Skip to Content

AOL Tech

BAESystems posts

Taranis, el superdrone invisible británico, despega por primera vez (vídeo)

Taranis, el superdrone invisible británico, despega por primera vez  (vídeo)
Taranis, dios del trueno, ocupa un lugar privilegiado en el antiguo panteón celta. En el mundo real, es el nombre con el que BAE Systems ha bautizado a su avión no tripulado más sofisticado hasta la fecha, un aparato que podría revolucionar los teatros de operaciones del futuro. Anunciado públicamente en junio de 2010, el contratista de defensa británico ha hecho público el vídeo de su primer vuelo, un acontecimiento que tuvo lugar el 10 de agosto de 2013, y que se había mantenido en secreto hasta ahora. Pero es que realmente gran parte de los detalles relacionados con este sofisticado prototipo de demostración permanecen en la oscuridad. El vuelo tuvo una duración de 15 minutos y tuvo lugar en una pista de pruebas cuya localización no ha sido revelada (aparentemente el lugar escogido fue el desierto australiano), aunque BAE Systems indica que desde entonces ha realizado otros test, incluyendo uno que se prolongó durante una hora.

La construcción del Taranis ha costado 185 millones de libras (222 millones de euros al cambio) al Ministerio de Defensa británico y sus socios tecnológicos, cuando inicialmente su presupuesto era de 140 millones. Parte de este dinero en su diseño "invisible" al radar, con una longitud y una envergadura de 11,35 y 9,1 metros respectivamente, aunque más interesante es su funcionamiento semiautónomo. Aunque técnicamente el Taranis es controlado vía satélite desde una base en tierra, el avión ha sido diseñado para llevar a cabo misiones de alcance intercontinental con un nivel mínimo de supervisión humana, volando automáticamente hasta el lugar programado y detectando posibles objetivos en pleno vuelo, tras lo cual alerta al control de tierra para solicitar nuevas órdenes.

El Taranis es por ahora un prototipo con el que BAE Systems busca probar nuevas tecnologías aplicadas al desarrollo de drones más sofisticados. No hay por tanto planes para introducirlo en los hangares del ejército del aire británico tal y como lo conocemos hasta ahora, aunque su posible derivado de producción podría ser desplegado pasado el año 2030.

BAE Systems anuncia NAVSOP, un sistema de posicionamiento que utiliza señales WiFi, de telefonía y TV para cuando el GPS no es suficiente

BAE Systems asegura que NAVSOP es un sistema de geolocalización más preciso que GPS
Las noticias sobre la debilidad del sistema GPS en equipos de tipo militar se han convertido en materia de debate en los ministerios de defensa de todo el mundo, y es que no resulta especialmente complicado impedir el acceso de tropas y UAV al sistema de posicionamiento más extendido del mundo usando inhibidores. Bien, pues BAE Systems quiere poner fin a este problema con NAVSOP.

A diferencia de los sistemas GPS y GLONASS, que utilizan solamente señales de satélite para indicar la situación del usuario, el NAVSOP (Navigation via Signals of Opportunity) hace además uso de tecnologías de triangulación desde torres móviles, torres de televisión, WiFi, torres de radio y hasta transmisores portátiles, obteniendo de esta forma una ubicación más precisa, e incluso válida en lugares donde no llegan las señales vía satélite, como por ejemplo túneles y edificios.

Aunque NAVSOP ha sido diseñado en primera instancia para su integración en sistemas militares, los ingenieros de BAE aseguran que su tecnología también podrá ser usada por civiles como nosotros. Algo a tener en cuenta cuando construyamos la Torre Engadget.

[Vía BBC]

La Marina de EEUU prueba su último prototipo de railgun

La Marina de EEUU prueba su último prototipo de railgun
Hace cuestión de unas semanas la Marina Estadounidense consiguió salvar in extremis de la cancelación a su proyecto de cañón de riel (railgun para los fanáticos de los FPS), y ha decidido celebrarlo con fuegos artificiales. El proyecto, que contempla el desarrollo de un cañón capaz de lanzar proyectiles ingeligentes a velocidades hipersónicas mediante un campo magnético, tiene trabajando a varios contratistas de defensa en sus propios prototipos, siendo el de BAE Systems uno de los últimos en ser modernizados.

El pasado 30 de enero la compañía británica presentó su último prototipo a la Marina, que para ir caldeando el ambiente ha publicado un vídeo de este cañón de 12 metros de largo que podría instalado en buques de guerra a partir del año 2020. El condicional se debe a que ahora mismo la tecnología presenta algunos inconvenientes, como el brutal consumo energético (ya se piensa en montar gigantescas baterías en los barcos) y el desgaste del cañón, que ahora mismo quedaría totalmente inservible tras unos pocos disparos.

Tras el salto podrás lo que sucede cuando se utilizan un millón de amperios para propulsar un humilde pedazo de aluminio.

BAE Systems muestra su sistema de invisibilidad contra infrarrojos

Tener a tu disposición el más avanzado sistema de defensa contra cohetes puede suponer una ventaja decisiva en el campo de batalla, pero aún mejor sería si el enemigo no pudiera verte, y no hablamos ya de usar pinturas de color tierra o redecillas con ramas y arbustos. El próximo gran reto está en hacer que los vehículos de transporte y combate sean invisibles a los sensores infrarrojos, algo que cada vez está más cerca gracias a sistemas como Adaptiv, desarrollado por el contratista de defensa BAE Systems y la FMV, el organismo sueco responsable de mantener al día el material usado por las fuerzas armadas del país.

A diferencia de sistemas de ofuscación utilizados actualmente que se basan en crear nubes impenetrables por las cámaras de visión nocturna (pero que no dejan de delatar tu presencia), Adaptiv utiliza una serie de paneles de 14 cm observan la temperatura de los alrededores y la replican con precisión, de forma que la firma térmica del vehículo se funde con el entorno. Pero no sólo eso; dado que es posible modificar la temperatura de dichos paneles de forma independiente, hasta sería posible disfrazar unidades completas, de forma que un tanque podría pasar por un inocente Fiat 500.

Según BAE Systems, la tecnología no sólo podría ser útil para proteger camiones y tanques, sino también edificios, helicópteros e incluso barcos. Si quieres ver una demostración de su funcionamiento, tienes un vídeo oficial tras el salto.

BAE Systems desarrolla un método de camuflaje militar basado en e-ink

BAE Systems acaba de anunciar el desarrollo de un ambicioso método de camuflaje para tanques y demás vehículos militares basado en e-ink de colores. La idea consiste en colocar un gran panel con dicha tecnología en el lateral del objetivo a proteger, cuyo principal cometido será captar los detalles que se encuentran a su alrededor en tiempo real para tratar de confundirse con el entorno como si de un camaleón XXL se tratase. En concreto sus creadores tienen en mente labores de protección para los soldados que se encuentran en Afganistán, donde el terreno cambia con frecuencia de zonas desérticas a vegetación más o menos abundante, y un invento así puede resultar mucho más fácil de disimular que el metal pintado habitual. Ya puedes esperar cómodamente sentado la llegada de los primeros e-readers con tinta electrónica a color a tu mesa de trabajo, que la compañía promete tener en marcha los primeros prototipos en un espacio de apenas cuatro años.

[Vía Switched]

Láseres de BAE Systems harán que piratas no puedan apuntar sus armas

El problema con piratas en las costas de Somalia es tan grave que gobiernos y compañías alrededor del mundo están invirtiendo grandes cantidades de dinero buscando soluciones. Esta vez es BAE Systems la empresa que ofrece un interesante producto, que se basa en el uso de láseres para alertar a piratas a más de 1,5km de distancia de que han sido ubicados, y a corta distancia podría causar ceguera temporal que impediría el uso de armas como los "AK47s y lanzagranadas". Roy Evans, representante de BAE, dice que "el efecto es similar a cuando pilotos de jets de combate atacan en dirección del sol", y esperan que el uso de estos láseres no tenga ningún efecto permanente en los piratas, sin embargo, todavía se deben realizar más pruebas para asegurarse de que el sistema terminará siendo seguro y podrá ser usado en barcos comerciales.

[Vía BBC]

BAE y el Ministerio de Defensa británico presentan el avión de combate no tripulado Taranis

Al avión de combate de Boeing le acaba de salir competencia. La última nueva ave de presa no tripulada ha sido presentada hoy mismo por el Ministerio de Defensa del Reino Unido, que ha contratado a BAE Systems el desarrollo del Taranis (como el dios celta del trueno), un caza cylon una aeronave que a diferencia de UAV armados como el famoso Predator, no sólo es apta para su uso en zonas más o menos controladas por el ejército a sus mandos, sino que además puede adentrarse en el espacio aéreo enemigo para lanzar ataques. Un detalle importante es que aunque se trata de un vehículo aéreo no tripulado, el Taranis no es autónomo, dado que su control se realiza desde tierra.

Según BAE Systems, "más de un millón de horas de trabajo" han sido invertidas en su desarrollo, y el año que viene comenzará su etapa de pruebas.

BAE Systems desarrolla chalecos antibalas "líquidos" más ligeros y resistentes

Científicos británicos del conglomerado de defensa BAE Systems han desarrollado un líquido especial que se puede combinar con kevlar para crear chalecos antibalas más resistentes. La base de su funcionamiento es francamente curiosa, dado que las propiedades físicas de este fluido le permiten imitar en cierto modo el funcionamiento de las protecciones de alta tecnología utilizadas por algunos esquiadores, actuando de lubricante a baja velocidad y endureciéndose rapidísimamente al sufrir un impacto.

En palabras de sus creadores, es algo así como una "natillas a prueba de balas", que posiblemente sea una de las descripciones más deliciosas cogidas por los pelos que hemos escuchado en mucho tiempo. Por fortuna sus efectos en nuestras barrigas serían notablemente distintos a los que tenemos en mente; durante las pruebas a las que está siendo sometido, un "gran cañón de aire comprimido" disparó munición metálica a 300 metros por segundo sobre 31 capas de kevlar sin tratar y 10 con las "natillas" en cuestión, que mostró ser más efectiva a la hora de proteger a su portador. Puedes ver el vídeo haciendo clic sobre la imagen de arriba.




    Noticias AOL