Skip to Content

AOL Tech

Freemium: ATIV Q, o el paseo por el 'wild side' de Samsung

En Freemium, José Mendiola opina sobre la situación actual del mundo de la tecnología
Freemium: ATIV Q, o el paseo por el 'wild side' de Samsung
Es difícil no caer prendando: 'Walk On The Wild Side' de Lou Reed es uno de los temas que ha cautivado a más generaciones y un grito irreverente que invita a salir de las normas, a transgredir. No todo tiene que seguir los patrones establecidos y es posible que saliéndose del guión el talento brote con más frescura. Y en esto de la tecnología lo cierto es que el grueso de los fabricantes apuestan por posiciones más conservadoras, aquellas en las que se asumen pocos riesgos, pero se garantizan unas posiciones (menos ambiciosas, dicho se de paso) en el mercado. Sin embargo, hay unos pocos rebeldes que nadan contracorriente, aquellos que se resisten a aceptar las condiciones impuestas por el establishment del mercado, y si nos viene alguno a la cabeza, seguro que citaremos a Samsung.

Y con buen motivo: el fabricante coreano nos ha sacudido con contundencia la pasada semana mostrando sus armas y llevándonos de paseo por su lado más salvaje. De todo lo visto esta semana, nos quedamos como referente de todo lo expuesto con el ATIV Q, un peculiar equipo que combina lo mejor de los dos mundos y que rompe moldes. La gloria está al servicio de los que arriesgan, y los coreanos lo conocen bien. Eso sí, Samsung dispara en todas las direcciones y con sus balas muchas veces acierta, pero también falla ¿será el ATIV Q una apuesta ganadora o un simple 'walk on the wild side'?
El planteamiento es claro: el usuario 'móvil' del futuro (y presente) requiere de una máquina que cumpla con una serie de elementos comunes que le sirvan en su día a día una vez que sale de casa: un tamaño muy compacto (a poder ser unido a un escaso peso), una potente batería, y aquí llega la novedad, un uso dual del hardware: bien en su faceta tablet, con una plataforma más limitada, bien en su modo portátil, con un sistema operativo más completo. Esta visión del futuro la comparten algunos grandes y entre ellos, por supuesto, Microsoft, que se arrimó a ella con el Surface RT, pero ahora ha sido Samsung la que ha dado un giro de tuerca radical al asunto, planteando un producto que no va a dejar frío a nadie.

Lo cierto es que en el proceso de compra de un dispositivo móvil (incluyendo en este término a tablets, portátiles, ultrabooks o semejantes), el usuario, con la oferta actual del mercado, se ve obligado a adoptar difíciles decisiones. La primera de ellas, en lo tocante al hardware ¿me compro un tablet o un portátil? Esta pregunta en sí daría para un intenso debate a o un extenso artículo: un tablet ofrece una elevada duración de batería, un tamaño muy compacto y la rapidez que proporciona el arranque instantáneo de los sistemas operativos móviles y su manejo mediante gestos. Pero una tableta limita en parte a los que exijan más del equipo: no hay un teclado físico y algunas aplicaciones clave no son soportadas por una plataforma móvil.

En esta orgía de sacrificios, el usuario se ve obligado a escoger una plataforma, una decisión que ya de por sí también daría para mucho. ¿Es mejor un sistema operativo rápido, con un ecosistema nutrido y que ofrezca la inmediatez de un smartphone, o bien, una plataforma completa que convierta al equipo en un inesperado portátil? Samsung ha trazado una línea recta ante esta disyuntiva con una respuesta radical y transgresora: el usuario tiene por qué elegir, y puede contar con lo mejor de los dos mundos en un único equipo (Android o Windows 8, tablet o portátil). Así las cosas, el ATIV Q cuenta con el tamaño, peso y duración de batería de un tablet, pero con un teclado físico real y la opción de alternar plataformas mediante la simple pulsación de un botón. El equipo está tan bien ideado que incluso es posible trasladar contenido de una plataforma a otra de un modo totalmente intuitivo.

Esta nueva bestia negra de los coreanos llega, como suele ser habitual en la casa, con unas prestaciones muy generosas: procesador Core i5 de arquitectura Haswell (con la promesa de alcanzar hasta 9 horas lejos del enchufe), 4 GB de RAM, una espectacular pantalla de 13,3 pulgadas y un almacenamiento en SSD de 128 GB. Unas marcas que lo sitúan en lo más alto en prestaciones y rendimiento de ambos mundos. Queda por saber a qué precio aterrizará en el mercado este transgresor equipo y cómo será recibido por el mercado, pero la apuesta es elevada y la tentación muy alta. ¿Te irías de paso por el 'wild side' propuesto por Samsung?

[Más información: Gizmag]

En Freemium se expresa la opinión personal del autor. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL