Skip to Content

AOL Tech

Samsung Galaxy Note 3, un vistazo más de cerca

Samsung Galaxy Note 3, un vistazo más de cerca
Septiembre de 2011: En plena vorágine táctil, Samsung se atreve a desafiar todas las convenciones con el Galaxy Note un monstruo de 5,3 pulgadas y stylus integrado. Consumidores y opinadores profesionales tratan de superar el shock mientras algunos señalan entre risitas. Casi de forma inmediata, las ventas se encargan de callarles la boca. Había nacido una estrella. Dos años después, el tercer episodio de la saga se presenta en la IFA, más grande y más potente, pero con la misma filosofía del tabletófono original. Este es el Galaxy Note 3.

Dotado con una pantalla de 5,7 pulgadas y el obligatorio lápiz S-Pen, el nuevo Samsung Galaxy Note 3 (sin números romanos), trata de llevar el hardware y el software de los Note "de bolsillo" un paso más adelante, aunque exteriormente no se diferencie demasiado de su predecesor. Sigue siendo un teléfono enorme, especialmente si tienes manos pequeñas, pero el panel 1080p Super AMOLED instalado en el Note 3 es mucho más nítido y ofrece mejores ángulos de visión. Además, es un teléfono más estrecho y esbelto. Sus medidas son 151,2 x 79,2 x 8,3 mm, lo que significa que mide 1,3 mm y 1,1 mm menos de ancho y grueso respectivamente frente al Note II. También es más ligero, con un peso de 168 gramos. La altura, sin embargo, permanece casi sin cambios, dado que Samsung ha conseguido estirar el panel de la pantalla prácticamente hasta el mismo borde del teléfono.



Son la parte trasera y los laterales los puntos donde los fans de los Notes anteriores encontrarán más diferencias. Sí, queridos lectores, Samsung ha tomado nota de las críticas, diciendo adiós y ¿hasta nunca? a esos plásticos baratos (pero ligeros) que tan poco nos gustaban. En lugar de ellos, encontramos una media carcasa de falsi-cuero, que mejora tanto la sensación de calidad al tacto como el propio aspecto del teléfono. ¡Albricias! Pese a todo, y puestos a sacar pegas, el falso bordado de la carcasa trasera no deja de resultar extraño, e incluso tal vez un poco fuera de lugar en un teléfono que tampoco es que aspire a ser un Vertu.

¿No eres un fan de la textura de fábrica? No pasa nada, Samsung también comercializará un buen puñado de fundas (y espera a ver las de los fabricantes de accesorios). Del mismo modo, el borde del teléfono puede parecer metal, pero es plástico. De buen aspecto, pero plástico después de todo. Samsung asegura que con el aspecto del conjunto querían imitar el aspecto de un libro cerrado, en caso de que te estés preguntando el motivo de tan curioso desvío en el tradicional estilo de diseño de Samsung.

Pero si el exterior del Galaxy Note 3 supone una evolución significativa en la trayectoria de la familia, el hardware no se queda atrás. Tanto como por su tamaño, los Note siempre se han distinguido por ofrecer un buen rendimiento, que en esta ocasión variará dependiendo de la versión escogida, dado que Samsung ofrecerá dos modelos diferenciados: Qualcomm Snapdragon 800 a 2,3 GHz y Exynos octa-core a 1,9 GHz. En ambos casos, el usuario tendrá a su disposición una ROM Android 4.3, 3 GB de RAM, 32 ó 64 GB de almacenamiento interno (con ampliación vía microSDXC), LED IR, conectividad LTE cat4 (con soporte para hasta 6 bandas distintas), DC-HSPA+ 42 Mbps, GSM, EDGE, MHL 2.0, Bluetooth 4.0, WiFi 802.11a/b/g/n/ac y una gran batería de 3.200 mAh para dar de comer a tanta pantalla. Siguiendo con la tónica de la IFA, su cámara trasera no sólo puede grabar a resolución Full HD (con 60 fps), sino que exprime al máximo la potencia del teléfono para capturar imágenes en movimiento con calidad UHD a 40 fps.

Pero por supuesto, un Note es mucho más que hardware potente y una pantalla grande. El software tiene una importancia crítica, y Samsung ha querido enmendar los fallos de la segunda generación con su nuevo modelo. Una de nuestras mayores críticas del Note II (e incluso del Galaxy S 4) es que Samsung parecía más interesada en añadir todas las funciones posibles sin que le preocupara demasiado la calidad o la usabilidad de las mismas. El S-Pen es el apartado que más cambios ha registrado. Al sacar el lápiz táctil de su recoveco se activa una aplicación llamada Air Command, que despliega un menú con varias opciones rápidas: Action Memo, Scrapbook, Screen Write, S Finder y Pen Window.

Action Memo, como indica su nombre, te permite seleccionar parte de una anotación que has escrito, mostrando acto seguido un menú inteligente; si por ejemplo escribes un número de teléfono en alguna parte, el Note lo reconocerá y te ofrecerá la opción de llamar directamente desde la aplicación. Scrapbook es idénticamente auto explicativo: permite recoger información y categorizarla, incluyendo la posibilidad de introducir metadatos. Si ves un artículo en Amazon de tu interés, solo tienes que seleccionar la parte que te interesa y será añadida a tu bloc de recortes. Después, usando S Finder, podrás encontrar exactamente lo que buscabas mediante unos filtros que te permiten distinguir entre páginas web, fotos, vídeos, tendencias, archivos vistos durante los últimos siete días etcétera. El Note siempre ha sido el tabletófono productivo por excelencia, y estas nuevas características se encargarán de mantener su estatus.

Pen Windows será el nombre de las nuevas aplicaciones flotantes del Note. Para activarlas, basta con dibujar un círculo o un recuadro en la pantalla y automáticamente aparecerán varias aplicaciones capaces de flotar sobre el resto de la interfaz. Puedes maximizarlas o minimizarlas a placer, reduciéndolas incluso a tamaño de icono, casi como las Chat Heads de Facebook Home. Es una idea genial, pero con un problema de uso bastante importante: cada vez que quieras activar las Pen Windows es necesario ejecutar primero Air Command, que también es accesible deslizando el S-Pen sobre la pantalla de inicio y pulsando el botón.

Repasadas las aplicaciones, hemos de mencionar las novedades del S-Pen incluido. El nuevo diseño destaca por quedar casi totalmente en línea con el borde de la carcasa, lo que significa que es más difícil de sacar que los stylus anteriores, aunque esto es algo que podría cambiar en las unidades de producción. En el lado positivo, si por este o cualquier motivo no te gusta el nuevo, siempre puedes utilizar el S-Pen de los Note anteriores, dado que el digitalizador incluido es 100% retrocompatible. El único problema es que tendrás que llevar los lápices en el bolsillo, dado que el orificio es diferente.

La opción multiventana sigue presente en el Note 3; no en vano, ya era una de las características más importantes en la familia. Haciendo uso de esta función es posible ejecutar múltiples aplicaciones en paralelo, una al lado de otra en la misma pantalla, para por ejemplo consultar dos sitios web de forma simultánea. También puedes lanzar múltiples aplicaciones de golpe, de forma que si normalmente activas Google Maps y Gmail cuando bajas del avión, basta con seleccionar la combinación para ejecutarlas en un único paso. Por último, el Note 3 introduce una nueva función "arrastrar para soltar", gracias a la cual puedes arrastrar fotos, mapas y otros objetos a las aplicaciones que tengas ejecutando en pantalla para compartir dichos datos.

Adicionalmente, Samsung ha querido sacar partido a su asociación con Flipboard, integrando el famoso lector de publicaciones electrónicas en su nueva interfaz Magazine UI, muy reminiscente de BlinkFeed en el HTC One. Puedes navegar con desplazamientos laterales entre tus títulos y fuentes de noticias, pero también conectar con Twitter, Facebook, Google+, Tumblr, Flickr etc. Por último, ha y un botón en la esquina superior derecha que al ser pulsado muestra un menú lateral con las aplicaciones que tienes ancladas en tu pantalla de inicio, de forma que siempre las tendrás a mano.

Pero por supuesto, estas no son las únicas novedades que atesora el software del Galaxy Note 3. Son tantas que por más que queramos no podemos cubrirlas en un artículo de estas características, así que vamos a tener que pedirte que esperes pacientemente su análisis para conocer todas sus intimidades como bien se merece. Con suerte, no tardarás mucho en poder ponerle las manos encima. Samsung dará comienzo al despliegue global del teléfono este mismo 25 de septiembre, y aunque todavía desconocemos las operadoras que lo llevarán en sus catálogos, damos por hecho que los detalles llegarán a nuestros buzones de correo en cualquier momento.

Artículos relacionados

Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)



Galerías destacadas



Noticias AOL