Si hay alguna noticia que temen los más jugones del sector, es que su consola no ofrezca retrocompatibilidad con los títulos de la anterior generación. Pues bien, según ha comentado Microsoft, su nueva Xbox One olvidará esta preciada función que tanto valoran muchos de los jugones que se han gastado una gran cantidad de dinero en juegos de la anterior generación, ya sean discos o juegos del XBLA, aunque sí permitirá recuperar las puntuaciones conseguidas. Esto se debe básicamente a la nueva arquitectura que presenta la consola está basada en x86 en lugar de PowerPC, algo que ha obligado a eliminar por completo la opción de jugar a los anteriores juegos de Xbox 360. Teniendo en cuenta que la PS4 sufre del mismo problema, podemos decir que esta generación se caracterizará por olvidar a sus predecesoras.

Xbox One no ofrecerá retrocompatibilidad con los títulos de Xbox 360