Estatua de Gingerbread llega a las oficinas de Google

Es viernes y tenemos permiso para festejar, lo que no tenemos es una excusa... o eso pensábamos...