El MacBook Air es sin duda uno de los equipos icónicos de Apple. Unas buenas prestaciones técnicas reunidas en un cuerpo elegante y muy delgado han sido desde siempre señal de identidad a la hora de hablar de la familia Air, aunque últimamente el equipo se ha resentido mucho por la poca innovación que parece reflejar su hoja de especificaciones a medida que se presentan sus nuevas generaciones sobre el escenario.

La más reciente propuesta dentro de la familia deja caer todo el peso en unos nuevos procesadores (los últimos del mercado por parte de Intel) y en una autonomía que se antoja a priori realmente interesante. ¿Suficientes prestaciones como para conquistar al personal? Lo descubrimos tras el salto. Acompáñanos.

MacBook Air de 13 pulgadas (mediados 2013), análisis

Ver todas las fotos

29 FOTOS


Diseño



Ya lo hemos adelantado en la introducción, aunque igualmente es posible que lo supieras desde que se anunció: el nuevo MacBook Air no toca ni un ápice de su diseño unibody. El portátil vuelve así a lucir la esbelta figura a la que ya nos tiene acostumbrados (con una zona más gruesa, de 1,7 cm, que va afinándose hasta los 0,3 cm en su punto más delgado), ofreciendo una satisfactoria experiencia cuando se trata de transportarlo de un lugar a otro, gracias a sus 1,35 kg de peso.

El chasis se mantiene igualmente imperturbable al paso de las generaciones, luciendo un acabado de aluminio pulido en el que prácticamente la manzana luminosa de la firma (situada en el centro de la carcasa superior) es el único que se atreve a romper con la monotonía del frío, a la par que elegante, color gris. También la zona inferior conserva las cuatro patas de goma que ayudarán a conseguir un mejor soporte sobre la superficie de apoyo (al tiempo que protege la carcasa) así como los minimalistas tornillos que se colocan en la periferia. En la imagen inferior puedes comprobar que es prácticamente imposible diferenciar un MB Air del 2013 -izquierda- a uno del 2011 -derecha.


Una vez abierto volvemos a encontrarnos con el generoso trackpad de control y el amplio teclado con teclas negras. Sobre la pantalla, de 13,3 pulgadas, se encuentra la webcam, Facetime HD, con resolución a 720p dejando el resto del marco totalmente libre (excepto en la parte inferior donde se encuentra el nombre de MacBook Air) y también con acabado en aluminio pulido.

Nos queda por describir los laterales. Este Air presenta en su lado derecho un puerto USB 3.0, otro de tipo Thunderbolt y una ranura para tarjetas de memoria, mientras que reserva el lateral izquierdo para la entrada de corriente (MagSafe 2), otro conector USB 3.0, el puerto de auriculares y el doble micrófono, una ínfima novedad casi inapreciable en el dibujo del portátil que nos ayudará a lograr captar un sonido más claro, al tiempo que se minimiza el ruido ambiental.

MacBook Air 13" (2013) vs. MacBook Air 13" (2011)

Ver todas las fotos

9 FOTOS



Especificaciones técnicas y rendimiento




Antes de que pasemos a comentar un poco mejor la características técnicas del MacBook Air, ponte en situación echando un vistazo a sus prestaciones a través de la tabla que te dejamos a continuación.

MacBook Air 13" (mediados 2013)
Sistema operativo OS X 10.8.4
Tamaño 13,3 pulgadas
Pantalla Panorámica brillante retroiluminada por LED
Resolución panel 1.440 x 900 píxeles
Procesador Core i5 de Intel de doble núcleo a 1,3 GHz
(Turbo Boost de hasta 2,6 GHz)
RAM 4 GB DDR3
Almacenamiento 256 GB de almacenamiento flash
Gráficos Intel Graphics HD 5000
Teclado Tamaño estándar con 79 teclas
(12 de función y 4 de flecha incluidas)
Cámara FaceTime HD a 720p
Puertos USB 3.0 x 2
Thunderbolt x 2
HDMI
Auriculares (3,5 mm)
Conectividad Wi-Fi 802.11ac
Bluetooth 4.0
Sensores Luz ambiental
Lector de tarjetas
Batería Integrada de polímeros de litio, 50 w/h
· Hasta 12 horas de navegación
· Hasta 10 horas de reproducción de peliculas
· Hasta 30 días en espera
Medidas 325 x 227 mm
Grosor De 3 a 17 mm
Peso 1,35 kg
Precio A partir de 1.129 euros


Una vez revisadas las prestaciones técnicas pasemos a comentarlas con mayor detenimiento. La unidad de análisis que nos ha acompañado durante tres semanas de prueba ha sido la formada por un procesador Core i5 (doble núcleo) a 1,3 GHz. Esta es la opción base pero igualmente podrás optar a montar un Core i7 (doble núcleo) a 1,7 GHz, una posibilidad disponible tanto en el modelo de 13 pulgadas como en su hermano de pequeño formato, el de 11,6 pulgadas. En ambos casos hablamos de Haswell, la última hornada de procesadores Core de Intel, algo que ayudará a mejorar su rendimiento mientras consume menos batería -y vaya si han aprovechado bien los de Apple esta cualidad.

Lo cierto es que este corazón (que se acompaña además de 4 GB de RAM y gráficos Intel HD Graphics 5000) nos ha posibilitado disfrutar de un equipo de rápida respuesta y que se muestra muy resolutivo a la hora de realizar varias tareas a la vez. A pesar de su aparente fragilidad, debido a su liviano cuerpo, el portátil se siente potente a la hora de trabajar con él, una sensación que lleva acompañando a la familia Air prácticamente desde sus comienzos pero que nunca está de más seguir elogiando.
En cuanto a sus puertos, dispone como ya describíamos, de dos conectores USB 3.0, uno Thunderbolt y al igual que la ronda del año pasado, viene con la toma de corriente MagSafe 2 de 45 W, de la que seguimos sin ser fans fervorosos.

Nada que contar del sistema operativo que no sepas a estas alturas. OS X viene cargado en este MacBook Air en su versión 10.8.4, ofreciendo un entorno más que conocido por todos.

Modelo (año) - CPU/GPU Geekbench Xbench
MacBook Air 13,3" (mediados 2013) - Core i5 a 1,3 GHz, Intel HD 5000 6042 305,55
MacBook Air 13,3 (2012) - Core i5 a 1,8 GHz, Intel HD 4000 6195 321
MacBook Air 11,6 (2012) - Core i5 a 1,7 GHz, Intel HD 4000 5731 263,70
MacBook Pro con pantalla Retina (2012) - Core i7 a 2,6 GHz, Intel HD 4000 + GeForce GT 650M de NVIDIA 11890 480,74
MacBook Pro 15" (2011) - Core i7 a 2,2 GHz, Intel HD Graphics 3000 + Radeon HD 6750M 9647 340
MacBook Pro 15" (2010) - Core i7 a 2,66 GHz, GeForce GT 330M 5395 228


Sobre estas líneas estás viendo las pruebas de rendimiento que hemos pasado al nuevo MacBook Air y su comparativa con otros equipos de la casa. Concretamente los benchmarks aplicados han sido Geekbench y Bench, con unos valores algo inferiores a los que arrojaba un MacBook Air de 13 pulgadas hace justo un año. Parece más que probable que la velocidad de reloj (de 1,8 GHz a 1,3 GHz) esté jugando esta vez en contra de nuestra unidad de análisis. Ni qué decir tiene que a la hora de enfrentarse a hermanos más potentes los resultados quedan muy ensombrecidos por la superioridad de los hermanos Pro.

Para que no te quedes sin comprobar cómo anda su disco SSD, tampoco hemos querido dejar pasar la oportunidad de pasar una pequeña prueba de velocidad que nos lance algunos números objetivos del disco de almacenamiento. En la captura inferior puedes observar que llegó a alcanzar la marca de 694,3 MB por segundo en escritura y 726,6 MB/s en lectura.

Pantalla, teclado y trackpad




No lo ocultaré: la que escribe estas líneas esperaba como agua de mayo que el nuevo MacBook Air viniese con pantalla Retina -hey, soñar es gratis. Lamentablemente eso no ocurrió así, de manera que Apple ha decido volver a dotar al Air de 13,3 pulgadas con un panel de 1.440 x 900 píxeles y retroiluminación LED. Ya el año pasado nos quejábamos de algo igual, aunque por entonces excusábamos al 11,6 pulgadas (formato que fue nuestro protagonista de análisis) por no ser quizás el tipo de equipo dirigido a ese público que busca la tecnología Retina. Esta vez, sin embargo, ese pretexto quizás nos sirva menos para disculpar la decisión tomada por el equipo de Tim Cook.


En cuanto al teclado y el trackpad, poco hay que contar que no se sepa ya. De tamaño estándar y con un total de 79 teclas, volvemos a encontrarnos con un teclado cómodo, de teclas con suficiente separación y recorrido para que la escritura sea satisfactoria. Tenemos además el plus de la retroiluminación -aunque a estas alturas ni mucho menos es una característica especial o sobresaliente-, lo que resulta de gran ayuda a según qué momentos del día. El trackpad sigue ofreciendo buenas sensaciones y sensibilidad a nuestros dedos sobre su superficie de vidrio, sutilmente enmarcada en el aluminio del portátil, haciendo las delicias especialmente de aquellos que gusten de los touchpads amplios.

Batería




Es indudable que la batería del MacBook Air se merecía su propio apartado. Apple nos sorprendió a todos cuando anunció sobre el escenario que su nuevo MacBook Air era capaz de alcanzar, en el caso del modelo de 13 pulgadas, hasta 12 horas de uso, lo que suponía prácticamente un día de trabajo sin necesidad de echar mano del enchufe. Pues bien ya podemos confirmarte que en las pruebas estándar de batería que en la familia engadgetera realizamos a todos los portátiles, el MacBook Air de 13,3 pulgadas (Core i5 de Intel de doble núcleo a 1,3 GHz) no solo alcanza las 12 horas sino que las supera, marcando finalmente una cifra de 12:51 horas en funcionamiento. Puedes ver una tabla comparativa a continuación.

Modelo (año) - CPU/GPU Batería (horas)
MacBook Air 13,3" (mediados 2013) - Core i5 a 1,3 GHz, Intel HD 5000 12:51
MacBook Pro 15" con pantalla Retina (mediados 2012) - Core i7 a 2,3 GHz,
Intel HD 4000 + GeForce GT 650M de NVIDIA
9:22
MacBook Air 13,3 (mediados 2012) - Core i5 a 1,8 GHz, Intel HD 4000 6:34
MacBook Air 13,3 (mediados 2011) - Core i5 a 1,7 GHz, Intel HD 3000 5:32
MacBook Pro (primeros 2011) - Core i7-2720QM a 2,2 GHz,
Radeon HD 6750M + Intel Graphics 3000
7:27
MacBook Pro 15" con pantalla Retina (mediados 2012) - Core i7 a 2,6 GHz,
Intel HD 4000 + GeForce GT 650M de NVIDIA
7:49


Como podrás imaginar, es una auténtica gozada poder estar trabajando con un equipo que parece tener batería infinita. En el día a día, hemos podido manejarnos con él exigiéndole un uso medio (navegación web intensa, consumo de vídeos, edición de fotos y sincronización de varias aplicaciones de forma continua además del WiFi activado en todo momento) sin que necesitemos cargarlo durante días, intercalando por supuesto periodos de reposo del equipo en los que, obviamente, no se ha enchufado a la corriente.

Conclusión




Es complicado que el MacBook Air te decepcione si ya de por sí sientes debilidad por él. A fin de cuentas Apple ha apretado las tuercas a un buen producto, dotándolo ahora de un procesador mejor y regalándole una autonomía que es sin duda (y de lejos) la mejor característica de esta nueva generación. Poder pasar días en los se trabaje con un portátil (con sus correspondiente periodos de reposo, claro) y no necesitar echar mano de un enchufe es, para muchos, una razón más que de peso para mirar con buenos ojos a la última propuesta de los de Cupertino, por no hablar de su buena portabilidad y un rendimiento general que resulta más que satisfactorio.


Al mismo tiempo sin embargo unas mejorías tan grandes pero tan limitadas como son una juste de procesador y una autonomía estirada pueden saber a poco a gran parte del público, en especial a aquellos que ya posean un MacBook Air y no vean suficientemente compensado el salto teniendo en cuenta los 1.129 euros que cuesta de base. Sin duda es ahí donde Apple podría perder más compradores.

¿Estabas pensando en un equipo altamente portátil y usas OS X? El nuevo MacBook Air es sin duda una opción muy interesante, a un precio justificado teniendo en cuenta sus calidades y una batería muy a la altura. ¿Ya cuentas con un MacBook Air de hace uno o dos años? Entonces posiblemente quieras esperar un poco más a ver si para la próxima Apple nos deja definitivamente con la boca abierta.

¿Alguien más está ya pensando en un MB Air Retina?

MacBook Air de 13 pulgadas (mediados 2013), análisis