Skip to Content

AOL Tech

AutomovilesElectricos posts

Mondeo Hybrid, C-Max Energi y Focus Electric; tomamos contacto con la gama electrificada de Ford

No todos los gadgets son táctiles, pero algunos requieren un tacto especial. Hace unos días nos desplazamos junto a un pequeño grupo de periodistas a la ciudad alemana de Frankfurt para conocer en persona las últimas novedades híbridas y eléctricas de Ford, concentradas en tres modelos de corte bien diferenciando por técnica y propósito que se engloban dentro de su estrategia Power of Choice. Este "Poder de Elección", tal y como lo plantea Ford, reside en una oferta de vehículos lo suficientemente diversa como para seducir al consumidor medio, y no solo a aquellos más concienciados con el medio ambiente o que han convertido en una cruzada personal el exprimir hasta la última gota (o electrón) a sus coches. Focus Electric, C-Max Energi y Mondeo Hybrid serán los encargados de llevar las ambiciones eléctricas de Ford al mercado generalista.

Antes de comenzar nuestra crónica, hemos de indicar que estos no son los primeros vehículos impulsados a batería en la historia de Ford. La compañía, de hecho, no dejó pasar la ocasión de recordarnos que ya en 1913 experimentaba con este tipo de transportes (poca gente lo sabe, pero algunos de los primeros coches funcionaban con baterías ácidas en lugar de derivados del petróleo), aunque realmente la firma del óvalo azul no se puso realmente las pilas hasta que Toyota lanzó el Prius e hizo un jaque en toda regla al resto de la industria. Desde entonces la compañía ha estado trabajando a destajo para articular una gama híbrida y eléctrica creíble, aunque a diferencia de otros fabricantes, ha optado por electrificar modelos ya disponibles en el mercado en lugar de crear nuevos vehículos diferenciados estéticamente además de mecánicamente. En otras palabras, pocos sabrán diferenciar un Focus Electric y de un TDCi hasta que ambos arranquen. Habrá quien piense que esto resta frescura o diferenciación a la gama, pero también quien agradezca el no verse forzado a conducir un coche especialmente llamativo a cambio de disfrutar de unos consumos más reducidos.

Nuestra toma de contacto con la gama verde de Ford constó de un circuito de 31 km repartidos aproximadamente a medias entre recorrido urbano (con sus semáforos y frenazos; el entorno natural para este tipo de vehículos) y extraurbano (sin posibilidad de recarga por recuperación y mucho más exigente para híbridos y eléctricos). Dada nuestra falta de familiaridad con los vehículos de prueba y el trayecto escogido por Ford no es posible realizar un examen clínico de los consumos obtenidos o tratar de reducirlos a su mínima expresión, así que optamos por conducirlos con la mayor naturalidad posible, exactamente igual que haríamos si fueran nuestros (lo que en el caso de este juntaletras implica conducirlos como si los hubiera robado).

BMW presenta el i3: Así es el primer eléctrico de la firma alemana

BMW presenta el i3, su primer vehículo eléctrico
Pocas veces sucede que un fabricante proporcione el precio de uno de sus coches antes siquiera de presentarlo oficialmente, pero lo cierto es que el BMW i3 nunca aspiró a ser un automóvil cualquiera. El primer modelo eléctrico de la firma muniquesa ya es oficial, mostrando tal y como esperábamos un gran parecido estético con el prototipo i3 Coupé Concept de 2011. También técnico, aunque hay una diferencia muy significativa: ahora este vehículo a baterías de cuatro plazas cuenta con un generador de gasolina opcional con el que aumentar su autonomía.

Como no podía ser menos viniendo de una firma como BMW, el i3 pasa por ser uno de los vehículos más sofisticados del momento. Firmas generalistas como Nissan ya han dejado el listón bastante alto, así que los alemanes han tenido que poner toda la carne en el asador para hacer valer sus credenciales premium con algo más que unas terminaciones superiores.

Galería: BMW i3 2014

¿Sueña Google con coches eléctricos?

¿Sueña Google con coches eléctricos?
El interés de Google por las tecnologías verdes es conocido por todos. Sus oficinas están parcialmente alimentadas mediante paneles solares y hace apenas unos meses la firma dirigida por Larry Page adquirió una start-up especializada en el desarrollo de generadores eólicos, pero es posible que desconocieras que sus ambiciones eléctricas podrían llevarla a la carretera. Y no estamos hablando de su flota de Prius autónomos.

Eric Schmidt, presidente del consejo de administración de Google, así lo dio a entender recientemente durante una prueba en Yorkshire, Inglaterra, en la que se estableció un nuevo récord de velocidad para vehículos eléctricos. Schmidt indicó a la revista británica Autocar que Google está invirtiendo "con fuerza" en labores de investigación y desarrollo que abarcarían "todas las áreas de la industria", dando muestra de que Google no solo tiene ojos para la nube.

Según Schmidt, "la historia ha demostrado que las nuevas tecnologías crecen mejor en nuevas compañías", dando a entender que Google podría ser una de esas empresas ideales para impulsar la penetración de los automóviles eléctricos.

Tesla Motors muestra su cambiador de baterías de 90 segundos; más rápido que llenar el depósito con un surtidor

Tesla Motors muestra su cambiador de baterías de 90 segundos; más rápido que llenar el depósito con un surtidor
Es posible que no lo sepas, porque esta no es una de sus características más promocionadas, pero Tesla Motors diseñó su Model S para permitir el cambio de sus baterías en estaciones robotizadas como alternativa rápida a los puntos de carga tradicionales. Esta posibilidad se mencionaba en su ficha técnica solo de pasada, dado que la compañía dirigida por Elon Musk estaba más interesada en publicitar la extensa red de cargadores rápidos que está instalado en Estados Unidos, pero hace poco anunció su propósito de desplegar un cambiador de baterías automático en sus electrolineras para aquellos conductores con menos tiempo o paciencia, y esta semana mostró su funcionamiento.

Siguiendo los pasos de la extinta Better Place (pero con un plan de negocio mucho más desarrollado y un buen número de clientes ya en cartera), Tesla tiene pensado desplegar unas estaciones robotizadas que permitirán a los conductores de un Model S o Model X quedarse dentro del automóvil mientras el paquete de baterías del automóvil es sustituido por uno totalmente cargado. La estrategia de Tesla contempla el despliegue de las primeras estaciones de carga de baterías en los corredores más densos de los Estados Unidos. Cada una de ellas tendrá un coste de aproximadamente medio millón de dólares.

El proceso de sustitución tiene una duración de 90 segundos, y costará a los usuarios interesados entre 60 y 80 dólares. Esto significa que será más barato cargar el coche desde una toma de corriente convencional o rápida, pero hay una diferencia importante: los súper-cargadores de cable que están siendo desplegados por Tesla necesitan aproximadamente una hora para cargar un vehículo al 100% (o incluso algo más, dependiendo de la capacidad de la batería). Una vez realizado el cambio de baterías, el conductor podrá devolverla en el viaje de regreso o quedársela abonando una cantidad de dinero que dependerá de la diferencia de antigüedad entre el paquete acumulador entregado y el recibido.

Durante el evento de presentación de estas estaciones, Tesla ilustró la velocidad del sistema comparando un cambio de baterías completo con el tiempo que cuesta llenar el depósito de un automóvil a gasolina normal y corriente. El vídeo oficial (que encontrarás tras el salto) no muestra las interioridades mecánicas del sistema, pero te permitirá comprobar su velocidad. Merece la pena que le eches un vistazo.

El Mercedes-Benz SLS AMG Electric Drive rompe el récord de velocidad en Nürburgring para un deportivo eléctrico de producción

El Mercedes-Benz SLS AMG Electric Drive rompe el récord de velocidad en Nürburgring para un deportivo eléctrico de producción
En el mundo de los deportivos no eres nadie si no tienes bajo el brazo uno o dos récords, y a eso le añades el multiplicador correspondiente a todo vehículo eléctrico, no es de extrañar que Mercedes-Benz quiera sacar pecho con la última marca de su SLS AMG a baterías. La recreación en clave moderna y ecológica del legendario alas de gaviota se ha convertido en el automóvil eléctrico de producción más rápido en el circuito de Nürburgring, con una marca de 7 minutos y 56 segundos, robando la delantera al R8 E-tron de Audi y su crono de 8:09.

Con sus exigentes curvas y peraltes, el Nürburgring Nordschleife es desde hace años la pista de pruebas favorita de los grandes fabricantes, hasta el punto de que hasta las firmas generalistas acuden a él para poner a punto sus futuros vehículos. Su fama ha alcanzado tal nivel que en ciertos círculos el desempeño de un deportivo en Nürburgring es casi tan importante como la velocidad punta o el 0 a 100, algo que lógicamente también es explotado por los departamentos de marketing.

Better Place entra en liquidación y se despide de sus sueños eléctricos

Better Place entra en liquidación y se despide de sus sueños eléctricos
Fin de trayecto para Better Place. La start-up israelí, que buscaba solucionar el problema de la autonomía de los vehículos eléctricos creando una red internacional de estaciones de cambio automatizado de baterías, se ha declarado en quiebra. La firma había tratado de concentrar su alcance internacional como forma de reducir gastos e incluso cambió de CEO recientemente, pero ninguna de estas medidas ha impedido que las deudas se acumulen hasta hacer inviable su funcionamiento, motivo por el cual se ha solicitado la intervención de un liquidador que ahora deberá buscar la forma de resarcir a los acreedores.

Como tal vez recuerdes, Better Place es la idea del emprendedor israelí Shai Agassi, que logró establecer una alianza con el grupo franco-japonés Renault-Nissan para impulsar el desarrollo y la comercialización de vehículos eléctricos. Estos automóviles, principalmente unidades adaptadas del Renault Fluence ZE, con 185 km de autonomía, podían cargarse desde un enchufe o cambiando en unos segundos el paquete acumulador. Better Place no estaba interesada en vender los coches, sino la infraestructura eléctrica necesaria para que repostar en una electrolinera fuera tan fácil y rápido como hacerlo en una estación de servicio convencional.

Ford esconde sus motores eléctricos en las ruedas con la tecnología eWheelDrive

Ford esconde sus motores eléctricos en las ruedas con la tecnología eWheelDrive
Durante los últimos años los automóviles eléctricos han progresado a toda velocidad. Una de las compañías generalistas que más énfasis está haciendo en esta forma de movilidad sostenible es Ford, que a pesar de no dar tanto bombo como otras marcas a sus modelos a baterías, ya cuenta en Estados Unidos con un coche sin emisiones (el Focus Electric) y un buen puñado de híbridos. Son coches que tienen muy poco que ver con esos primeros vehículos eléctricos con baterías de ácido y plomo, pero siguen enfrentándose al dilema de siempre: hay que meter el motor en alguna parte, y no es que las baterías dejen demasiado espacio libre a diseñadores e ingenieros. Una posible solución a este problema es la tecnología eWheelDrive, que integra el motor eléctrico y el sistema de regeneración de la frenada dentro del cubo de las ruedas.

Aunque los motores in-hub no son precisamente nuevos (de hecho llevamos viendo modelos conceptuales desde hace bastantes años), son muy pocas las compañías que se han lanzado a trabajar en este tipo de sistemas, con Mitsubishi a la cabeza. El sistema desarrollado por Ford Europa ha sido creado en un principio para facilitar la construcción de vehículos urbanos muy pequeños, con espacio para cuatro personas en las dimensiones de un biplaza (¿habrá competencia para el Smart eléctrico?). Esto es así porque en palabras de Ford, para el año 2050 se duplicará la población urbana del mundo y se cuadruplicará el parque automovilístico, lo que podría dar lugar a auténticos problemas de congestión y abastecimiento energético.

El uso de motores integrados en las ruedas presenta otra serie de beneficios. Dado que el paquete de baterías se puede distribuir en el suelo del vehículo (algo que ya hemos visto en el Clase B Electric Drive de Mercedes a pesar de que no utiliza esta tecnología) o donde de otra forma iría el túnel de la transmisión, sería posible liberar el espacio donde normalmente se sitúa el motor delantero para almacenar equipaje. Otro beneficio sería utilizar la dirección integrada en las ruedas para hacer posible que el vehículo se desplazara de forma casi totalmente lateral para facilitar así su aparcamiento; una característica compartida con el Hiriko. Por supuesto, este sistema también presenta dificultades, como la necesidad de lidiar con el peso añadido por los motores eléctricos (especialmente si hablamos de configuraciones 4x4 en lugar de un sistema tracción sencilla) o el eterno problema de la masa no suspendida y sus más que posibles efectos sobre las prestaciones dinámicas y el confort de marcha del vehículo.

