y comencemos analizando tranquilamente sus características.

El sensor

Lo primero que llama la atención de la UltraPixel es que las imágenes resultantes son de "sólo" 4 megapíxeles. Sí, parece que HTC ha interiorizado el sabio consejo de los megapíxeles no lo son todo. El resultado es un sensor de 1/3" con una resolución de 2.688 x 1.520 píxeles, unas dimensiones posibles gracias a unos píxeles que alcanzan los 2 μm, siendo esta la primera de las características más destacadas del captor. Y es que gracias a este gigantesco tamaño (normalmente el píxel suele medir 1,12 μm, como en el Exmor RS) el fabricante asegura que sus cámaras pueden capturar un 300% más de luz respecto a sus competidores, ya que los píxeles son mas sensibles y abarcan más espacio.

Es decir, estamos ante una ventaja física. Al tener mayor superficie de captura las mejoras son inmediatas. HTC asegura que los resultados se pueden apreciar en condiciones de iluminación escasas, donde el píxel se encarga de obtener la mayor cantidad de luz posible sin llegar a necesitar el uso del flash.


Apertura f/2.0

Además de los píxeles, un elemento esencial a la hora de capturar la mayor cantidad de luz posible es el diafragma. Para ello HTC ha incorporado uno con apertura máxima f/2.0, un valor que, una vez más, se posiciona como el mayor del mercado (junto al Lumia 920), ya que competidores tan directos como el Xperia Z (Exmor RS), el iPhone 5 (con un Exmor R) y el Galaxy S III se quedan en los f/2.2, f/2.4 y f/2.6, respectivamente. Gracias a ello, al sensor le llegará mucha más luz y a nivel creativo podremos realizar desenfoques más intensos, obteniendo el mejor efecto Bokeh posible con un teléfono móvil.


Las ópticas


¿Qué sería de una cámara sin el preciado objetivo? Tal y como apunta HTC, lejos de la capacidad focal, el éxito de la captura se debe básicamente a dos factores, el tiempo de disparo desde que pulsamos el disparador y la capacidad de estabilización. Esto es algo que el fabricante ha tenido muy en cuenta y para ello ha conseguido alcanzar un tiempo de disparo de sólo 0,002 segundos (1/48), una marca mejorada si tenemos en cuenta los 0,03 que consigue el One X. Pero la mejor incorporación llega en forma de estabilización, y no nos referimos a una a través de software. El nuevo HTC One incorpora un estabilizador de 2 ejes con el que compensar los movimientos durante el disparo y la toma de vídeo, un sistema en apareciencia idéntico al que podemos encontrar en el Lumia 920, ya que controla tanto la inclinación como el giro con un rendimiento de 2.000 correcciones por segundo.


El procesador ImageChip


Como no podía ser de otra forma, detrás de todas estas prestaciones se esconde un cerebro encargado de controlar la situación y que además ofrece una serie de funciones con las que mejorar aún más el conjunto UltraPixel. Una de las más llamativas es la capacidad de grabar vídeo en HDR, algo que ya pudimos ver con el nuevo Exmor RS y que HTC parece traer de la misma manera. Según explican, la captura se realiza mediante 60 imágenes entrelazadas por segundo con exposiciones a la alza y a la baja que son tratadas en tiempo real por el procesador ImageChip para dar lugar a vídeos en 1080/28p.

Por otro lado, se ha incluido un enfoque con 200ms de tiempo de respuesta, permitiendo así que la grabación sea continua y no exista ninguna escena fuera de foco a menos que lo busquemos intencionadamente gracias a su apertura f/2.0. Por supuesto, usando dicho valor se producen aberraciones en formato de viñeteo, un error que el fabricante ha tenido en cuenta y se ha encargado de corregir mediante una compensación automática.

El potencial del procesador sirve también para dar vida a Zoe, un peculiar modo que se encarga de crear una película de 3 segundos (1080/30p) a base de imágenes disparadas con una velocidad comprendida entre las 4 y 5 capturas por segundo. Incluye además un búfer capaz de capturar imágenes antes y después del disparo, algo muy parecido a otras soluciones que podemos ver en la competencia.

Por último, la presencia de ruido en las imágenes obtenidas en momento de baja luminosidad también se controlará gracias a un algoritmo. Con él, se aplicará una reducción de ruido en la imagen con el que se intentará reducir la presencia de la aberración, y podrá ser aplicado tanto en la cámara principal como en la frontal.


UltraPixel y la competencia


Para que tengas a golpe de vista las especificaciones técnicas de UltraPixel, las hemos querido recoger todas en una tabla comparativa, enfrentándolas con algunos de los modelos más destacados de la competencia.


HTC
UltraPixel
Exmor RS 808
PureView
Lumia 920
Tipo de Sensor CMOS BSI CMOS BSI CMOS BSI CMOS BSI
Tamaño del sensor 1/3" 1/3,06" 1/1,2" 1/3"
Resolución 4 MP
(2688 x 1520)
13,13 MP (4.208 x 3.120)

41 MP
(7.728 x 5.368)

8,7 MP
(3.557 x 2.448)
Tamaño del pixel 2 μm 1,12 μm 1,4 μm 1,4 μm
Número de elementos 5 5 5 5
Apertura f/2.0 f/2.2 f/2.4 f/2.0
Grabación de vídeo (Máxima resolución) 1080/30p 1080/60p 1080/30p 1080/30p
Vídeo HDR
1080/28p
No No
Estabilización óptica 2 Sí
2 ejes
No No
2 ejes
Ráfagas 8 disparos por segundo 10 disparos por segundo - -
Formato de salida Bayer RAW Bayer RAW Bayer RAW Bayer RAW



¿Un nuevo paso para la fotografía?


Así es como presenta HTC su nueva apuesta a nivel fotográfico, una solución completa que, lejos de buscar el primer puesto en la carrera por los megapíxeles, ha preferido reunir prestaciones de todo tipo para crear un conjunto equilibrado y con gran potencial. Los 4 megapíxeles parecen ser suficientes para el fabricante, dejando atrás los falsos rumores que apuntaban un sensor de 3 capas con tecnología similar a la de Foveon, con el que conseguir hasta 13 megapíxeles tras una posterior interpolación. En su lugar se han quedado con la clásica distribución Bayer, con la novedad de incluir píxeles de 2 μm cuadrados.

Tan convencidos están de su resolución, que la propia HTC deja claro que las imágenes resultantes se verán perfectamente en una televisión HD. Y razones no le faltan, ya que sus 2.688 x 1.520 píxeles son más que suficientes para rellenar una pantalla Full HD y sacar fotografías impresas a tamaño razonable, pero, ¿son suficientes para el usuario? Posiblemente la gran mayoría de los que hacen uso del teléfono como cámara de fotos tengan suficiente con los 4 megapíxeles y solo un reducido grupo necesite más.
Al igual que Nokia hizo con PureView, el HTC One es la primera piedra con la que construir la nueva familia UltraPixel, una denominación que, lejos de indicar una nueva tecnología a nivel de píxel, simplemente da nombre a una nueva generación de terminales con mayor protagonismo en lo que a fotografía se refiere. Estamos seguros que UltraPixel evolucionará (sólo hay que ver los pasos conseguidos del 808 PureView al Lumia 920), pero de momento podemos decir que, al menos en el papel, la apuesta de HTC pinta muy bien. Ahora sólo necesitamos poder echarle el guante y ver qué tal se comporta en el día a día.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL