Skip to Content

AOL Tech

Nokia Lumia 720, en nuestras manos (¡con vídeo!)

Nokia Lumia 720, en nuestras manos
Pocos ases en la manga se ha traído Nokia para este Mobile World Congress. El Lumia 920 apenas acaba de salir a la venta en buena parte del mundo y por más que algunos quieran todavía no es momento para darle matarile sacando un PureView real con Windows Phone 8, así que la compañía finlandesa ha puesto todas sus fichas a una única apuesta: teléfonos buenos, bonitos y baratos. El más sofisticado de este nuevo pelotón de smartphones asequibles es el Lumia 720, que recupera el testigo del 710 y mejora lo presente gracias a su renovada combinación de hardware y software.

Esta especie de Lumia 820 más asequible estará disponible en los mercados asiáticos a lo largo de este trimestre antes de dar el salto al resto del mundo un poco más tarde, a un precio que debería rondar los 250 euros. Sus bazas son claras: un hardware potable (Snapdragon a 1 GHz, ranura microSD, 8 GB de almacenamiento, NFC, carga inalámbrica opcional) y una cámara muy, muy luminosa.



En nuestras manos, este terminal de 4,3 pulgadas y 800 x 480 píxeles se siente bastante más cómodo que el resultón pero algo rechoncho 820, además de sensiblemente más ligero. La pantalla ofrece unos tonos negros bastante conseguidos y muestra colores vivos incluso bajo los intensos focos de la feria, dejando que su interfaz se deslice con razonable suavidad. Habrá que ver qué tal se comporta luego con las aplicaciones, pero el rendimiento básico navegando por internet y en fotos es a priori bastante bueno. También es destacable su cámara: aunque sólo posee 6,7 megapíxeles y el vídeo está limitado a 720p, el trabajo de Nokia para mejorar la luminosidad de su sensor es algo más que palabrería. Hemos tomado varias fotos en modo automático durante su presentación y nos hemos quedado bastante sorprendidos tanto con la nitidez como con la claridad de las imágenes; es casi un suced'aneo del Lumia 920 para los que no pueden costearse uno.

No podemos terminar el repaso al Lumia 720 sin mencionar sus carcasas. A diferencia del 820, que integra la carga inalámbrica de forma solidaria con la propia carcasa del teléfono, en el caso del 720 estamos hablando de una especie de fundas rígidas de quita y pon que se colocan sobre la carcasa fija del teléfono (técnicamente es monochasis; el primero con microSD de la gama Lumia) haciendo contacto con los tres puntos de carga traseros. Tan sólo un aviso: si aprecias la integridad de tus uñas, ya puedes ir olvidándote de desmontar la funda de carga una vez colocada. Su sujeción es tan sólida que parece formar parte fija del teléfono, hasta el punto de que más de uno preferirá dejarla en su sitio aunque el teléfono gane algunos milímetros de grosor.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL