Skip to Content

AOL Tech

Freemium: seis años de iPhone, ¿qué ha cambiado?

En Freemium, José Mendiola opina sobre la situación actual del mundo de la tecnología
Freemium: seis años de iPhone, ¿qué ha cambiado?
Era un rumor a gritos: Apple iba a salir al mercado con un móvil. Ahora nos parece normal, incluso aburrido, pero en 2007 Apple era un fabricante conocido por sus Mac y sus iPod, y el mundo de la telefonía era dominado sin discusión por Nokia, RIM y Palm. En aquel entonces no había apps, o al menos no la fiebre que vivimos ahora, y los móviles se gestionaban con botones físicos. En aquellos años el móvil era fundamentalmente una herramienta de trabajo y se utilizaba básicamente para hablar. Sin embargo, todo eso estaba a punto de cambiar, y no se trataba de un cambio menor: el mercado de la telefonía móvil iba a explosionar, y parece que este término se queda corto para describir lo que está sucediendo en la actualidad.

Nos situamos en enero de 2007. Un satisfecho Steve Jobs cumplía los trámites de la keynote cuando llegó el turno del lanzamiento estrella: "no es un dispositivo, son tres integrados en uno", afirmó en referencia al uso del smartphone como iPod, teléfono móvil y dispositivo de navegación. Y ante el entusiasmo de los presentes afirmó una frase grandilocuente que si no fuera porque fue premonitoria, acabaría engrosando el listado de expresiones exageradas que solemos escuchar en las keynotes: "Apple reinventa la telefonía móvil", afirmó Jobs. Nadie, en el fondo, se creyó en serio el alcance de lo dicho. Pero era real.
Con la perspectiva que nos da el paso del tiempo podemos identificar con claridad las claves que han provocado el establecimiento de esta nueva era. ¿Por qué el iPhone ha resultado ser un equipo revolucionario que ha transformado a toda una industria? Podríamos resumirlo en estos elementos:
  • El móvil se transforma de repente en un equipo idóneo tanto para el ocio como para el trabajo. Desaparece el teclado físico y el usuario puede disfrutar de todas las pulgadas de la pantalla. Descubrimos que pueden verse películas e incluso leer libros electrónicos en un formato de bolsillo. Con la experiencia de Apple con el iPod, el iPhone se convierte también en un reproductor de música, y en un hacelotodo que enamora al mercado.
  • La sencillez. Hasta la fecha, las plataformas del momento ofrecían en parte algunos de los elementos del equipo de los californianos, pero Apple supo conseguir que manejar el iPhone fuera realmente un juego de niños. Incluso demasiado, para algunos. Un par de toques y todo estaba resuelto. En este sentido hay que destacar la 'revolución táctil': fue el propio Jobs el que ridiculizó los stylus como forma de interactuar con el móvil y el dedo cobró protagonismo. Hoy nos parece natural, pero entonces era transgresor.
  • Las apps. Los de la manzana arriesgaron y jugaron a largo: el iPhone sería una plataforma sobre la cual giraran toda una serie de aplicaciones que aportarían un verdadero valor añadido al terminal. Parece de perogrullo, pero el iPhone sólo con las aplicaciones nativas sería un móvil muy limitado y con escasa proyección. Apple mató dos pájaros de un tiro: ellos proponían una plataforma en la cual los desarrolladores ganaban dinero a cuenta de su creatividad, y de ella salían beneficiados los usuarios que veían un ecosistema cada vez más poblado. Un gano-gano creciente que con el paso de los años ha blindado la hegemonía de Apple: son muchos los usuarios que tienen tanto invertido en apps que ni se plantean migrar de plataforma.
Pero seis años son muchos en el mundo de la tecnología y los rivales no se han quedado cruzados de brazos. En este sentido, Apple ha sabido explotar bien comercialmente el tirón del equipo, pero posiblemente haya confiado en exceso en sus fortalezas y sus competidores aprietan el paso abriendo poco a poco huecos en el pétreo matrimonio hardware-plataforma que configuran iPhone-iOS. Las 'brechas' básicamente podríamos resumirlas en las siguientes:
  • Ofrecer un sólo modelo de móvil cuenta con muchas ventajas, pero a la vista de los hechos y la amplia gama de los rivales ¿no queda el iPhone un poco atrás en este terreno?
  • Apple ha sabido envolver siempre sus terminales en un halo de solidez y como muy avanzados tecnológicamente, pero la competencia ha sabido apretar el paso y ahora el smartphone de los de Tim Cook parece que va siempre un paso por detrás en la innovación.
  • Apple ha encontrado un extraño enemigo con la llegada de los tabletófonos, porque aunque si bien es cierto que no se sabe si estos terminales serán una moda pasajera o una realidad de presente y futuro, ahora la pantalla del iPhone nos parece minúscula al lado de lo que están ofreciendo sus más directos rivales.
Apple supo dar el golpe de gracia en un mercado que ha transformado de inicio a fin, pero seis años más tarde, la situación ha cambiado mucho y los retos a los que se enfrenta el terminal diseñado por Ive y compañía son mucho mayores. ¿Cómo serán las cosas dentro de otros seis años?

[Más información: Tinyscreenfuls, IBNLive]

En Freemium se expresa la opinión personal del autor. Engadget no se responsabiliza ni supervisa los puntos de vista vertidos en estos artículos

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 2)



Galerías destacadas



Noticias AOL