En pocas ocasiones hemos sentido una atracción tan profunda, tan carnal como la que se apoderó de nosotros cuando asistimos a la presentación privada de ASUS en la IFA 2012. Teóricamente el centro de atención tenía que ser su hornada de tablets híbridas con Windows 8, pero nuestra auténtica estrella era el Zenbook U500. Nos encontrábamos por fin ante el primer Ultrabook sin medias tintas, con una pantalla 1080p de 15 pulgadas para trabajar a gusto y potencia de procesamiento a espuertas gracias a su tarjeta gráfica NVIDIA. ¡Hasta tenía su teclado numérico separado a la derecha! Nos habíamos quedado prendados.

Pero eso fue en septiembre. Ahora, por fin, hemos podido pasar un tiempo a solas con su esperada versión táctil para conocernos mejor, y sabemos que ya te estarás preguntando qué impresión nos ha dejado. Bien, sigue leyendo si quieres conocer los pros y los contras de este estupendo Ultrabook en formato XL que ansía el contacto con tus dedos.

Galería | 33 Fotos

Análisis: ASUS Zenbook U500VZ



Vistazo en vídeo


[Música: White Butterfly - Fluxdelux, CC 3.0]

Diseño


A estas alturas todos conocemos el aspecto de la familia Zenbook. Recientemente, sin embargo, ASUS introdujo una serie de cambios para refinar su diseño y pulir algunas rebabas que podían quedar algo fuera de lugar. Estéticamente es uno de los Ultrabooks más agradables del mercado, con un perfil relativamente reducido y un exterior de aspecto minimalista con detalles tan finos como el microperforado de los altavoces y los indicadores de actividad bajo el trackpad. Pero ojo, no es lo que se dice un peso pluma. Su grosor de 20 mm y sus 2,16 kg de peso hacen que sea un equipo bastante portable, pero si lo comparamos con el finísimo Series 9 de 15 pulgadas de Samsung (menos potente y de disponibilidad limitada, todo hay que decirlo), el U500 deja de resultar tan delgado como puede parecer a simple vista.

Este peso se justifica al menos por la elevada solidez del conjunto. El U500VZ parece haber sido mecanizado por completo a partir de un bloque de aluminio, haciendo gala de una elevada rigidez. Se siente muy resistente al uso, en parte por la ausencia absoluta de flexibilidad en el teclado y la tapa del monitor; detalle último que todavía es común en el segmento Ultrabook. La cubierta resulta tan elegante como atractiva para las huellas dactilares, mientras que la parte baja se muestra totalmente cerrada. Si quieres cambiar la batería tendrás que ponerte la bata de cirujano o llamar al servicio técnico.


El repaso de puertos lo podemos realizar rápidamente: en el lado derecho se encuentra el conector eléctrico, un puerto Ethernet (¡sin necesidad de adaptador!), la salida HDMI y dos puertos USB 3.0; en el izquierdo, el microconector para el subwoofer externo incluido (hablaremos de él más adelante), una salida mini-VGA (ASUS incluye un adaptador, casi obligatorio para trabajar con proyectores de oficina), un tercer puerto USB 3.0, porque uno nunca tiene suficientes en un laptop, un lector de tarjetas de memoria y el imprescindible conector de audio.



Pantalla y sonido



No deberíamos tener que decirte a estas alturas que uno de los grandes alicientes de este Ultrabook es su pantalla. Además de ofrecer todo el espacio necesario para trabajar con fotografías y vídeo sin terminar herniándote los párpados, su panel IPS 1080p es realmente estupendo y encima es de tipo táctil. La calidad del color y la uniformidad de su iluminación son tan buenas como los ángulos de visión, verdaderamente amplios y confortables. También ayuda el detalle de que ASUS ha preferido un acabado mate para la pantalla en lugar del típico (e incómodo) ultrarreflectante. Aunque por sus dimensiones no es el portátil más indicado para trabajar en un avión, la calidad de su pantalla hará que el texto sea nítido incluso con la pantalla mal encarada.


Los 1.920 x 1.080 píxeles del U500VZ no son lo que se dice sorprendentes a estas alturas, pero todavía son pocos los Ultrabooks con un panel Full HD. Los resultados son aparentes a primera vista. Windows 8, un sistema operativo que es puro color, pone de manifiesto la capacidad del nuevo estandarte de la familia Zenbook para poner en pantalla colores vivos y gráficos bien definidos, sin píxeles apreciables a primera vista. Si a ti también se te van las manos a los tiles de Windows 8, podemos decirte que el manejo táctil del ordenador no tiene tacha posible. Los gestos multitáctiles los reconoce sin problema alguno y el deslizamiento de su superficie es adecuado, hasta el punto de que nunca jamás querrás volver a perder el tiempo sacando la barra de charms con el ratón; un simple barrido de derecha a izquierda con el índice resulta mucho más rápido y práctico. Lo mismo podemos decir de la interacción con los tiles. Es más, si no utilizas un ratón, te sentirás mucho más cómodo manejando la interfaz de Windows 8 desde la pantalla que con el trackpad. En el lado negativo, vas a necesitar llevar a todas partes una gamuza para limpiar su pantalla. La grimosa fotografía de abajo es el resultado de varias horas de trabajo a lo largo de un día.


Si la pantalla del U500VZ convence, su calidad acústica no se queda atrás. Aunque nadie espera a estas alturas un sonido sobresaliente en un portátil, los resultados ofrecidos por los altavoces de este ultrabook de gran formato son más que aceptables. Bang & Olufsen ha dejado su firma a través de la tecnología ICEPower, ofreciendo tonos agudos y medios razonablemente ricos y sin excesivas distorsiones siempre que el volumen se mantenga en límites adecuados. Los equipos de HP con Beats Audio suenan más rotundos, especialmente si buscas unos bajos contundentes, pero el U500VZ se guarda un as en la manga: un subwoofer externo SonicMaster que mejora de forma muy perceptible las capacidades sonoras del portátil. No es que de repente se convierta en una discomóvil, pero la diferencia entre conectarlo y no es rotunda. Su uso es totalmente recomendado tanto para escuchar música como para jugar, así que si tienes pensado trabajar en la soledad de la habitación de un hotel (y no tirado por los pasillos de una feria como es costumbre en Engadget), hazte un favor y llévate el subwoofer en la mochila, no te decepcionará.


Podemos terminar este apartado mencionando que ASUS incluye en la caja una unidad DVD externa USB. No recordamos cuándo fue la última vez que recibimos un kit de prensa en Engadget en formato óptico, pero nunca se sabe cuándo te va a hacer falta...



Teclado y trackpad



No somos fans de los teclados habitualmente montados en los Ultrabooks. Ya lo sabes, porque nos hemos encargado de repetírtelo en unas cuantas ocasiones. Su natural estrechez hace necesario el uso de teclas con un recorrido inferior y de escasa resistencia, lo que se suele traducir en un tecleo poco natural e intuitivo, obligándonos a revisar el texto para ver si hemos escrito lo que de verdad queríamos escribir, incluso si estamos acostumbrados a redactar sin prestar atención a donde se van nuestros dedos. Bien, tenemos buenas noticias: el teclado del Zenbook U500VZ es bastante agradable.

Sin ser el mejor teclado de Ultrabook que jamás hayamos probado (algunos modelos de Lenovo y de la gama Envy de HP son un poquito más cómodos), da la impresión de que esos milímetros extra han permitido a los diseñadores de ASUS integrar unas teclas con un mecanismo de mayor profundidad. También están correctamente espaciadas, de forma que no se pierden letras por el camino cuando redactas texto a gran velocidad, mientras que el generoso reposamuñecas nos ayuda a adoptar una postura adecuada. Por supuesto, el teclado cuenta con iluminación LED, y gracias a su pantalla de gran tamaño contamos con un teclado numérico independiente a la derecha que es todo un regalo caído del cielo para los que quieren un Ultrabook con el que sacar chispas a las hojas de Excel. Para los que estamos acostumbrados a manejar teclados completos en nuestras casas, el periodo de adaptación es mínimo.


Repasado el teclado, nos toca hablar del trackpad. Aunque es significativamente mejor que el de otros Zenbooks, todavía no es perfecto. Su superficie táctil, situada ligeramente a la izquierda del teclado, no tiene problemas detectando el movimiento de nuestros dedos, pero a pesar de su generoso tamaño los gestos de Windows 8 pueden necesitar un poquito más de espacio. Tampoco es muy satisfactorio el clic mecánico, algo endeble para los que más que tocar aporreamos nuestros trackpads (lo que no deja de ser curioso, porque el desplazamiento del cursor requiere que pegues bien el dedo para alcanzar la máxima precisión). La unidad de cristal montada en los últimos HP nos parece más satisfactoria. Con esto no queremos decir que el Zenbook U500VZ tenga un mal trackpad, pero con semejante pantalla será inevitable que la uses más a menudo cuando trabajes con aplicaciones para Windows 8 (o que prefieras el ratón si estás en el escritorio clásico)



Prestaciones y autonomía



Querido lector, aquí es donde el U500VZ marca las distancias con otras Ultrabooks. Dotado con un procesador Core i7 3612QM, 8 GB de RAM y una tarjeta gráfica independiente GeForce 650M de NVIDIA, el Zenbook mejor equipado hasta la fecha se descubre como una máquina tan capaz para trabajar como para desbloquear logros en Steam. Dado que ASUS refuerza el aspecto multimedia del portátil, decidimos enfrentarlo a varios benchmarks y juegos para conocer su rendimiento real. Vamos a comenzar diciendo que tanto en 3DMark06 como en 3DMark11 el U500VZ hace picadillo a la competencia, con unas puntuaciones de 14.278 y E3646, P2367 y X751 en los modos de rendimiento bajo, intermedio y extremo. En otras palabras, su rendimiento gráfico triplica y en ocasiones casi hasta cuadruplica al de otros portátiles con procesador i5/i7 con chipsets gráficos Intel HD4000. Es un baño de sangre, de hecho.

Por supuesto, nadie (o casi nadie) juega con benchmarks, así que decidimos instalar varios títulos con una complejidad gráfica bastante dispar para comprobar sus auténticas prestaciones. Dead Space es uno de nuestros juegos favoritos por su manejo de la luz (y el hecho de que sus controles son bastante aceptables con el teclado de un portátil); cual fue nuestra sorpresa al ver que a 1080p y con todas las opciones gráficas al máximo se movía en torno a los 60 FPS de forma continua, o directamente clavado en 30 FPS con el VSYNC activado; algo totalmente inédito en el segmento Ultrabook. El siguiente juego escogido para nuestros test fue XCOM, que durante las secuencias de juego se mantuvo fijo en 50 FPS a 1080p, siempre con todas las opciones gráficas activadas. No creemos que sea necesario decir nada más para convencerte de que el U500VZ es todo un animal dentro de su segmento.


Si lo que realmente te interesa es el rendimiento del equipo en Windows, hemos de señalar que su SSD Sandisk de 256 GB también es veloz como pocas, ayudando a unos arranques en frío francamente rápidos: en 14 segundos lo tienes listo para trabajar. ATTO arroja unos registros de 908 MB/s en lectura y 567 MB/s de escritura. Son cifras de auténtico campeón; muy pocos portátiles en su categoría cuentan con una unidad de almacenamiento tan rápida.

Por supuesto, todo este rendimiento se cobra un precio. Además de ser un Ultrabook relativamente "cálido" cuando se le pide guerra (aunque ni el incremento de temperatura ni el sonido de los ventiladores llegó a resultar incómodo), el U500VZ tiene una autonomía algo limitada para lo que se estila en el segmento. Este es un punto difícil de medir, dado que cada persona le da un uso distinto, pero podemos contarte que en nuestro test de descarga de la batería, que consiste en reproducir en bucle un vídeo de pruebas para simular una carga de trabajo ligera de forma continua, el portátil, con las conexiones inalámbricas activadas y el brillo de la pantalla al 65%, se apagó automáticamente un poco antes de alcanzar las cinco horas en marcha. Nada que deba sorprendernos si consideramos el hardware del equipo.



Conclusiones



Con una excelente pantalla, un diseño sólido y unas prestaciones sin rival, el Zenbook U500VZ es el Ultrabook más completo y polivalente que hayamos visto hasta la fecha. No queremos decir con esto que sea perfecto, porque el trackpad todavía es mejorable y quien priorice la autonomía posiblemente deba buscar un modelo con una pantalla más pequeña y gráficos integrados, aunque sea a costa de sacrificar espacio de trabajo y rendimiento. Luego, por supuesto, está el asunto del vil metal. Nada más y nada menos que 2.199 euros es lo que cuesta el modelo analizado, que estará disponible a finales de febrero. Estamos hablando ya de una cantidad de dinero bastante seria y cuyo desembolso merece ser ponderado con detenimiento.

Si buscas el máximo equilibrio entre prestaciones y portabilidad, no se nos ocurre una mejor opción que el U500VZ. Es ciertamente uno de los portátiles más impresionantes que hemos visto en mucho tiempo. Si por el contrario no necesitas una pantalla táctil y tampoco te hace falta semejante tarjeta gráfica, el mercado está lleno de Ultrabooks excelentes que te podrán dar un servicio comparable por mucho menos dinero. Piénsatelo bien.

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

4 Comentarios

Filtrar por:
Nik_2205

Le he empezado a coger un gusto a los review de Alberto ;)!

24/02/2013 9:19 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
pacorequena25

Otra opción son los nuevos Serie 7 Chronos de 15.6 pulgadas de Samsung, tambien con pantalla tactil, full-hd, mas horas de bateria, con i7, hasta 16 GB de ram, con gráfica AMD de 2 GB, etc etc y saldrá por mucho menos dinero que este ASUS. Y de peso ahí le andará más o menos como este. Digo que el precio será mucho menor, porque el Serie 7 Chronos más alto de gama de la versión anterior no costaba más de 1.100⿬ en sitios como pccomponente, así que la versión nueva no será mucho mas caro, y nunca llegará a estos 2.000⿬

23/02/2013 1:18 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
Javier

Esta muy bien, pero un precio excesivo para gastarme mas de 2000 euros, me compro un macbook pro retina de 15 pulgadas que tiene la misma gráfica, también le puedes poner windows 8 si lo necesitas y va mucho mejor.

23/02/2013 9:17 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
1 Respuesta al comentario de Javier
Juan

¿Excesivo?, pero si es un equipo premium ¿que esperabas? y esta perfectamente justificado por la potencia del hardware y el acabado, y eso de que va mucho mejor un macbook ¿ya has hecho pruebas? o solo te basas en la premisa de que un equipo hecho por apple es mejor que cualquiera de la competencia, la única diferencia real que le encuentro en comparación con el macbook es la resolución, que al final puede tener un impacto en el rendimiento del equipo pero en todo lo demás están parejos, y al final la decisión que decidirá la compra es el sistema operativo y eso ya es un gusto personal, yo me decanto por windows por que que es la mejor plataforma para videojuegos y eso es lo que me gusta.

23/02/2013 1:49 PM Reportar abuso rate up rate down Responder