Skip to Content

AOL Tech

IllumiRoom: Así funciona el modificador de entornos de Microsoft

Durante el pasado CES Microsoft mostró tímidamente una de esas extrañas creaciones cocinadas en las oficinas de Microsoft Research. Hablamos de IllumiRoom, un proyecto extremadamente futurista que nos dejó con la boca abierta con un vídeo demostrativo que, lejos de ser una recreación ficticia, planteaba una nueva forma de entretenimiento doméstico nunca antes vista. Las dudas sobre la evolución y viabilidad del proyecto rondaban en cada uno de los asombrados, y no ha sido hasta esta semana en pleno CHI2013 cuando los chicos de Redmond han dado más pistas de su creación.

¿Qué es, qué esperamos y cómo será IllumiRoom? Veámoslo tras el salto.

IllumiRoom es un trabajo de investigación que intenta explorar nuevas dimensiones en lo que a entretenimiento doméstico se refiere. Por medio de proyecciones sobre el entorno, el jugador se sumerge aún más en la partida gracias a un sistema completamente automático que no requiere ningún tipo de atención, llevando así los contenidos e información del momento más allá de la pantalla. Por decirlo de alguna forma, si la llegada de Kinect supuso una modificación absoluta del control, IllumiRoom pretende modificar el concepto actual para llevar el escenario de la partida directamente a tu salón. La idea es romper los límites físicos del marco de la pantalla, y envolver al jugador con elementos y sensaciones que hasta ahora pasaban desapercibidas, algo que Microsoft ha querido llamar "ilusiones proyectadas".
¿Por qué esta necesidad? En el mundo del juego, un elemento como la pantalla supone un hándicap bastante importante en la experiencia de uso. A mayor tamaño la sensación del jugador es mejor, y la inmersión provocada por el campo de visión ayuda a que la simulación se acerque mucho más a la realidad. Pero este tamaño de pantallas tiene un coste y un límite, y si un modelo de 55 pulgadas de alta resolución ya supone un escalón imposible para muchos, una pantalla de 100 pulgadas con resolución Full HD es directamente un insulto al entretenimiento doméstico. Ahí es donde entra el concepto del "Foco y Contexto", una pareja representada por una pantalla y un proyector, donde el primero se encargará de la parte importante a gran resolución, y la segunda de la visión periférica con una menor definición.

Así nace IllumiRoom, o habitación de la ilusión si lo prefieres, ya que el sistema es capar de aumentar el campo de visión, cambiar el aspecto de la habitación e incluso simular movimientos en tu entorno.

Pero vayamos a las pruebas y a lo real. El prototipo presentado por Microsoft está formado por un proyector Infocus IN126T y Kinect. El primero se encarga de la sencilla tarea de proyectar las imágenes, mientras que el segundo se hace cargo de tareas tan importantes como las de capturar el color y geometría del entorno, unos datos que determinarán la proyección final de la imagen. Al igual que ocurre actualmente con Kinect, el sistema requiere una calibración previa para su correcto funcionamiento, una tarea completamente automatizada que determinará los objetos de la habitación y la posición de la televisión. Para ello se utilizarán patrones de grises que ayudarán a crear un patrón tridimensional con el que interpretar los objetos y texturas del entorno.
Pero hay un detalle muy importante que en Microsoft han sabido controlar. Teniendo en cuenta que los objetos de la escena variarán dependiendo de la habitación del jugador, el sistema debe de corregir inteligentemente los "obstáculos cromáticos" que se plantean. Es decir, no es lo mismo proyectar un árbol verde sobre una pared lisa de color blanco que en una estantería con libros de color amarillo. Este problema se controla gracias a la llamada calibración radiométrica, encargada de compensar la luz y el color proyectado sobre la superficie con el fin de teñir la superficie adecuadamente. Pero evidentemente esta técnica tiene sus límites, ya que resultará imposible cambiar una zona roja a verde, aunque ayudará a camuflarlo.

A grandes rasgos IllumiRoom trabaja con estos detalles pero, ¿qué es capaz de ofrecer?

Aquí es donde entra en juego lo que el grupo de investigación de Microsoft llama como "las 11 ilusiones". Esto no es más que 11 efectos diferentes aplicados en la escena que mejoraran la experiencia del juego y entre los que se pueden encontrar algunos relacionados con el contexto, otros con texturas e incluso algunos que interactúan físicamente con el entorno (siempre bajo el plano de la ilusión).


Contexto al completo


Contexto selectivo (trazas de las balas)


Sólo bordes


Contexto segmentado (en este caso proyectado únicamente en la superficie plana de la pared)


Cambios de color y textura del entorno (efectos cómic y blanco y negro)


Efectos de ondas


Efectos de luces en tiempo real


Interacción física (la pelota parece salir de la pantalla)


Efecto nieve


Efecto campo de estrellas


Malla virtual
En el vídeo que tienes a continuación podrás verlos en acción, muchos de ellos aplicados sobre el juego Red Eclipse, destacando sin lugar a dudas los relacionados con el entorno y, sobre todo, el del efecto de ondas. Aun así, aunque las pruebas y principales demostraciones se han realizado con juegos, Microsoft asegura que el sistema podría funcionar perfectamente con otro tipo de contenidos como películas.



La implementación de estas ilusiones se podría plantear de varias formas. La mejor sin duda llegaría en forma de programación nativa en el juego, consiguiendo así una fiabilidad total a la hora de aplicar los efectos. Sin embargo, también se plantea la posibilidad de activar las ilusiones cuando apretamos un botón o cuando se activa la vibración del mando (por ejemplo, en un shooter disparar con el gatillo activaría la ilusión de las ondas).

La pregunta que nos hacemos ahora todos es evidente: ¿es posible que IllumiRoom llegue a los hogares de todo el mundo? ¿Cuándo?

Microsoft no ha respondido directamente estas respuestas, pero teniendo en cuenta sus declaraciones podemos sacar varias conclusiones:
  • El sistema formado por el proyector y Kinect no requiere una unidad de proyección de alta gama. Tal y como hemos explicado, la idea de recrear el contexto se representará a baja resolución para no quitar importancia al foco central, en este caso la televisión.
  • La unidad utilizada en la demostración era un Infocus IN126NT, un proyector con lente de gran angular que se caracteriza por proyectar desde cortas distancias. Microsoft también habla de espejos cóncavos que se acoplarían a modelos actuales.
  • Pese a ello, la distancia del proyector estará afectada por el campo de visión de Kinect (actualmente de unos 57º), ya que la barra sensora necesitará calibrar el espacio. ¿Tendrá la próxima versión de Kinect un mayor ángulo de visión? (Esto es algo que los usuarios han reclamado bastante debido a las limitaciones de espacio de la mayoría de hogares).
  • La calibración con Kinect sólo deberá de hacerse una vez, pudiendo devolver el periférico a su ubicación habitual. ¿Significa esto que veremos un Kinect inalámbrico que facilite las calibraciones al usuario?
  • Una vez más las intenciones de los de Redmond es llevar el juego a un entorno bastante especial, limitando a muchos usuarios que no dispongan del espacio adecuado para una correcta ejecución.
  • Microsoft sitúa a IllumiRoom como un complemento de próxima generación. Lamentablemente, en declaraciones a nuestro compañero Steve Dent, Microsoft asegura que por ahora se encuentra en fase de proyecto experimental, demasiado embrionario como para incluirlo en la próxima Xbox. Eso sí, prometen una demo pública para julio.

Dicho esto, podríamos decir que la llegada de IllumiRoom al mercado es viable, sin embargo, todavía existen muchas incógnitas en torno al periférico final y a su funcionamiento. ¿Un proyector de bolsillo de bajo consumo con batería integrada? En cuanto a su llegada al mercado, es posible que todavía esté muy verde como para llegar a tiempo con la próxima Xbox, pero tal y como pintan las cosas, la evolución del proyecto recuerda mucho al crecimiento de Project Natal como experimento de laboratorio... una idea que acabó convirtiéndose en el actual Kinect.
Pase lo que pase, está claro que Microsoft está apostando muy fuerte por la experiencia de juego, y visto lo visto con Kinect y las nuevas generaciones de la competencia, parece que están muy cerca de anotarse un punto más en esta guerra de jugones. Esperemos que tengan más información para nosotros el próximo 21 de mayo, de lo contrario rezaremos para que al menos en el E3 nos vuelvan a poner los dientes largos con esta prometedora ilusión.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL