Windows Blue se transforma finalmente en 8.1, y se distribuirá de manera gratuita
A estas alturas raro sería que te pillara por sorpresa, pero una cosa es olerte el pastel mientras se está cocinando (que aún puede ser que acabes mordiendo el aire) y otra muy distinta es saborearlo teniéndolo delante. Tami Reller -responsable de marketing y finanzas de la división Windows en Microsoft- acaba de confirmar oficialmente los planes de su compañía de rebautizar Windows Blue simplemente como Windows 8.1, ya uno de los principales cometidos de la actualización es limar algunas de las asperezas de la plataforma.

Nuestra protagonista ha añadido que la actualización será gratuita y que, cuando esté lista, se podrá descargar desde la propia pantalla principal del sistema operativo. Su preview se abrirá al público el 26 de junio, coincidiendo con las jornadas Build 2013, pero por desgracia aún no hay fecha oficial para el estreno de la versión final -Reller se ha limitado a señalar que llegará "más avanzado el año" y que saben cuándo son las vacaciones.


Windows 8.1 no sólo pone en el punto de mira al sistema operativo de escritorio, sino que también se ocupará de poner a punto a la versión RT basada en ARM. Un detalle importante es que, aunque de momento no tenemos constancia de tablets windowseras de nueva generación con menos de 10 pulgadas, todos los rumores indican que este salto de versión sería el encargado de hacerlo posible. Esta hipótesis cobra especial sentido si nos atenemos a las declaraciones de Reller, que en su intervención dijo que Windows 8 era fantástico para todo tipo de cacharros desde "los tablets más pequeños" a los desktops de toda la vida.

Windows Blue se transforma finalmente en 8.1, y se distribuirá de manera gratuita algo más avanzado el año

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres