Samsung Galaxy Mega 6,3 pulgadas, en vivo
Pocas veces un nombre ha hecho tanta justicia a un teléfono. Aunque la atención del Galaxy S 4 World Tour que acaba de tener lugar en Londres era lógicamente el nuevo móvil tope de gama del fabricante surcoreano, la sala de demostraciones nos ha permitido tomar contacto con el nuevo Galaxy Mega de 6,3 pulgadas, un bestial tabletófono que no necesita más tarjeta de presentación que su propio tamaño.

Dotado con un panel LCD de resolución "HD" y un procesador dual core a 1,7 GHz, el Mega no pretende romper tantos benchmarks de rendimiento como bolsillos. Su propósito es claro: ofrecer una herramienta de trabajo todavía más generosa que el Galaxy Note II, pero sin irse tampoco muy de las manos cuando haya que desenfundar la tarjeta de crédito. Cuánto será eso en términos monetarios es algo que desconocemos, pero ciertamente el Galaxy Mega no quiere aparentar tampoco más de lo que es.

[Actualización: La resolución de la pantalla es exactamente de 720 x 1.280 píxeles. Por el momento todos los detalles relacionados con su comercialización están totalmente en el aire.]

Samsung Galaxy Mega 6,3 pulgadas, en vivo

Ver todas las fotos

21 FOTOS


Aparte de ofrecer una resolución apreciablemente sub-HD (Samsung no aclara cuánto es eso exactamente), este tabletófono con todas sus letras integrará 8 ó 16 GB de almacenamiento interno, por fortuna ampliables mediante tarjetas microSD, así como 1,5 GB de RAM en lugar de los 2 GB del SGS4. Tampoco integra las funciones de software más avanzadas vistas en los modelos más avanzados de la compañía, como el reconocimiento de gestos sin contacto o las características de fotografía y vídeo más avanzadas. A cambio, posee una gran batería de 3.200 mAh para dar de comer a tan notable pantalla y conectividad LTE, así como una cámara de 8 megapíxeles que no romperá récords, pero que aparentemente ha sido objeto de estudio por parte de Samsung. Cosa que agradecemos si realmente se plasma en unas buenas prestaciones, porque los tablets y tabletófonos no suelen destacar precisamente por su calidad fotográfica.


¿Y qué tal se siente en persona? Pues de entrada, podemos decirte que es un teléfono muy fluido. En uso no parece ser ni más ni menos rápido o lento que un Galaxy S III (que todavía se defiende maravillosamente bien, todo hay que decirlo), con el beneficio añadido de poder partir su pantalla (ya casi en monitor) en dos zonas arrastrando aplicaciones desde un menú lateral para, por ejemplo, navegar por la web mientras consultas el correo electrónico. No hemos tenido tiempo de someterlo a un benchmark, pero en términos generales su desempeño dentro del propio SO y navegando por internet es plenamente satisfactorio.


En las manos, el Mega se siente lógicamente... Mega. Muy mega. Para una persona de manos pequeñas como es este juntaletras, sus 167,6 x 88 x 8 mm rozan casi lo inmanejable, aunque eso suponemos que no te sorprenderá. Más desconcertante es lo liviano que parece. Aunque con 199 gramos no es lo que podamos considerar un peso pluma, el Galaxy Mega no resulta para nada pesado si tenemos en cuenta sus dimensiones, y todavía más llamativo resulta lo sorprendentemente delgado que es. Por supuesto, parte de esta relativa ligereza se debe al uso de plástico en toda su carcasa, aunque por fortuna su factura se encuentra a un nivel elevado, en la línea de los mejores teléfonos de Samsung. Puede que no utilice componentes "premium", pero desde luego no se siente barato al tacto.

Por ahora Samsung no ha comunicado los planes de lanzamiento para el Galaxy Mega. Tan pronto como lleguen a nuestros oídos nos aseguraremos de ponerte al tanto.


12 COMENTARIOS

Samsung Galaxy Mega 6,3 pulgadas, en vivo... ¡y con vídeo!
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)