En estos momentos Ford no ha hecho público plan alguno para lanzar comercialmente su tecnología eWheelDrive, que está sendo desarrollado en colaboración con los proveedores de componentes Shaeffler, Continental, la Universidad Técnica de Aquisgrán y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Regensburg. Todo lo que hay hasta la fecha es un prototipo desarrollado sobre la base del Fiesta, pero ya te puedas imaginar que este proyecto existe para algo más que tener entretenidos a los ingenieros de la compañía.

Tesla pone precio al Model S para Europa: disponible en enero desde 60.000 euros

Nadie dijo que tener el último grito en tecnología aplicada a la automoción fuera barato. Poco después de anunciar la apertura de su centro de montaje y distribución europeo en los Países Bajos, Tesla Motors ha hecho públicos los precios para la Unión Europea del Model S, la berlina eléctrica con la que piensa apretar las tuercas a los grandes fabricantes de vehículos de lujo.

Este sedán de alta gama con capacidad para hasta siete personas (contando los dos asientos opcionales que se pueden colocar en el maletero) tendrá un precio de partida de 60.000 euros, que es lo que costará el modelo equipado con motor de 302 CV y la batería de 60 kWh, oficialmente capaz de recorrer hasta 375 km a una velocidad de 88 km/h con una sola carga. Su hermano mayor de 362 CV (416 CV en la versión Performance) y 85 kWh, con 500 km de autonomía, costará 92.000 euros. En Estados Unidos también se ofrece un modelo más económico de 40 kWh, pero Tesla ha indicado que por ahora no tiene planes para comercializarlo en Europa. En todos los casos la velocidad máxima ronda los 200 km/h.

Galería: Tesla Model S

Ford quiere que sepas cuánta vida útil les queda a las baterías de tu vehículo eléctrico

Ford quiere que sepas cuánta vida útil les queda a las baterías de tu vehículo eléctrico
Desde que los automóviles eléctricos osaron escapar de la tumba en la que fueron enterrados a comienzos del siglo pasado, no han sido pocos los consumidores que tienen dudas acerca del funcionamiento de sus baterías a largo plazo. Aunque en un principio las ventajas de los coches eléctricos sobre los modelos con motor de explosión son evidentes, todavía no está muy claro cuánto durarán los paquetes acumuladores de forma aprovechable, especialmente si se les va a dar un uso diario o se tiene pensado utilizarlos para alimentar electrodomésticos. Es problema en potencia que merece ser estudiado como se merece, así que Ford, General Electric y la Universidad de Míchigan se han propuesto arrojar algo de luz.

A través del proyecto ARPA-E, el fabricante de automóviles y sus socios desarrollarán nuevos y minúsculos sensores que podrán ser instalados en las baterías de los vehículos eléctricos, permitiendo así conocer la vida útil que todavía tienen por delante y controlar su funcionamiento de forma más eficiente para prolongar su duración. Estos sensores, que podrán instalarse "en áreas de la batería" donde ahora mismo no es posible colocar sistemas de medición, recogerán datos como la temperatura, el voltaje y la corriente, aunque como suele suceder, esto es algo que cuesta menos de decir que de hacer. El proyecto ARPA-E, financiado con 3,1 millones de dólares, acaba de comenzar a echar en estos momentos, y no veremos sus resultados definitivos hasta dentro de tres años.

Investigadores japoneses transfieren electricidad a través de 10 cm de hormigón; las calzadas electrificadas están en su punto de mira

Investigadores japoneses transfieren electricidad a través de 10 cm de hormigón; las calzadas electrificadas están en su punto de mira
De poco sirve promover el coche eléctrico como nuevo paradigma de la movilidad todavía cuando no existe una infraestructura adecuada para su implantación en masa. Desde que la idea de los automóviles a baterías volvió a coger fuerza, los principales fabricantes han puesto sus ojos en los puntos de carga públicos y domésticos (las famosas electrolineras) como forma de evitar los surtidores de siempre, pero... ¿y si directamente la carga del coche se realizara sobre la marcha?

