Sharp podría perder la inversión de 60 millones de dólares de Qualcomm si vuelve a incumplir los plazos
La jugada con la que Sharp pretendía salir a flote de su complicada situación económica pasaba por llegar a un acuerdo con Qualcomm que le permitiera obtener una bocanada de aire fresco a nivel económico. El pacto llegó, y Qualcomm entregó un primer pago de 60 millones de dólares a espera de entregar una última cuota con la misma cantidad, a cambio de entregar antes del 29 de marzo las especificaciones técnicas de las nuevas pantallas de ahorro de energía que se utilizarán en tablets y teléfonos, y que la propia Qualcomm ayudaría a producir. Lamentablemente Sharp no ha terminado los deberes, y ha llegado a la fecha límite sin los documentos necesarios, por lo que por ahora se ha quedado sin la segunda inversión. Además, se han sumado más problemas como el del objetivo de conseguir 100 millones de yenes en beneficios de explotación durante la primera mitad de año fiscal, aunque ello no ha impedido que reciban una segunda oportunidad y puedan presentar la documentación requerida hasta el 30 de junio. Pero la dirección de la compañía sigue haciendo aguas, y un posible acuerdo con Foxconn por el 9,9% de participación parece haberse esfumado. No corren buenos tiempos para Sharp.

1 COMENTARIO

Sharp podría perder la inversión de 60 millones de dólares de Qualcomm si vuelve a incumplir plazos
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)