Salvo que hayas pasado los últimos días completamente desconectado del barullo tecnológico es más que probable que ya estés al tanto de que Samsung se ha subido en esta pasada IFA al tren de los "wearables" con el nuevo Galaxy Gear. La unidad ya se encuentra caaaasi lista para su estreno en sociedad este próximo 25 de septiembre, así que hoy hemos querido darle un nuevo repaso en vídeo para que la conozcas más de cerca y, de paso, hacerte la espera un poco más llevadera.

Pero, vayamos por partes. A nivel de especificaciones, el flamante smartwatch de la casa se presenta ante nosotros con una pantalla táctil Super AMOLED de 1,63 pulgadas (320 x 320), procesador a 800 mHz, 512 MB de RAM, 4 GB de memoria interna y una batería de 315 mAh cuya autonomía ronda el día completo de uso. En uno de los laterales de su correa monta además una cámara con sensor retroiluminado de 1,9 megapíxeles y autoenfoque, mientras que su sistema de cierre de seguridad aprovecha para camuflar su altavoz.

Como ya te adelantamos en su día, la unidad sólo es compatible por ahora con el nuevo Galaxy Note 3 que teníamos hace apenas unos instantes en portada y el Note 10.1 (2014), conectándose a ellos mediante Bluetooth 4.0 -ojo, la lista de dispositivos afines al reloj se ampliará según vayan dando el salto a Android 4.3 el reste de la familia galáctica. En caso que necesites refrescar la memoria, recuerda que durante la IFA 2013 ya lo sometimos a una intensa sesión fotográfica que puedes volver a repasar justo aquí.

Samsung Galaxy Gear, en nuestras manos

Ver todas las fotos

10 FOTOS




Una de las primeras cosas que llaman nuestra atención tan pronto como lo tenemos asentado en la muñeca es su aspecto: no sólo resulta sorprendentemente cómodo de llevar, sino que además si no fuera por el pequeño montículo sobre el que se instala su cámara, casi podría pasar perfectamente por un reloj normal y corriente. El diseño de tipo industrial de su esfera cuenta con cuatro tornillos vistos y es de una construcción casi exquisita, mientras que su pulsera de goma cuenta con un cierre de seguridad para adaptarse a todos los tamaños de brazos y evitar su pérdida. Este material tal vez no resulte del agrado de todos los usuarios, pero queda disimulado con acierto en su modelo oscuro. El conjunto resulta increíblemente ligero dentro de las circunstancias, no suponiendo problema alguno de adaptación sobre todo si estás acostumbrado a usar relojes de gran formato.

Entrando ya de lleno en su uso, hablamos de un dispositivo extremadamente intuitivo. El sistema está preparado para que tan pronto como nos levantemos un poco la manga, su pantalla se active permitiéndonos acceder a una serie de menús simplificados para gestionar el teléfono o tablet sin tener que sacarlos del bolsillo o la mochila. Así las cosas, para ir saltando entre sus diferentes menús, sólo es necesario que desplacemos lateralmente el dedo por su pantalla, accediendo a varios escritorios personalizables con las distintas apps disponibles. La respuesta del equipo es buena en la mayoría de situaciones, algo que nos ha sorprendido gratamente teniendo en cuenta que tras su pantalla gobierna un procesador a 800 MHz, aunque evidentemente no se libra de algún que otro "momentito para pensar" cuando lanzamos una app de un poco más de envergadura. Cruzaremos los dedos para que estas asperezas se vayan limando en el futuro.

La unidad ofrece también la posibilidad de realizar o responder llamadas gracias a su doble sistema de micrófono con cancelación de ruido y altavoz, función que -por cierto- podrás ver en acción con el vídeo que hemos dejado un poco más adelante. Ah, y no, no te preocupes porque no hace falta llevártelo a la oreja ni hacer movimientos extraños para hablar: el volumen es adecuado aun con un poco de sonido ambiente. Otra de sus señas de identidad es la posibilidad de controlarse con la voz, por ejemplo para enviar un mensaje de texto a un contacto sin tener que lidiar con un teclado en miniatura o, de nuevo, tener que desenfundar el teléfono al que está enlazado.

No podíamos por supuesto pasar por alto su función cámara, que casi nos traslada a las películas de espías. Ésta es capaz de capturar instantáneas a 1,9 megapíxeles o incluso grabar pequeños clips de vídeo de 10 segundos de duración con una resolución de 720p, 640 x 640 o VGA, según nos interese. Naturalmente estas calidades palidecen considerablemente frente a las notables cualidades fotográficas del Note 3, pero es preciso matizar que su finalidad principal es ejercer de una especie de recordatorio visual gracias a la app Memographer, más que de una cámara al uso.

Hablando de sus especificaciones mencionábamos antes que su batería de 315 mAh tiene una autonomía calculada por su fabricante de aproximadamente un día de uso, cifra que naturalmente podrás estirar o encoger en función del trote que vayas dando al equipo. Para su recarga, Samsung ha añadido en el lote una especie de cápsula que rodea completamente su esfera y por cierto cuenta con el mismo diseño en cuero con pespuntes de los nuevos Notes. Dicho accesorio cuenta con un sistema de cierre en su lateral para asegurar el reloj, conexión microUSB y cinco puntos magnéticos de contacto para transferir la energía.

Con respecto a su disponibilidad, debes saber que el nuevo Galaxy Gear tiene previsto su desembarco en España a lo largo de este mismo mes de septiembre, concretamente el día 25, coincidiendo con la puesta de largo del Galaxy Note 3. Por el momento su precio de venta sigue estando en el aire (eso sí, los representantes de la casa dicen que no será demasiado desorbitado teniendo en cuenta sus prestaciones. Hasta entonces puedes curiosearlo un poco más de cerca con la galería que tienes arriba así como el vídeo que te dejamos a continuación.


9 COMENTARIOS

Galaxy Gear: un nuevo vistazo al reloj inteligente de Samsung (¡en vídeo!)
Suscribir a estos comentarios

Comentarios de los lectores (Página 1 de 1)