Nexus 7 llega hoy a España (y te lo enseñamos más de cerca)
Es muy probable que la espera se te haya hecho eterna, pero al menos ya puedes respirar de que ha llegado a su fin: Google ha cumplido su promesa estrenando hoy oficialmente en España la nueva versión del Nexus 7 y, como puedes imaginar, allí estábamos para darle la bienvenido y mostrártelo un poco más de cerca en vídeo.

En caso que necesites refrescar la memoria, recuerda que este salto de versión implica no sólo la llegada de una pantalla con mucha más resolución (1.920 x 1.200), un procesador Snapdragon S4 Pro, el doble de RAM y una cámara para su espalda, sino también los primeros compases de Android 4.3 y alguna que otra sorpresa más -tienes una comparativa más detallada de los cambios en este enlace.

Como ya te comentamos en su día, sus precios parten de 229 euros para el modelo de 16 GB con conexión WiFi, mientras que su hermano con esta misma conectividad pero 32 GB de almacenamiento alcanzará los 269. También se ha anunciado una variante de 32 GB con 4G, que por ahora todavía no se encuentra disponible en Google Play ni en los distribuidores.

Google Nexus 7 (2013)

Ver todas las fotos

10 FOTOS


Nexus 7 (2013), en nuestras manos

Ver todas las fotos

23 FOTOS



De nuestro tiempo a solas con el dispositivo podemos sobre todo resaltar una cosa: su abismal salto en construcción. El Nexus 7 tenía un airecillo premium muy bien logrado para su económico precio, pero como ya comentamos en su análisis, al observarlo con más detenimiento comenzabas a descubrir que crujía si lo sujetabas de una determinada manera o que el acabado podía mejorar un poco. La versión que hoy nos ocupa puede que no luzca un aspecto tan resultón, pero deja patente que la atención al detalle han sido uno de los principales cometidos de ASUS.

El fabricante ha optado por abandonar textura punteada de la versión anterior a favor de un acabado liso y suave con efecto gomoso que, por cierto consigue un muy buen agarre con una sola mano incluso si no son especialmente grandes o las tienes húmedas. Pese a contar con un perfil ligeramente más delgado y un menor peso, la sensación general es de resistencia hasta cuando hacemos más presión de la normal en sus uniones. La pulsación de sus botones sigue siendo buena, aunque una vez más, esta particular elección de colores deja, a nuestro parecer, una impresión de mayor coordinación y de estar ante un producto mucho más trabajado.

En términos de manejo tampoco podemos ponerle grandes pegas. Su procesador Snapdragon S4 Pro sabe moverse como pez en el agua por los menús de Android 4.3, respondiendo en la mayoría de ocasiones con agilidad y certeza. Mención aparte merece posiblemente su pantalla, que gracias a su considerable salto en densidad (recuerda que estamos ante un monstruito de 1.920 x 1.200 y 323 ppp) es capaz de mostrar imágenes y vídeo con una muy buena definición.

Otro de los ejes en los que se basa la propuesta de Google y ASUS es en el sonido, ofreciendo un resultado envolvente acertado aun cuando las condiciones en que hemos podido probar el dispositivo no son las óptimas para este tipo de pruebas. Por último pero no por ello menos importante, la casa ha podido quitarse por fin la espinita de colocar una cámara en su parte trasera, que si bien no es de una calidad abrumadora, posiblemente logre sacarte de algún que otro apuro con sus 5 megapíxeles (tienes una imagen de muestra en nuestra galería).

No queremos destriparte mucho más, así que lo mejor será que te asomes por el vídeo que te hemos dejado a continuación para que puedas conocerlo un poco más a fondo.

El nuevo Nexus 7 llega hoy a España (¡y te lo enseñamos más de cerca en vídeo!)