Skip to Content

AOL Tech

Los 'trolls de marcas' bloquean el desembarco de Tesla en China

Los trolls de patentes bloquean el desembarco de Tesla en China
Lejos de ser solo un problema exclusivo de la industria de la electrónica, los trolls de patentes y marcas dejan su nauseabundo rastro allá donde se presente la oportunidad de hacer negocio. Un buen ejemplo es el mundo de la automoción. Hasta ahora, este mercado estaba en manos de compañías muy establecidas y con pocas ganas de librar más batallas que las comerciales, pero la irrupción de los coches eléctricos ha iniciado una pequeña revolución con la que algunos aprovechados quieren lucrarse a costa de otros. Esto es algo que ha descubierto Tesla Motors, que se ha encontrado con que no puede lanzar sus vehículos en China, dado que un avispado caballero registró la marca comercial antes que la compañía y ahora pide una abultada cantidad de dinero como condición para cederla a la firma de Elon Musk.

Según ha declarado el fundador de Tesla a la revista Chinese Entrepreneur, su compañía lleva tiempo tratando de cruzar la Gran Muralla para no perderse la explosión eléctrica del mercado chino cuando esta se produzca, pero poco puede hacer hasta que Zhan Baosheng pierda los derechos sobre la marca Tesla, registrada en el año 2009 para su uso en 12 categorías de transportes de tierra, mar y aire. Musk afirma que Tesla ofreció a Baosheng el equivalente a 326.000 dólares; una oferta que fue devuelta con la exigencia de añadir dos ceros más al final del cheque. Así las cosas, o Tesla acepta pagar más de 30 millones de dólares por su nombre, o se quedará sin poder utilizarlo en sus vehículos para China.

Galería: Tesla Model S


Baosheng no es el único troll que dispuesto a sacar provecho. Un tal Qiao Weiwei también logró registrar la marca Tesla Motors, aunque en su caso lo hizo para vehículos sobre raíles, trineos, aviones y buques. Tesla Motors consiguió hacerse con los derechos de uso para esas categorías tras pagar una cantidad de dinero no especificada, pero no podrá lanzar automóviles bajo su marca comercial hasta que Baosheng transfiera los derechos comercialmente o termine por perderlos. La última opción podría ser la más adecuada para Tesla, dado que si Baosheng se arriesga a perder la marca no hace uso legítimo de ella en un periodo de tres años. Para evitarlo, Baosheng estaría preparando la documentación necesaria que demostraría a las autoridades chinas que está trabajando en labores de I+D y producción de automóviles eléctricos.

Por un lado, es evidente que los trolls de marcas y patentes son criaturas que no aportan o generan nada salvo dolores de cabeza. Por otro, resulta inconcebible que Tesla no registrara a tiempo su propia marca. Nos preguntamos qué opinaría de todo esto el bueno de Nikola Tesla...

[Vía Autoblog]

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL