La experiencia visual de Sony pasa por el KDL-55HX950, un televisor que destaca principalmente por la incorporación de la tecnología Local Dimming que veremos más adelante, así como de una serie de componentes y calidades que lo sitúan inmediatamente como un modelo de gama alta. Son varios los cambios que podemos encontrar desde su predecesor, pero también llega con algún que otro punto a mejorar, así que será mejor que le echemos un vistazo más a fondo y te contemos qué maravillas nos depara exactamente este LED TV de Sony, el buque insignia del 2012.

Sony 55HX950, análisis

Ver todas las fotos

11 FOTOS

Hardware y diseño

Hablar del diseño de la serie HX950 es hablar de exquisitez y calidad. Y es que las líneas no pueden ser más fieles a Sony, con acabados rectos y uniformes, con un frontal en el que predomina únicamente el negro y con un acabado Premium marcado por la protección de cristal Gorilla Glass que monta el panel. Así es, el famoso vidrio del gorila hace acto de presencia en esta gigantesca pantalla de 55 pulgadas, prometiendo protección frente a arañazos (ya sabemos cómo se las gastan los más peques con sus dibujitos favoritos) y posiblemente capaz de rebotar algún que otro Wiimote con alma de proyectil. La peana también supone un cambio respecto a las anteriores generaciones, ahora más moderna con su forma circular y de gran peso (3 kilos), y cuya función no es otra que la de soportar sin problemas los nada menos que 26 kilos que pesa la pantalla.

Lamentablemente este modelo se aleja de los biseles extradelgados y grosores mínimos que ofrecen otras marcas como Samsung o LG, pero es ahí donde radica la diferencia de esta televisión en el mercado, ya que tal y como hemos comentado, parece que Sony ha decidido dar preferencia al aspecto Premium y lujoso. Aun así, con la pantalla apagada (o con imágenes de fondo negro, gracias a Local Dimming), el panel queda perfectamente fundido con el bisel negro del marco, simulando una única superficie y haciendo desaparecer la pantalla por arte de magia.

Música: Iranianuranium - Cow

A nivel de conexiones no encontramos nada en especial, ya que cuenta con una lista de entradas bastante común con 4 HDMI, entrada de componentes, vídeo compuesto, VGA, salida de audio digital, Ethernet, WiFi y puertos USB. Todo ello situado en la zona izquierda (si miramos a la pantalla de frente), mientras que los controles manuales se sitúan tras el bisel izquierdo sin opción de ser vistos desde el frontal. El mando a distancia que acompaña a esta HX950 es un viejo conocido, con infinidad de teclas y una distribución que puede llegar a marear cuando navegamos a través de los contenidos multimedia.

Calidad de imagen

Como ya hemos comentado con anterioridad, la HX950 centra muchísimo su atención en la calidad de imagen, ya que con tecnologías como Local Dimming ayuda a conseguir unos negros espectaculares, que llegan a hacernos dudar si la televisión está apagada o no. Con todo, aunque su rendimiento es espectacular, podríamos decir que a dicha tecnología le queda una vuelta de tuerca más, ya que se producen halos alrededor de las zonas iluminadas que, además de llamar bastante más la atención, puede llegar a producir ciertas estelas con imágenes en movimiento en las que destaque un elemento iluminado sobre un fondo oscuro. Imaginamos que a día de hoy la tecnología LED no permite perfilar esas iluminaciones, pero estamos seguros que tarde o temprano se conseguirá (¿alguien ha dicho muerte del plasma?). El equipo cuenta con bastantes modos de procesamiento de la imagen con los que teóricamente se mejora la reproducción, sin embargo, hay que saber exactamente en qué momento activarlos, ya que no siempre se conseguirán los mejores resultados. Pero en líneas globales todas las mejoras que Sony ha incluido a través de software producen resultados espectaculares, ya que tras un buen calibrado se consigue la que posiblemente sea la mejor experiencia de visión LED del mercado.

Sony KDL-55HX950 - Calidad de imagen

Ver todas las fotos

15 FOTOS



Sin embargo, en los que a ángulos de visión respecta, la HX950 no tiene mucho que decir, ya que se anota un doloroso suspenso. No sabemos si el cristal Gorilla ha pasado factura, pero lo cierto es que los ángulos de visión son bastante más reducidos respecto a los que hemos podido disfrutar con otros modelos de la competencia.

Smart TV

Curiosamente, una de las funciones clave que despuntan en los modelos de hoy en día resulta ser el talón de Aquiles de esta HX950. Y no es que carezca de contenidos multimedia, en absoluto, en realidad es la implementación lo que impide disfrutar de esta experiencia de "televisión inteligente" en su totalidad. Todo se debe a la rama de entretenimiento que posee el fabricante, obligando a introducir un apartado de la Sony Entertainment Network por un lado y los contenidos multimedia en general por otro. Por si fuera poco, todo ello está ordenado bajo la estricta guía de la interfaz XrossMediabar del fabricante, presente en dispositivos tan característicos de la marca como la familia PlayStation. Creemos que este diseño de los menús no llega a ser completamente útiles a la hora de manejarnos con el mando a distancia, y sobre todo no tiene la estructura adecuada para ayudar al crecimiento de los contenidos.

Sony 55HX950 - Smart TV

Ver todas las fotos

11 FOTOS



Este cúmulo de obligaciones hacen que lo que conocemos como Smart TV se vuelva difícil y espeso, confundiendo en multitud de ocasiones al usuario (existen dos botones independientes en el mando) y provocando un desorden innecesario a la hora de disfrutar de los contenidos multimedia. En ese caso, LG y Samsung llegan con un bagaje mucho más pulido y extenso, con plataformas muy completas y el apoyo de terceros animados a colaborar con la plataforma. Si a eso le sumamos los modos de control incorporados, obtenemos una Smart TV "menos Smart" que el resto, aunque aquí deberíamos de recordar que la HX950 se desmarca especialmente con su diseño y prestaciones a nivel de hardware, más que de software.

Algo que también podemos decir que nos ha decepcionado son sus capacidades multimedia a través de servidores DLNA. En nuestras pruebas utilizamos un servidor de medios desde el que poder abrir archivos .mkv, .mp4, etc., pero en el caso del modelo de Sony hemos encontrado serios problemas a la hora de abrir estos archivos, obteniendo el error "Archivo irreconocible". Curiosamente, los mismos archivos a través de USB se han abierto sin problemas, y descartamos la posibilidad de tener un error en el servidor, ya que otra televisión abría los contenidos sin problemas a través de la red. Si hablamos de capacidades inalámbricas, la ES8000 de Samsung ofrecía un mejor rendimiento a la hora de abrir contenidos a través de su WiFi integrada, ya que lo hacía con mucha más rapidez y alcanzaba más cobertura con el punto de acceso.

Conclusión

¿Estamos ante la tele perfecta? Para los más puristas de la imagen esta sería la televisión perfecta para sus salas de cine, sin embargo, si tenemos en cuenta que la tecnología hoy en día pasa por ofrecer acceso a la red de redes, esta Sony HX950 vería fastidiados sus planes de dominación mundial. Con esto dicho, hay que darle al César lo que es del César, y hasta ahora no habíamos visto ningún modelo LED que consiguiera unos negros tan profundos y unos colores tan bien equilibrados, pero su lista de prestaciones hay que pagarlas, y un precio de 2.850 euros supone un duro hándicap para todo aquel que ande buscando un modelo LED de 55 pulgadas.

Sony KDL-55HX950: Análisis

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres