Skip to Content

AOL Tech

Adam Orth abandona Microsoft tras sus comentarios sobre las consolas con conexión permanente

La naturaleza pública de los comentarios de Twitter puede hacer que sus repercusiones sean inversamente proporcionales a la longitud de dichos mensajes... o de la prudencia de quien los publica. Adam Orth lo ha descubierto por las malas; sus palabras sobre las consolas con conexión permanente han terminado costándole el puesto de trabajo según publica Game Informer.

El ejecutivo, un director creativo de Microsoft Studios, cargó las tintas en su cuenta de Twitter cuando afirmó no entender la preocupación del público por las consolas siempre conectadas a internet, aderezando sus comentarios con comparaciones como "a veces la electricidad se va. No me compraré una aspiradora" e incluso mofas dirigidas hacia los habitantes de poblaciones pequeñas, con acceso a internet limitado o deficiente. Como bien sabes, se rumorea que el "always on" será una de las características principales de la nueva Xbox, que usaría su conexión permanente para evitar la piratería y solaparse con sintonizadores de TV, así que este es un tema delicado.

Las críticas, lógicamente, no se hicieron esperar. Lo que seguramente no esperaba Orth era que sus palabras fueran a convertirse en una bola de nieve, y lo que comenzó como un trolleo escasamente profesional terminó llegando a los foros, de ahí a la prensa especializada, y por último a los medios generalistas. Tal fue la polvareda levantada que Microsoft se vio obligada a lanzar un breve comunicado pidiendo disculpas por "los comentarios inapropiados de un empleado". Ahora, Game Informer ha podido confirmar que Orth ya no trabaja para Microsoft, aunque no está del todo claro si el ex-ejecutivo ha dimitido por la presión de internet o si por el contrario alguien le abrió amablemente la puerta para que saliera.

Los comentarios de Orth no confirman ni desmienten la idea de que la nueva Xbox necesitará estar conectada a internet a todas horas, pero evidencian dos hechos incontestables: 1) no es prudente avivar rumores innecesariamente cuando trabajas para una compañía que ultima el lanzamiento de un producto con una inversión de cientos de millones de dólares; y 2) insultar a tus clientes, aunque sea en broma, no es una buena estrategia laboral.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL