Nokia Lumia 1020 en vivo
Ante tus ojos tienes el nuevo monolito de Nokia. Hace apenas unos instantes los chicos de Espoo han cumplido su palabra de Reinventar el Zoom con su Lumia 1020, un teléfono-cámara genuinamente acreedor de este título que viene a dar relevo al revolucionario 808 PureView al tiempo que se convierte en el nuevo tope de gama de la firma.

A primera vista, llama la atención que Nokia haya prescindido del metal, cuando creíamos que el casi igual de nuevo Lumia 925 marcaría el estilo de todos sus futuros terminales con Windows Phone. En su lugar encontramos un chasis unibody de policarbonato, roto únicamente en la parte trasera por su prominente cámara de 41 megapíxeles, que ha hecho necesario recrecer la parte de la carcasa para dar cabida a un sensor que es el más grande jamás montado en un smartphone. Curiosamente, Elop ha indicado durante la conferencia que la parte trasera del teléfono tiene tanto o más protagonismo que la delantera (literalmente, "detrás es el nuevo delante" en el Lumia 1020)... lo que tal vez explique por qué su panel AMOLED PureMotion HD+ de 4,5 pulgadas todavía tenga una resolución de 1.280 x 768 píxeles.

Uno pensaría que un terminal tan orientado a trabajar con imágenes de gran tamaño posee una resolución relativamente baja para lo que se estila en la parte alta del segmento smartphone. En el lado positivo, el 1020 se puede manejar con guantes y posee tecnología ClearBlack para ofrecer la máxima visibilidad bajo la luz del sol; un punto realmente agradecido, como podrán asegurar los propietarios de un teléfono compatible.

Nokia Lumia 1020 en vivo

Ver todas las fotos

9 FOTOS


Nokia Lumia 1020 vs Lumia 920

Ver todas las fotos

5 FOTOS



Comparado con el Nokia Lumia 920, el nuevo 1020 es muy similar, pero posee un diseño totalmente recto, sin la clásica curvatura del primer teléfono de Nokia con estabilización de la imagen. También es un poquitín más fino, aunque la cámara trasera prácticamente los iguala si sólo te fijas en las cotas de la ficha técnica.

A nivel de interfaces, la cosa no podría ser más sencilla. Los botones de volumen, cámara y encendido se sitúan todos en el costado derecho, como es costumbre en la familia Lumia, mientras que el USB queda abajo y el conector para auriculares hace lo propio arriba. ¿Y los puntitos de la parte trasera de la carcasa? Esos son los conectores para las carcasas de carga inalámbrica opcionales. A diferencia del 920 y como sucede en el 925, la compatibilidad con el estándar Qi quedará en manos del propio consumidor.

¿Y qué tal funciona la cámara? Bien, no queremos hacer juicios extensos agobiados por las estrecheces figuradas y literales de un evento de presentación, pero nuestro colega Brian, presente en el debut del terminal, nos cuenta que la captura de imágenes es un poquito más lenta que en otros teléfonos, en parte porque el Lumia 1020 toma una foto a máxima resolución y otra a 5 megapíxeles para subirla a las redes sociales más fácilmente. El manejo de los menús es aparentemente sencillo y fluido, particularmente el "zoom automático"; dado que el sensor de 41 megapíxeles toma fotografías a una resolución descomunal, todo lo que tiene que hacer el usuario es recortar con los dedos la parte de la imagen que quiere ampliar para realizar el zoom.

Próximamente regresaremos con más detalles del Lumia 1020. Hasta entonces, quédate con nuestras fotos en vivo.