Nokia vuelve a la carga con uno de esos terminales con carácter. Hablamos del Lumia 925, un modelo que pretende marcar una nueva época en la familia Windows Phone del fabricante con una serie de cambios estéticos que, a priori, parecen bastante acertados. Con la generosa herencia recibida por parte del exitoso Lumia 920 y algunas de sus asperezas limadas, este nuevo terminal se presenta como el nuevo abanderado de la familia Lumia para el 2013, unificando las mejores cualidades creadas en los laboratorios de Nokia y ofreciendo funciones y detalles aclamados por el público. Con todo, la llegada del nuevo Lumia 1020 podría hacer sombra al modelo que analizamos en estos momentos, así que echemos un vistazo en profundidad para poder sacar conclusiones.

Nokia Lumia 925: Análisis

Ver todas las fotos

35 FOTOS


Hardware y diseño

Empecemos con el apartado que más destaca en el Lumia 925. Marcando distancias con su predecesor, Nokia ha preferido olvidar el policarbonato utilizado en el Lumia 920 para dejar paso al aluminio. Con él se ha conseguido una carcasa más ligera que ha ayudado a reducir en 46 gramos el precio final del producto, además de que el grosor ha bajado 2,2 mm, situándose ahora en los 8,5 milímetros. Esto ofrece directamente mejores sensaciones que las obtenidas por el 920, ya que ahora el terminal es más liviano y se sujeta con mayor comodidad (por no hablar de la mejora en comodidad cuando lo llevamos en el bolsillo). Este es sin duda el cambio que representa la nueva generación. Sorprende que el nuevo Lumia 1020 no ofrezca este tipo de material, aunque probablemente el fabricante ha preferido dar pequeños pasos y lanzar su modelo de cámara monstruosa con la anterior estética, cuidando así la coexistencia de los dos terminales en el mercado.


Dicho esto, su estructura de aluminio se ve manchada por una tapa trasera de policarbonato que rompe a nuestro parecer con la estética general del producto. Creemos que se trata de una incorporación poco acertada, ya que son dos materiales con mucha personalidad a nivel de tacto y sensaciones que chocan bastante cuando se encuentran juntos. Lo ideal hubiera sido que Nokia integrase un cuerpo unibody de aluminio, más aún cuando nos percatamos de que la parte de plástico no se puede remover para tener acceso al interior del dispositivo. El resultado final es una tapa que llama la atención más de la cuenta y que presenta una separación que atrae fácilmente al polvo.

Nokia ha sabido dar un giro de tuerca sin perder la esencia, ya que a simple vista el 925 se podría confundir fácilmente con el 920. Al menos de frente, ya que guarda el mismo diseño, de vértices redondeados y cristal Gorilla Glass 2 con biseles ligeramente pronunciados. Pero una vez en la mano las sensaciones cambian, y son a mejor. Más ligero y fácil de agarrar con la textura sedosa del aluminio anodizado. Al ser de plástico y de color blanco, la tapa trasera atrae todo tipo de suciedad, ya sea por roces o por el mismo sudor de las manos. Pese a ello, no hemos encontrado ningún problema al limpiarla, ya que todo ha salido sin problemas.

Las exigencias de la cámara han obligado a que se incluya una diminuta joroba en la zona trasera, debido básicamente al sistema de ópticas con estabilización que ya encontrábamos en el 920. Al ser más delgado, este Lumia 925 no ha tenido más remedio que crear una pequeña protuberancia en la que poder alojar la cámara, algo que inconscientemente parece dar más protagonismo al captor de lo que ya lo hacía en el 920 (y eso que son exactamente las mismas cámaras). Hablamos de un sensor de 8,7 megapíxeles PureView con óptica de 6 elementos, f/2.0, zoom digital de 4 aumentos y estabilizador integrado. El flash es de doble LED y ha pasado a colocarse en la zona superior del sensor (lateral cuando realizamos las fotos en apaisado). La zona trasera también se ha visto recortada con la eliminación del sistema de carga por contacto, algo que ha ayudado a aligerar el producto, pero que podremos seguir utilizando gracias a unas carcasas opcionales que se conectan fácilmente a modo de funda protectora. Esto evidentemente supone volver al grosor original del 920, además de que el diseño del producto se ve levemente afectado con este accesorio.

Siguiendo con el repaso, el altavoz se coloca en la zona trasera a través de unos orificios micro perforados en la carcasa de policarbonato. Suena correctamente, pero de nuevo se trata de una ubicación poco acertada para este tipo de dispositivos. Todas las conexiones se han reubicado en la zona superior, encontrando el conector microUSB, el de auriculares y la bandeja de extracción de micro SIM en la zona alta del teléfono.

En la hoja de especificaciones el Lumia 925 presenta un Snapdragon MSM8960 de doble núcleo a 1,5 GHz, 1 GB de RAM, gráficos Adreno 225, almacenamiento de 16 y 32 GB (este último en forma de exclusividad con Vodafone), pantalla AMOLED de 4,5 pulgadas con 1.280 x 768 píxeles con tecnología PureMotion HD+ y ClearBlack, WiFi, Bluetooth 3.0, etc. En la siguiente tabla te dejamos todas las especificaciones al completo para que puedas echarle un vistazo más a fondo.


Nokia Lumia 925
Sistema Operativo Windows Phone 8
Pantalla (pulgadas) 4,5
Resolución 1.280 x 768
(331 ppp)
Tecnología de pantalla AMOLED conPureMotion HD+ Gorilla Glass 2
Procesador Snapdragon S4 MSM8960 dual-core a 1,5 GHz
GPU Adreno 225
RAM 1 GB
SIM micro-SIM
Almacenamiento 16 ó 32 GB
Conectividad HSPA+ y LTE
NFC
WiFi 802.11 a/b/g/n
Bluetooth 3.0 (presente, homologado a 4.0)
Carga inalámbrica Opcional mediante carcasas (Qi)
Sensores Magnetómetro, acelerómetro, giroscopio,
A-GPS, GLONASS
Cámara principal 8,7 MP con estabilizador de imagen (OIS), f/2.0, 6 elementos, flash LED dual
Grabación de vídeo 1080p
Cámara secundaria 1,2 MP
Batería (mAh) 2.000
Peso (g) 139
Tamaño (mm) 127,5 x 70,5
Grosor (mm) 8,5
Colores disponibles Plata, gris


Cabe destacar que la nueva pantalla AMOLED con tecnología Clearblack ofrece ahora 600 nits de brillo, algo que permite disfrutar de imágenes más brillantes con unos negros realmente profundos. Sin duda se trata de un punto muy llamativo, ya que los menús de fondo oscuro de Windows Phone lucen realmente bien en este terminal, más aún cuando existen elementos iluminados en pantalla.

Rendimiento

A nivel de rendimiento no vamos a descubrir demasiado si tenemos en cuenta que internamente es un Lumia 920 sin grandes mejoras. Al igual que su predecesor, se comporta perfectamente gracias a una estrecha relación con el sistema operativo, permitiendo acciones rápidas y sin pausa. Todo el sistema funciona a la perfección, obteniendo una experiencia de uso realmente cómoda (dejando a un lado las necesidades de cada usuario) que permanece incluso en los modelos de gama baja de la marca. Así nos lo contaba la gente de Nokia en una de las presentaciones, algo que sin duda fortalece la familia Lumia al completo. Y es que ¿por qué buscar un terminal súper potente cuando todos pueden funcionar con el mismo rendimiento? Esa es una de las ventajas que Nokia ha sabido sacar de Windows Phone, aunque dicho sistema operativo todavía arrastra algún que otro inconveniente que debería de solucionar tarde o temprano.

Nokia Lumia
925
Nokia Lumia
920
Nokia Lumia
820
HTC
WP 8X
WP Bench 227,9 233,08 240,04 220,28
AnTuTu 11.712* 11.676* 11.506 -
Battery Drain 3:55 2:35 2:12 2:30
SunSpider* 909,6 910,6 1.003,7 902,8
*NOTAS: SunSpider- las puntuaciones más bajas son mejores // AnTuTu- Gráficos desactivados por compatibilidad

Quizás hemos encontrado cierta falta de potencial en aplicaciones como Smart Cam. La aplicación funciona correctamente, sin embargo, echamos en falta algo de rapidez a la hora de procesar las imágenes. Como podrás ver más adelante, la aplicación se encarga de realizar varias tomas en modo de ráfaga para analizarlas y ofrecer diferentes resultados según unos criterios establecidos. Este procesador llega en ocasiones a ser pesado, ya que hay que esperar unos segundos hasta que la imagen esté lista. Una vez previsualizada, podremos seleccionarla para elegir la toma final con el mejor resultado, y de nuevo habrá que esperar unos segundos para que el teléfono prepare la toma y permita trabajar con ella. ¿Ganaríamos tiempo con un SoC más potente?

Software

A estas alturas no vamos a descubrir nada nuevo en Windows Phone. Nokia ha encontrado en el sistema operativo la horma perfecta para sus terminales, sin embargo, no todos los usuarios terminan engatusados por el potencial de los de Redmond. El sistema sigue teniendo escasez de aplicaciones, algo que sin duda supone un hándicap vertiginoso para usuarios con aplicaciones diarias que no pueden faltar en la pantalla de inicio de su teléfono. El cambio tan grande que marcó Microsoft con su sistema operativo sigue pesando en muchos, y es que esa simplicidad en los menús y tanta rigidez en el diseño al final termina cansando a algunos usuarios.

Otro de los problemas arrastrados es la limitación de píxeles, algo que obliga a los fabricantes a montar pantallas de no más de 1.280 x 768 píxeles, como es el caso de este Lumia 925. Teniendo en cuenta las pantallas 1080p que ya tenemos en el mercado (como por ejemplo el HTC One), ofrecer 4,7 pulgadas con 331 ppp supone ir un escalón por debajo frente a la competencia. Que sea o no necesaria esta densidad es otro tema.

Con la idea de dar un poco de color al asunto, los finlandeses presentan una serie de aplicaciones con las que ofrecer más funciones de las planteadas por el sistema, como son Smart Cam (de la que hablaremos más adelante), Here Drive, Here Maps, Mix Radio, etc. Se trata de soluciones que no hacen más que completar el apartado de software al estilo de Nokia, elementos que completan ese vacío de Microsoft.

Si pasamos a la batería, un vistazo a la lista de especificaciones nos muestra que estamos ante el mismo conjunto de características que forman al Lumia 920, por lo que podemos intuir que su autonomía será similar, por no decir la misma. Sin embargo, un pequeño detalle como la tecnología AMOLED utilizada en la pantalla ha permitido que la vida del terminal se extienda algo más, pudiendo alcanzar el día y medio de uso. Sin duda un cifra deseada por muchos a día de hoy.

Cámara

Estamos ante la piedra angular de este teléfono. Sólo tenemos que pasarnos por la web oficial de Nokia para comprobar que la cámara del Lumia 925 supone el punto más importante que determinará el éxito del terminal. Resulta bastante curioso, porque a grandes rasgos utiliza la misma tecnología de cámara que ya incorporaba el Lumia 920, pero teniendo en cuenta que se trata de una de las mejores (por no decir la mejor) del mercado, es normal que el fabricante siga tirando de historial para asegurar el éxito de su nuevo terminal. Dicho captor hace que dejemos de prestar atención el resto de prestaciones. Olvidaremos las dudas acerca del peso del terminal, la guerra de materiales con el policarbonato y el aluminio, e incluso muchos mirarán a Windows Phone de otra manera con tal de hacerse con el potencial de dicho elemento.

A la hora de compararlo con su predecesor, las imágenes resultantes ofrecen pequeñas diferencias a favor del nuevo integrante. La razón no es otra que la incorporación del nuevo elemento de cristal en la lente, un componente que permite capturar imágenes más nítidas y con mayor nivel de detalle.

Estamos ante un sensor de 8,7 megapíxeles con la llamada tecnología PureView que promete imágenes con total definición y un rendimiento a baja luz espectacular. Esta increíble retina digital viene acompañada de un grupo de 6 elementos Carl Zeiss que aseguran la máxima definición, además de un perfecto enfoque y una estabilización de imagen increíble gracias a sus sistema de balanceo. Dichos elementos permiten una apertura máxima con f/2.0, una configuración que ayudará a capturar imágenes con desenfoque y a obtener mucha más cantidad de luz en condiciones que así lo requieran. Dicho esto, estamos ante un conjunto perfecto (a día de hoy), que ayuda en gran parte a obtener imágenes de gran calidad incluso cuando la luz del momento no acompaña demasiado. Sobre todo en escenas con luz escasa, momentos en el que el Lumia 925 saca todo su potencial y es capaz de dejar a la competencia por los suelos.


Pero este buen rendimiento no implica ausencia de errores. La interfaz propuesta por Windows Phone con su aplicación predeterminada "Cámara" es simple y requiere muchos pasos para ajustar determinados valores. Teniendo en cuenta el potencial del terminal, resulta molesto ver como aquellos más avanzados en fotografía tengan que pulsar varias veces en la pantalla para bajar un par de puntos en la exposición, o para ajustar la sensibilidad ISO. Además, los menús no son configurables, por lo que siempre tendremos que entrar en "ajuste de foto" o "ajustes de vídeo" según el caso. Por suerte, la solución llegará muy pronto.

Mientras tanto Nokia ha presentado Smart Cam, una utilidad que, aunque a priori, ofrece funciones realmente atractivas para el público, no deja de ser una herramienta con la que automatizar todavía más el proceso de disparo. Por tanto, seguimos echando en falta una alternativa más completa que nos permita exprimir al máximo esta cámara de 7,8 megapíxeles que tan buen rendimiento ofrece.

Lumia 925: Cámara

Ver todas las fotos

46 FOTOS



Smart Cam propone dar el toque divertido de la fotografía móvil, y todo con un simple click. Y es que una vez pulsado el disparador (de doble recorrido, por cierto), el software se encargará de tomar varias imágenes para posteriormente procesarlas. Una vez con la ráfaga en la memoria del teléfono, el sistema las analizará según cuatro situaciones: la mejor foto (a elegir por el usuario), modo disparo continuo, detección de rostros y eliminación de objetos en movimiento. Lamentablemente, tal y como hemos comentado anteriormente, el proceso de reconocimiento y detección de la escena se demora en ocasiones un par de segundos, algo que termina acabando con la paciencia del fotógrafo.

No dejan de ser modos automáticos que ya encontramos en algunos terminales del mercado como el Galaxy S 4 o el HTC One, pero que ahora Nokia ha decidido integrarlos a su manera en esta aplicación secundaria (aunque siempre podremos configurarla como predeterminada). La buena noticia para los poseedores de otros Lumia con Windows Phone 8 es que podrán disfrutar de Smart Cam con la actualización Amber que el fabricante debería de lanzar próximamente.

Dicho esto y viendo los resultados, podrás comprobar que a nivel fotográfico el Lumia 925 no supone ningún salto respecto al actual 920. Lo único que podemos adjudicarle es un modo inteligente que ha llegado en forma de exclusiva durante un corto periodo de tiempo, ya que Amber está al caer y para entonces el Lumia 920 únicamente sentirá envidia por el esbelto cuerpo de su hermano.

Conclusión

Estamos ante un teléfono estéticamente pionero para Nokia, ya que probablemente marque la tendencia estética de los próximos Lumia. Y decimos sólo estéticamente porque a nivel de hardware no ha presentado prácticamente nada que no tuviéramos el Lumia 920 (salvo la mejora a nivel de batería). Procesador Snapdragon de doble núcleo, pantalla de 4,7 pulgadas, cámara de excelentes prestaciones... ¿qué hay de la competencia? Nokia lo tiene claro, y su hoja de ruta la está ejecutando sin prisa, pero también sin pausa. Con el reciente lanzamiento del 1020, los finlandeses han vuelto a demostrar que siguen confiando en su estrategia: apostar por un sistema operativo que sigue un lento proceso de crecimiento mientras presentan novedades exclusivas a nivel de hardware, sobre todo fotográfico.

Funcione o no, sea correcto o incorrecto, el crecimiento de los Lumia es una realidad, y el 925 probablemente ayude a ello. Quizás no es la panacea que espera el usuario, pero resulta un terminal elegante que despunta en detalles que acaban ganando la venta: cámara de fotos espectacular y una pantalla que quita el hipo con sólo encenderla. Por contra, algo tan fundamental como un "buen" sistema operativo sigue siendo una tarea pendiente en los terminales de Espoo, y no por malo, sino como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, por su pequeño ecosistema. Ahí es donde entran las aplicaciones exclusivas de Nokia, pequeños parches con los que ocultar las carencias de un sistema operativo que parece no saber cómo alcanzar el ritmo de la competencia. ¿Conseguirá Microsoft poner solución a estos problemas? Visto lo visto, parece que Nokia está haciendo lo correcto, así que no queda otra que ambos trabajen codo con codo como si hubieran firmado un pacto con el diablo.

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres

8 Comentarios

Filtrar por:
Jorge Durán

Yo no era demasiado amante de los Nokia, de hecho, no había tenido ninguno, pero un amigo se compró el lumia 925, me lo dejó probar y eso para ver cómo iba y me gustó tanto que ahora tengo el mío. La batería me dura bastante, lo que es de agradecer, y es muy resistente, se me ha caído un par de veces al suelo y no le ha pasado nada!! :) Yo también creo que la cámara una de las mejores cosas que tiene el móvil, si os gusta hacer fotos, éste es, sin duda, vuestro teléfono.

10/09/2013 1:23 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
Fran

Cuando llegan o pueden llegar a ARGENTINA?

01/08/2013 6:42 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
Queiroz

Corregir

"exprimir al máximo esta cámara de 7,8 megapíxeles que tan buen rendimiento ofrece."

Gracias

01/08/2013 8:52 AM Reportar abuso rate up rate down Responder
rdarioolano

Creo que las salidas del 625 y, especialmente, el 1020 nos han quitado un poco de la expectación por el 925,
lo que si no se ha destacado es que ya viene con el AMBER cargado, es decir, Nokia Smart Cam, FM, Nokia Glance, flip to silence,etc.

31/07/2013 6:02 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
Buddy

medio gas, descafeinado, desganado, poco riguroso, joder y te quedas tan ancho.
Me parece como siempre un muy acertado analisis, de hecho, he tirado para atras y releido otros analisis, hecho por otros miembros, y este está en la misma linea, es decir, da una idea clara del producto, sus caracteristicas y prestaciones, ademas hecho desde la independencia, cosa que no todos pueden decir

31/07/2013 4:22 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
1 Respuesta al comentario de Buddy
Obi4D

Siento que no te hiciera gracia mi comentario.

No hablo de la independencia del analisis, no dudo que sea asi, solo que me parace un analisis, hecho porque hay que hacerlo, sin meterle un poco mas de chicha como http://es.engadget.com/2012/04/11/htc-one-x-analisis/ (pedazo de terminal) y ademas con información como ya he dicho erronea o incompleta.

Para mentes inquietas, solo comentar que por trabajo, manejo iOs, wp8 y android, en cuanto a ordenador, llevo un macbook pro retina con bootcamp y parallels con win8 pro. Para que nadie empiece que sin fanboy de tal y cual.

Saludos

05/08/2013 2:03 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
Obi4D

Encuentro la review "a medio gas", descafeinada, desganada y poco rigurosa, partiendo ya desde el principio, cuando informa que el 920 y 925 son iguales en todo menos en tamaño, peso y material de contruccion, ya que la camara del 920 es de 5 elementos y la del 925 de 6. ¿Poco importante?, tal vez, pero creo que no.

31/07/2013 1:50 PM Reportar abuso rate up rate down Responder
IvánD3

Está bien que en su top gama abuse del aluminio, pero que no olviden a esa pequeña minoría que lo que más nos gusta de la gama Lumia es el colorido aspecto de los terminales de plástico indestructible.

31/07/2013 12:06 PM Reportar abuso rate up rate down Responder