Skip to Content

AOL Tech

Samsung Galaxy S 4 hace desfilar ante nuestros ojos su arsenal de apps inteligentes (¡en vídeo!)

Samsung Galaxy S 4 hace desfilar su arsenal de apps inteligentes ante nuestros ojos (¡con vídeo!)
Si estás pensando seriamente colocar un Samsung Galaxy S 4 en tu bolsillo tan pronto como salga al mercado, es probable que ya sepas que la fecha clave es este próximo sábado 27 de abril y que tengas más que interiorizadas sus principales prestaciones. Para hacerte más llevaderos estos días de espera, esta mañana nos hemos reunido con Samsung en Madrid para profundizar un poco más en los principales aspectos del equipo y, de paso, mostrártelo en acción una vez más.

Aunque a estas alturas poco podemos contarte sobre su fisonomía que no sepas ya, no podíamos dejar pasar la oportunidad de enfrentarlo nuevamente con la generación anterior. Su aspecto mantiene la esencia del S III, pero Samsung ha sabido dar los retoques necesarios para que note que estamos ante un terminal de esta temporada, por ejemplo con un grosor algo menor, un nuevo botón de encendido o una mayor resolución de pantalla. Puede que su suave carcasa de plástico con acabado glaseado no sea del agrado de todo el mundo, pero en directo el resultado no nos hace temer por su resistencia -eso por no señalar que contribuye a ajustar su peso un poquitín más, algo que se agradece con la imperante obsesión por los tabletófonos que estamos viviendo últimamente.


Después de haber podido jugar durante un tiempo con sus hermanos Galaxy S III y Note II (de 4,8 y 5,5 pulgadas, respectivamente), hemos de señalar que una de las cosas que más gratamente nos han sorprendido del S 4 es que su tamaño no delata en absoluto que estamos ante un equipo de 5 generosas pulgadas. Aunque nuestras manos no son excesivamente grandes, sí que podemos manejarnos cómodamente por su superficie y alcanzar los extremos con "relativa" soltura. Ya que hablamos de su pantalla, no podemos pasar por alto la nueva función Adapt Display, que según el fabricante se encarga de trastocar el brillo para que la visualización de un vídeo, juego o simplemente el texto en el navegador sea siempre la mejor y no moleste a nuestra vista. Este aspecto era para nosotros una de las poquísimas pegas que se podía poner a los galácticos previos y, aunque las condiciones de luz de la sala en la que ha tenido lugar el encuentro no era de las mejores para comprobarlo, descuida que tomamos buena nota de cara a nuestro análisis.

Entrando ya de lleno en el apartado de software, nuestro protagonista ejecuta la versión 4.2.2 de Android (Jelly Bean) camuflada por la nueva versión de TouchWiz, mucho más humanizada si cabe para facilitar su uso. Lo primero que tenemos que señalar es que la unidad con corazón Snapdragon 600 que hemos podido probar hoy, se desenvolvía de una manera muy fluida, respondiendo adecuadamente a cada una de nuestras peticiones. Quizás el rasgo clave que diferencia esta interfaz de los últimos androides es su batería de gestos, que facilitan la interacción e integración del equipo en nuestro día a día. Pongamos por caso que andas atareado en la cocina y de pronto entra una llamada, pues aún con el terminal en su funda (ojo, la que dispone de una pequeña ventanita), sería posible descolgar y hacer saltar el manos libres sin tocar el equipo, únicamente moviendo la mano por encima de su pantalla.

En este apartado de "gestos inteligentes" se engloban también las simpáticas funciones Air View y Air Gesture, que nos permiten interactuar con el sistema sin tener que llegar a posar un dedo sobre la pantalla, por ejemplo para previsualizar las distintas imágenes que contiene una carpeta o pasar entre ellas, así como movernos entre las distintas pestañas que tengamos abiertas en el navegador. El broche de oro lo pone la posibilidad de que el sistema identifique nuestro rostro y podamos hacer esto mismo con los movimientos de nuestra cabeza o los ojos. En nuestra prueba hemos podido constatar que la unidad tarda al menos un segundo o segundo y medio en responder, pero el resultado es tan acertado que nos ha dejado prácticamente sin habla.

En esta línea se sitúa también la llamada opción Smart Pause, que se encarga de controlar un vídeo con la mirada, para que la reproducción se pause automáticamente si tenemos que alejar momentáneamente la vista de la pantalla y luego se reanude en cuanto volvamos a mirar. La buena noticia es que Samsung nos ha confirmado que esta característica no sólo funciona dentro de su galería, sino también en aplicaciones como YouTube.

La cámara es otra de las grandes apuestas del S 4 y, como tal, se aleja considerablemente de la interfaz estándar de Android (de hecho diríamos que su carrusel de control se acerca más al de la Galaxy Camera). Esta cuenta con hasta doce modos distintos de funcionamiento, entre los que destacan la grabación dual para que el fotógrafo no se quede sin salir en la captura o la posibilidad de añadir hasta nueve segundos de audio para ilustrar mucho mejor cada fotografía. Mención aparte merece su apartado de foto animada, que puede encargarse de captar en una misma imagen la trayectoria completa de un niño saltando mientras patina, pero también congelando secciones concretas para detener el movimiento de algunos coches, pero no de otros.

Otras funciones algo menos rimbombantes pero igualmente interesantes son la posibilidad de utilizar el S 4 como un improvisado mando a distancia para nuestro televisor (sea o no fabricado por Samsung) gracias al puerto infrarrojo que se coloca en su extremo superior, así como el entorno de seguridad Knox para separar el perfil personal de profesional.

En un lanzamiento tan mimado como el de un buque insignia como este, Samsung no podía por supuesto descuidar el tema de los accesorios, algunos de los cuales hemos podido probar también en esta cita. Además de la báscula con conexión inalámbrica para S Health que pudimos ver en Nueva York, la compañía nos ha enseñado hoy sus nuevas fundas en multitud de colores, una carcasa especial para proteger al smartphone en las situaciones más arriesgadas y, por supuesto, su cargador inalámbrico.

Como ves, el nuevo Samsung Galaxy S 4 viene cargadito de aplicaciones que ayudan a diferenciarlo un poco más del resto de propuestas androides actuales y que podrás ver en acción en el siguiente vídeo.


Recuerda que la unidad llegará a la mayoría de escaparates este próximo 27 de abril, acompañado de un precio en su modalidad libre de 699 euros en el caso de su versión LTE con procesador Snapdragon 600 y 16 GB de almacenamiento.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 2)



Galerías destacadas



Noticias AOL