iFixit destripa al atractivo HTC One con gran dificultad
Desde un principio supusimos que el delgado y elegante cuerpo de aluminio del HTC One no sería muy sencillo de desmontar, y según nos cuentan los chicos de iFixit, realizar una autopsia al teléfono real es aún más complicada que lo que imaginábamos. El exterior del One no muestra ningún tornillo, por lo que para separar la pantalla es necesario usar una pistola de aire caliente y una ventosa. Lo peor es que ese es el paso sencillo, porque después hay que separar el cuerpo de los componentes internos usando un spudger metálico, para finalmente encontrar escudos de cobre y unos pocos tornillos de tamaño diminuto, como los que se usan para mantener en su sitio a la batería de 2.300 mAh.

Como ya te imaginarás después de leer esta rápida descripción, la nota de reparación recibida por el HTC One es de uno (muy apropiada para su nombre), lo que quiere decir que a menos de que seas realmente hábil, ya puedes olvidarte de reparar tu teléfono con piezas compradas en internet.

iFixit destripa al atractivo HTC One con gran dificultad

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

4 Comentarios

Filtrar por:
IvánD3

Ahí tenéis vuestra innovación jajajajaja.

Ahora en serio, al Xperia S y Nexus 4 se les criticó mucho la batería embedida, pero al menos estos quitando un par de tornillos se puede cambiar con relativa facilidad.
Cada día respeto más a Samsung (y soy samsung hater) por mantener las baterías extraíbles. Prefiero llevar plastico a tener que pagar un pastón por cambiar la batería

29/03/2013 10:19 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
1 Respuesta al comentario de IvánD3
kerter28

Ya somos dos, y esto lo digo teniendo un iPhone 4S, y antes del 4S un 4.
Cuando se rompa volveré a la antigua usanza, pero versión smartphone.

Qué tiempos aquellos en los que mi Nokia 5310 -con su batería de repuesto de ⿬10- me proporcionaba una autonomía de tres a cuatro semanas sin recargar ni una sola vez.

29/03/2013 3:14 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
kerter28

La sofisticación es un problema, y aunque lo lógico sería intentar que el teléfono nunca se rompiese, es imposible, los accidentes ocurren hasta para el más precavido.

Y más allá del precio, la nueva dinámica de las empresas ya no es "¿Estás dispuesto a pagarlo?", sino: "¿Estás dispuesto a tenerlo pese a las posibles futuras consecuencias?".

Obsolescencia programada en su máximo esplendor.

29/03/2013 5:23 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
manueledecio

El día que por alguna razón se requiera cambiar algo interno que bien puede ser la batería, la única opción es llevarlo al SAT

28/03/2013 10:36 PM Reportar abuso rate up rate down Responder