Los chicos y chicas de Instagram han salido de compras por primera vez, y la compañía que ha tenido el honor de iniciar el ciclo de adquisiciones de la red social fotográfica no es otra que Luma, una firma especializada en edición de vídeo. Instagram está dedicando cada vez más recursos al vídeo (tiene motivos para ello), así que no es exactamente un misterio el motivo por el que podría estar interesada en las tecnologías de Luma, que ahora se pondrá manos a la obra para introducir y mejorar funciones como la estabilización de imagen y los ajustes de saturación y brillo. El gran atractivo de Luma para Instagram, sin embargo, parece ser su "filtro infinito", una técnica que permite grabar vídeos con toda clase de efectos que después pueden ser cambiados o desactivados por el usuario.

Ni Instagram ni Facebook han indicado el coste de esta operación. De hecho, a única comunicación oficial ha llegado por parte de Luma, que ya ha avisado a sus usuarios para que descarguen todos sus vídeos antes de que la compañía cierre sus puertas el día 31 de diciembre.

Instagram se hace con Luma para mejorar su edición de vídeo

Añadir un comentario

*0 / 3000 Número máximo de caracteres