Al igual que ocurrió con la versión original, la nueva generación de Kinect ya tiene preparado el terreno para recibir a los desarrolladores. Siempre bajo previo pago, claro está, ya que aquellos interesados en el periférico tendrán que abonar la cantidad de 400 dólares para hacerse con el kit de desarrollo al completo, que incluye el SDK, una versión "alpha" del dispositivo (recibirán la versión final cuando salga a la venta) y acceso privado a las APIs y al Kinect para el equipo de ingeniería de Windows a través de foros y webcasts exclusivos. Los de Redmond informan que habrá un número limitado de solicitudes, teniendo como fecha límite el próximo 31 de julio. ¿Te animas?

Microsoft abre el programa para desarrolladores del nuevo Kinect para Windows con un precio de 400 dólares