Científicos de la Universidad Politécnica de Toyohashi, Japón, han conseguido transmitir electricidad a través de un bloque de hormigón de 10 centímetros de grosor, y así lo demostraron esta misma semana en una feria relacionada con la electricidad inalámbrica que se celebró en Yokohama, donde mostraron que es posible enviar entre 50 y 60 vatios directamente a un par de neumáticos. Como otros sistemas similares, este de hoy también está basado en el acoplamiento inductivo, más conocido en Engadget por su uso para cargar teléfonos móviles y otros pequeños aparatos electrónicos.

i Pedelec, el ¿futuro? compañero a pedales (y eléctrico) del BMW i3

i Pedelec, el ¿futuro? compañero a pedales (y eléctrico) del BMW i3
De un tiempo a esta parte los fabricantes de coches han desarrollado un intrigante interés en el desarrollo de bicicletas y scooters eléctricos, algunos de ellos, especialmente diseñados para ser transportados de forma discreta en el propio coche. La mayoría son simples prototipos conceptuales, como es el caso del U3-X de Honda, pero la nueva i Pedelec de BMW suena de lo más factible.

El fabricante alemán, que se encuentra en estos momentos dando los últimos retoques a sus modelos a baterías, ha aprovechado la apertura en Londres de su primera tienda de vehículos eléctricos para presentar una bicicleta eléctrica plegable de tamaño compacto; tanto que caben dos sin problemas en el maletero del futuro BMW i3 (en la foto). Su propósito es muy fácil de imaginar: poder dejar aparcado el coche en el primer hueco que encuentre y completar el resto del recorrido en bici.

La i Pedelec está equipada con un motor eléctrico trasero (250 W/20 Nm) y una batería con una autonomía de 25 a 40 km (dependiendo del nivel de asistencia requerido), capaces de intervenir hasta que el usuario alcanza una velocidad máxima de 25 km/h. El peso total del vehículo es de menos de 20 kg gracias al uso de aluminio y fibra de carbono como componentes estructurales, y poseería un reparto de masa 50:50.

Galería: BMW i Pedelec

IBM progresa en el desarrollo de sus baterías de litio-aire (hasta 800 km de autonomía)

Hacía ya un tiempo que no oíamos hablar del proyecto Battery 500 de IBM. El coloso informático lleva prometiendo desde 2009 baterías con una autonomía de 800 km gracias a una revolucionaria tecnología que todavía se encuentra en su más tierna infancia, y que de hecho, posiblemente ni nos tomaríamos en serio de no ser porque detrás de ella se encuentran las siglas de International Business Machines. Ahora IBM ha reclutado a las japonesas Asahi Kasei y Central Glass en esta aventura para dejar atrás los escasos 160 km de alcance ofrecidos por las baterías de iones de litio actuales, y aprovecha la ocasión para explicarnos de forma muy sencilla su funcionamiento.

Básicamente, la tecnología de litio-aire busca conseguir baterías capaces de generar electricidad al "respirar" de forma similar a un pulmón. En lugar de utilizar pesados óxidos metálicos, las baterías de litio-aire emplean finas láminas de carbono para absorber oxígeno procedente del aire y generar electricidad mediante la reacción que se produce al combinar las moléculas de O2 con los iones de litio. Lo bueno de esta reacción es que es totalmente reversible; bastaría con aplicar una corriente eléctrica para separar de nuevo el oxígeno y expulsarlo al exterior, devolviendo la batería a su estado original.

Tesla nos invita a contemplar el interior del Model X

De verdad que nos cuesta comprender de dónde saca el tiempo Elon Musk. El co-fundador de PayPal y máximo responsable de SpaceX presentó la semana pasada el tercer modelo de Tesla Motors, su fabricante de vehículos eléctricos, y aunque posiblemente ya habrás visto las imágenes de este crossover de altas prestaciones y uno o dos motores eléctricos (por si lo quieres con tracción trasera o integral), todavía no habíamos tenido ocasión de observarlo en funcionamiento. Hasta ahora.

Durante la presentación del Model X el pasado día 9, Tesla ofreció a sus clientes la posibilidad de dar una vuelta a bordo de un prototipo conducido por un piloto de la compañía, y a pesar de que Musk todavía no quiere demostrar públicamente su aceleración de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos, al menos nos es posible echar un vistazo al interior de este singular todocamino, que como el Model S equipa un tablet de 17 pulgadas con Linux y un chipset Tegra 2, que lo mismo debería ser actualizado a la tercera generación cuando el coche salga a la venta en 2014.

Tienes un par de vídeos tras el salto.

Galería: Tesla Model X

El consorcio vasco Hiriko presenta el primer prototipo de su coche eléctrico plegable

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha tenido el honor de presentar hoy ante las puertas del brazo ejecutivo de la Unión Europea el primer prototipo funcional y escala completa del Hiriko, el proyecto de coche eléctrico plegable desarrollado por el epónimo consorcio de empresas vascas que se encuentra detrás del mismo.

El vehículo, que toma por base una idea concebida en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), evoluciona de esta forma desde los anteriores modelos a escala reducida y se convierte en un automóvil de verdad. Sus características técnicas contemplan un sistema de cabina de apertura frontal, un maletero de 300 litros, 120 km de autonomía, una velocidad punta de 90 km/h (limitada a 50 km/h), cuatro ruedas motrices robotizadas y un singular chasis segmentado que permite plegar el vehículo cuando no está siendo utilizado para ahorrar espacio.

El propósito de Hiriko, con base en Álava y formada por la asociación de Guardian, SAPA Placencia, TMA, Forging Products, BRW - Basque Robot Wheels, Maser MIC e Ingeinnova es ofrecer un automóvil urbano ecológico y de reducido tamaño, apto para esquemas de alquiler y transporte compartido, pudiendo alquilarlo igual que uno haría con las bicis de los sistemas de préstamo municial, para dejarlo plegado en zonas de aparcamiento específicas mientras se carga a la espera del próximo usuario.

Una vez finalizados los 20 prototipos iniciales el Hiriko comenzará a ser fabricado "más o menos en serie" a partir de 2013 en Vitoria. Inicialmente será exportado a las ciudades que ya han mostrado su interés en el coche para sus programas municipales de car sharing, que incluyen Victoria, Barcelona, Malmo (donde se realizará el estudio de viabilidad), Berlín, Boston y San Francisco, que ya han firmado contratos. También hay interés en expandirse en Oriente y Latinoamérica, con países como Brasil (Florianópolis ya está presente en la lista de ciudades iniciales), Ecuador, Argentina y Chile en el punto de mira. Más adelante se espera abrir fábricas de forma local para proveer a las urbes interesadas, usando componentes fabricados en el País Vasco.

Galería: Hiriko

Cuatro petroleras japonesas se alían para electrificar sus gasolineras

Ve prestando atención, porque este es el futuro. Así como los constructores de viviendas van (o como mínimo deberían ir) pensando ya en sistemas de carga para garajes individuales y comunitarios, en Japón cuatro de las mayores compañías petroleras del país se han aliado para convertir varias de sus estaciones de servicio en electrolineras, donde convivirán los tradicionales surtidores de combustible con los conectores de carga rápida.

De esta forma, Cosmo Oil, Idemitsu Kosan, Nippon Oil y Showa Shell Sekiyu KK comenzarán a instalar puntos de carga para vehículos eléctricos igual que si fueran simples surtidores de combustible, ofreciendo tarifas asequibles para atraer a los clientes. En lugar de cobrar por recarga se ofrecerán bonos mensuales con una tarifa plana de 3.000 yenes (29 euros/38 dólares al cambio), que permitirán repostar tantas veces como se quiera. Además, las electrolineras ofrecerán servicios adicionales a los clientes mientras sus vehículos se cargan, lo que ya supone un aliciente frente a los puntos de carga independientes (si te limpian las lunas, eso que te llevas).

El programa, que dará comienzo en el primer trimestre de 2012, se centrará inicialmente en 27 estaciones de servicio situadas en las prefecturas de Tokio y Kanagawa, e igual que sucedió con el lanzamiento limitado de coches eléctricos como el MINI E, su propósito es estudiar el correcto funcionamiento de los sistemas de carga eléctrica para estaciones de servicio y validar su uso comercial antes de dar comienzo a su implantación en masa.

[Vía Green Car Congress]




Noticias AOL